La ‘mini reforma’ laboral que trajo la covid-19 a Colombia

Se estrenan medidas en las jornadas, plazos en el pago de la prima y el cambio en auxilio de transporte por conectividad.

Teletrabajo

Desde el 2008, la Ley 1221 de 2008 regula el teletrabajo para la prestación de servicios utilizando las herramientas TIC.

AFP

POR:
Portafolio
junio 04 de 2020 - 10:00 p.m.
2020-06-04

Con cambios en los horarios, auxilios y prestaciones, el Gobierno ha hecho modificaciones laborales que afectan a los colombianos y que están consignadas en el decreto 770 de 2020 y la circular 041 del Ministerio del Trabajo. La idea es dar una mayor flexibilidad con esas medidas, que no serían del todo nuevas.

(Lea: Empleadores podrán acordar con trabajadores pago de la prima a plazos)

El ministro de Trabajo, Ángel Custodio Cabrera, explicó las decisiones de acuerdos en el pago de la prima a plazos y definición de los turnos, entre otros.

(Lea: El revolcón laboral que piden los empresarios)

La primer medida tiene que ver con el mecanismo de protección al cesante pues, en el subsidio de desempleo, se ampliaron los recursos con las cajas de compensación familiar para dar más cobertura a las personas que cumplen con los requisitos establecidos en la ley.

(Lea: Por emergencia del covid, semana laboral podrá ser de cuatro días)

“Pasamos de 91.000 a 150.000 subsidios para los cesantes con recursos de las cajas de compensación familiar, quienes podrán entregar este beneficio a cerca de 60.000 personas nuevas que estaban en espera”, explicó el ministro.

Para el caso de los turnos, Cabrera enfatizó que los empleadores no podrán asignar cargas de trabajo diferentes a las que correspondan dentro de la jornada laboral.

Igualmente, deben respetar los días pactados, y el asalariado tendrá que atender de manera prioritaria en su horario laboral los correos electrónicos y mensajes vía Whatsapp, directrices que imparte en la circular 0041 de 2020, el Ministerio del Trabajo, respecto del ‘trabajo en casa’.

“Para prevenir la circulación masiva de personas en medios de transporte y la aglomeración en espacios laborales, a través de la concertación entre empleadores y trabajadores, pueden organizarse turnos sucesivos que no excedan las 8 horas al día y máximo 36 horas a la semana, cumpliendo con todos los protocolos de bioseguridad”, afirmó el jefe de la cartera laboral.

Así mismo, durante la vigencia de la emergencia sanitaria por la pandemia, con un previo acuerdo entre empleadores y trabajadores, la jornada laboral puede distribuirse en 4 días de la semana con un trabajo diario de máximo 12 horas, permitiéndole así mayores días de descanso a los empleados y sin tener que hacer modificaciones del reglamento interno del trabajo.

“Es importante resaltar que para los casos en los que las jornadas abarquen horarios nocturnos o festivos, deberán aplicarse los recargos correspondientes, cuyos pagos también deberán ser acordados entre las partes y se podrán diferir. Además, los empleadores se encargaran de garantizar el cumplimiento en seguridad y salud”, dijo.

Con respecto a la prima de mitad de año, el titular de la cartera laboral fue claro en que esta, como todos los derechos de los trabajadores, se debe pagar.

“La reglamentación plantea que deberá existir un acuerdo fraterno entre empleador y trabajador para trasladar, máximo hasta el 20 de diciembre del año en curso, el primer pago de la prima de servicios, la cual podrá concertarse para hacerse hasta en tres pagos hasta dicha fecha”, agregó.

Al igual que con el subsidio a la nómina, el Gobierno Nacional tiene el programa de Apoyo a para el Pago de la Prima de Servicios (PAP) que se hace con los recursos del Fondo de Mitigación de Emergencias (FOME), y que beneficiará a los trabajadores dependientes afiliados al Sistema General de Seguridad Social y cotizantes de la Planilla Integrada de Liquidación de Aportes (Pila), con un ingreso base desde un salario mínimo mensual legal vigente hasta un $1 millón.

El subsidio aplica al número de trabajadores que estén vigentes en la nomina de junio y el aporte del Gobierno Nacional para cada trabajador será de $220.000.

DE TRANSPORTE A CONECTIVIDAD

El decreto legislativo número 771 indica que el empleador deberá reconocer el valor establecido para el auxilio de transporte, así como de conectividad digital, beneficio que estará disponible para los trabajadores que devenguen hasta dos salarios mínimos.
El monto es de $102.853 y la medida es temporal y transitoria mientras la emergencia sanitaria esté vigente.

“Las prestaciones como la dotación no podrían cambiarse porque su fuente es el Código Sustantivo del Trabajo, el tema de pasar un subsidio de transporte a uno de conexión está bien intencionada.
Pero por ejemplo, en la ley 1221, en la que está el teletrabajo, se determina el auxilio de conexión para todas las personas que lo realiza, lo que se hizo con esta determinación fue limitarlo a unos trabajadores”, explicó Iván Jaramillo, investigador del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario.

Según el experto, al iniciar la pandemia en el país, el Gobierno “casi que desmontó con una circular el modelo de teletrabajo e incorporó el de trabajo en casa. Esta figura es difícil de explicar porque se está tratando de legislar algo que ya existía en una ley y ahora se hace vía circulares”.

Es importante, según Jaramillo , que ya que se están haciendo estos cambios, que el Gobierno empiece a impulsar el derecho a la desconexión laboral y se haga una buena aplicación del teletrabajo, que se hace con leyes que no son nuevas y no se toman por la pandemia, sino que están en el país desde el 2008.

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido