close
close

Economía

‘La pandemia hizo más evidente las vulnerabilidades’

Rosario Córdoba asegura que el país tiene varias reformas pendientes, que los retos son enormes y que la competitividad es un trabajo de largo plazo.

Rosario Córdoba, presidente del Consejo Privado de Competitividad.

Rosario Córdoba, presidente del Consejo Privado de Competitividad.

Archivo particular

POR:
Portafolio
noviembre 22 de 2020 - 07:39 p. m.
2020-11-22

El Consejo Privado de Competitividad realiza anualmente, y desde 2007, el Informe Nacional de Competitividad, un reporte que analiza los retos del país para ser más productivo. La entrega del documento será mañana y la presidente de la entidad, Rosario Córdoba, conversó con Portafolio sobre los desafíos que enfrenta el país actualmente en este aspecto, las reformas pendientes, y cómo la pandemia reforzó falencias de nuestros sistemas.

(Colombia cae en competitividad laboral). 

Dada la coyuntura de 2020, ¿cuáles son los principales retos en competitividad?

Hay que empezar desde antes de la pandemia. Colombia tiene retos que se reflejan en mediciones como el Índice Global de Competitividad del Foro Económico Mundial, que mide diferentes determinantes de la productividad.

La competitividad es un trabajo de largo plazo, hay retos enormes que estaban presentes antes, lo que pasa es que la pandemia hizo visible una cantidad de vulnerabilidades estructurales que tiene Colombia, y precisamente, porque no tenemos las condiciones de competitividad adecuadas ni la productividad que requeriríamos para ser una sociedad más resiliente, es que se ven todas estas vulnerabilidades.

(Nuevas propuestas para subir la competitividad). 


Ahora con la pandemia vemos lo importante que es ponernos las pilas, se hacen más visibles las necesidades de ser más competitivos, pero también hay que aprovechar para seguir profundizando en avances y hacer todas esas reformas pendientes que nos vuelven totalmente vulnerables.

Cuando nos ponemos a mirar esas situaciones tenemos el mercado laboral, la calidad de las instituciones, la adopción de tecnología, el acceso a la educación; otro punto es nuestra capacidad de innovación como país, y la importancia que esto tiene en un momento como el actual, para salir mejor y de manera más ágil de la pandemia.

¿Cuáles son los cuellos de botella más preocupantes que tiene el país?

Diría que entre los más preocupantes están en todo el tema de conectividad, tanto en lo digital, pero también es esencial el tema vial, las vías terciarias, conectar poblaciones con los mercados. Eso es lo que verdaderamente haría que el país fuera más homogéneo y sin tantas disparidades.

También todo lo que tiene que ver con el acceso a la educación, y sobretodo de calidad, no todas las personas reciben la misma calidad de educación, y en este contexto millones de niños y jóvenes interrumpieron su proceso educativo, y ahí la conectividad también es clave para que no sigan aumentando las brechas que ya existían de antes.

¿Qué ventajas tiene Colombia y qué es en lo que más viene avanzando?

Nunca podemos decir que la tarea en competitividad haya terminado, siempre habrá un camino por recorrer y para estar en una mejor situación. El desarrollo se va dando por etapas.

Por ejemplo, en salud, antes de la Ley 100 la cobertura era solo 55%, hoy es de 95%, un dato maravilloso, y cuando uno ve en el Foro Económico Mundial, a Colombia le va muy bien, tiene una cobertura que pocos países tiene. Lo que se busca ahora es que sea igual en términos de calidad y acceso. Lo mismo sucede en educación.

No es ser negativo o crítico, sino que el camino siempre está dado para que se siga mejorando, y hay avances importantes. El año pasado Colombia avanzó en 10 de los 12 pilares de competitividad del Foro Económico Mundial, es algo muy positivo, todavía hay mucho camino por recorrer y tener una mejor calidad de vida para toda la población.

El Informe de Competitividad brinda herramientas de políticas públicas, ¿cómo se han incorporado desde el Gobierno?

Cuando hacemos el Informe Nacional de Competitividad analizamos diferentes frentes que componen la competitividad y vemos en qué estado está cada uno, en educación, instituciones, salud, política fiscal, y hacemos unas recomendaciones, que en la mayoría de los casos son bien recibidas y se traducen en política pública.

Algo importante es que Colombia tiene un Sistema Nacional de Competitividad e Innovación, que fue creado en 2005. En el Sistema está el Gobierno Nacional, los gobiernos regionales, miembros de la academia, del sector productivo, las centrales obreras y nosotros, el Consejo Privado de Competitividad, somos parte del comité ejecutivo de ese ecosistema. Es en ese foro llevamos estas recomendaciones, y trabajamos para que el Gobierno las incorpore en sus Conpes e instrumentos de política pública.

¿Cuál son esas reformas estructurales que el país necesita?

Son reformas que todos creemos desde hace años que hay que hacer, que no nos hayamos puesto de acuerdo como sociedad sobre cómo hacerlas es otro tema. Además, todas las reformas están interrelacionadas. En el mercado laboral colombiano, hay una tasa de desempleo altísima, y una alta tasa de informalidad, algo no está funcionando bien. Nuestras normas laborales tienen una cantidad de distorsiones que llevan a que ese mercado no funcione bien. La conversación es cómo hacemos para que el mercado laboral sea más formal e incluyente, con mejores empleos y acceso a seguridad social.

Otra es la pensional, Colombia tienen uno de los sistemas más inequitativos del mundo, solo uno de cada cuatro colombianos en edad de pensión se puede pensionar, y adicionalmente, las pensiones más altas en el sistema de prima media reciben subsidios muy superiores a los de personas que ganan un salario mínimo.

Otra reforma importante es la fiscal, desde antes de la pandemia Colombia tenía que hacer un esfuerzo para que su recaudo como porcentaje del PIB sea superior al que tiene hoy, que está en 19,4%. Lo que el Gobierno recauda no es suficiente para hacer todo lo que el país necesita.

En los últimos años el país ha avanzado en los índices internacionales, ¿cómo vamos frente a otras economías de la región?

En Colombia, cuando se creó el Sistema Nacional de Competitividad e Innovación, se fijaron algunos objetivos, como que para 2030 estuviéramos entre los 3 países más competitivos de América Latina, no estamos de terceros, pero tampoco somos los peores, nos estamos moviendo entre el cuarto y el quinto lugar, pero sí hay países a los que les va mejor que a Colombia, como Chile. Eso no quiere decir que no hemos avanzado, Colombia tiene un potencial maravilloso para estar entre los mejores.

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido