La Puente, un ‘as’ del Cerrejón para recuperar su operación

Con este proyecto, la mina busca regresar a los niveles de producción de hace tres años e incrementar las ventas por la misma calidad del mineral.

Cerrejón

La producción se situaría en unas 26 millones de toneladas en los próximos cinco años.

EFE

POR:
Portafolio
noviembre 27 de 2019 - 08:56 p.m.
2019-11-27

El proyecto del tajo La Puente, es uno de los ‘as’ bajo la manga que tiene la administración del complejo minero del Cerrejón, no solo para llevar la producción de carbón a niveles de hace tres o cuatro años, sino para ganar en ventas en el mercado internacional por la calidad del mineral.

Y es que el panorama para una de las minas más grandes del mundo a cielo abierto no está del todo claro, debido a la declinación de su producción en los frentes de operación, y a la baja en el precio del carbón en los mercados internacionales.

(Cerrejón mantiene defensa de su Plan de Manejo Ambiental). 


Es por estas dos razones, que la administración del Cerrejón apela al tajo La Puente, ubicado en el límite norte de su concesión minera, para llegar a una producción de 30 millones de toneladas del mineral por año.

Sin embargo, casi tres años después de haberse modificado parcialmente el cauce del arroyo Bruno, para ampliar el rango de operación del citado tajo, varias medidas cautelares interpuestas por comunidades que habitan en la zona de influencia del complejo minero, le pusieron freno de mano al desarrollo de esta tarea.

Por esta razón, la administración del Cerrejón está a la espera que en los próximos meses se despeje el camino judicial para que en cuestión de meses se reinicien las tareas.

EN EL PLAN OPERATIVO 

Voceros del complejo minero le explicaron a Portafolio que el proyecto del tajo La Puente está contemplado en el plan operativo de Cerrejón desde el año 1998 con un doble objetivo: reemplazar las áreas donde estan finalizando operaciones para acceder a reservas de carbón, con mayor costo eficiencia y mejor calidad (mayor poder calorífico, por encima de 11.000 btu), que es el que demanda el mercado internacional.

“Este proyecto es relevante en la sostenibilidad de la compañía en las décadas por venir, y por tanto en la capacidad que ésta tiene de traducir su producción de carbón en riqueza social, mediante la generación de empleos, el pago de impuestos y regalías, y la realización de diferentes inversiones que apuntan al desarrollo de La Guajira y el bienestar de su gente”, subrayó una de las fuentes consultadas.

Recalcaron los voceros del Cerrejón, que el tajo La Puente, desde su concepción “se planeó y ejecutó” contando con todas las autorizaciones requeridas en la legislación vigente y con la debida autorización de todas las autoridades competentes.

(El área que ayudará a elevar la producción en el Cerrejón). 


Además, resaltaron que la modificación parcial del cauce del arroyo Bruno, es referente de cómo se debe realizar una intervención sobre los cuerpos de agua, asegurando la réplica de las condiciones originales del arroyo para garantizar su sostenibilidad sin afectar la disponibilidad de agua. “Los altos estándares utilizados en todo el proceso lo hacen ser hoy un referente no solo en Colombia, sino en el mundo”, aseguró uno de los voceros.

FRENO A LA OPERACIÓN 

Sin embargo, pese a todos los esfuerzos realizados por la administración y el equipo de abogados del complejo minero desde hace tres años, no ha sido posible la reapertura de la operación. 

“No se ha podido acceder a estas áreas mineras por requerimientos derivados de decisiones judiciales que han bloqueado el reinicio de labores”, reiteró una de las fuentes de la compañía. 

Por esta razón, el complejo minero esta trabajando en una ‘Mesa Interinstitucional’, compuesta por 17 entidades del sector público, tanto regionales, como nacionales y representantes de la empresa, con el objetivo de responder a siete interrogantes que presentó la Corte Constitucional frente al proyecto.

Al respecto, los voceros indicaron que en este escenario ha sido fundamental la participación de las comunidades, tanto del área cercana al arroyo Bruno como de otras , que han querido expresar su opinión frente a los cuestionamientos planteados por el alto tribunal.

“Estamos esperando una pronta solución y que se cumplan los cronogramas planteados. La fecha determinada por la Corte Constitucional para dar las respectivas respuestas venció en agosto de este año y por tanto trabajamos de la mano de autoridades y comunidades, para poder salir de la incertidumbre”, dijo uno de los voceros.

MANEJO AMBIENTAL 

A la pregunta de cómo se realizó la modificación parcial del cauce del citado arroyo, las fuentes recalcaron que precisamente el mayor compromiso era conservar el mismo cauce.

Y para lograrlo, obtuvieron todos los permisos necesarios de las autoridades ambientales locales y nacionales. Además explicaron que realizaron estudios técnicos independientes, por expertos nacionales e internacionales, y socializaron la iniciativa con los distintos grupos de interés, entre ellos las comunidades.

“En una visita realizada con científicos del Instituto von Humboldt comprobamos la buena salud del ecosistema y la biodiversidad, se evidenció la presencia de 149 especies en el cauce modificado del arroyo Bruno y de un buen flujo hídrico, típico de esta época del año en La Guajira”, señalaron.

Cabe aclarar, como lo ha certificado el Ideam que este es un arroyo estacional, por lo que presenta periodos de sequía y llena su cauce en época de lluvias.

Finalmente, los voceros del Cerrejón señalaron que el tajo La Puente está acompañado de un plan de compensación para la preservación de la cuenca media y alta el cual se ejecutará con las comunidades aledañas, lo que generará valor social.

PRESIDENTE DEL CERREJÓN 

Para Guillermo Fonseca, presidente del Cerrejón, la mina tendrá una pérdida de flujo de caja de US$170 millones este año, debido a que los precios del carbón están por debajo del punto de equilibrio, afectados por una menor demanda en medio de la desaceleración del crecimiento económico mundial y los movimientos globales hacia energías más limpias. “Estamos reformulando la operación de la mina. Y como respuesta a aceptar que los precios se van a quedar ahí se tomó la decisión de reducir el tamaño de la mina”, dijo Fonseca. “Estamos hablando de que la mina ese está reduciendo 15% a 18% como resultado de lo que estamos viendo”, agregó.

Alfonso López Suárez
Redacción Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido