‘La región cumpliría objetivos de reducción de pobreza a 2030’

Según María Ana Lugo, del Banco Mundial, Latinoamérica está cerca de superar la meta por debajo del 3%.

niñez

Para seguir mejorando en las cifras de pobreza extrema, los países deben mantener un alto crecimiento económico.

Archivo

POR:
Portafolio
septiembre 19 de 2018 - 09:21 p.m.
2018-09-19

El mundo sigue reduciendo sus índices de pobreza extrema, pero en los últimos años lo hace a un ritmo menor de lo que venía logrando en las últimas décadas.

Esta es una de las principales conclusiones que presentó un estudio sobre pobreza extrema del Banco Mundial. María Ana Lugo, economista senior del organismo y una de las coautoras del informe, explica que, aunque Latinoamérica podría cumplir con los objetivos marcados a 2030, el resto del mundo tendría que crecer casi a un 8% para alcanzar ese logro.

(Lea: ¿Cómo los países pobres pueden ponerse al corriente?

¿Cómo va la lucha contra la extrema pobreza?

El informe muestra que en los últimos 25 años la pobreza extrema, que se mide con la línea internacional que es US$1,90 según la paridad de poder adquisitivo (PPA) de 2011, se ha reducido de 36% en 1990 a un 10% en el 2015. Cada año, el mundo ha conseguido reducir la pobreza en promedio en un punto porcentual. Sin embargo, lo que observamos es que en los últimos años este proceso se ha ido desacelerando, pasando a poco más de medio punto porcentual, lo que plantea grandes desafíos a futuro.

(Lea: Pobreza, uno de los males que produce la crisis del hambre

¿Por qué se da esa desaceleración?

En gran medida tiene que ver con las fuerzas que estuvieron detrás de esa caída tan importante, que son Asia, que ha crecido a unas tasas impresionantes y ha reducido la pobreza. Vemos que en el continente africano eso no ha pasado de la misma manera y la consecuencia es que se concentra la pobreza más en África, pues el crecimiento económico es menor y la capacidad de traducir eso en una reducción, también.

Existen otras fuerzas como la desaceleración del crecimiento de los países que dependen de productos primarios, como es el caso de América Latina.

(Lea: La pobreza que cuesta superar en Colombia

¿Cómo compara a la región en esta situación?

América Latina está entre las zonas con menores tasas pues, según la última medición, está en el 4,1%. Colombia está prácticamente igual, al 4,5%, en el promedio de la región. Pero hay que tener en cuenta que algunas regiones de Asia o Europea Central tienen datos del 1,5% o 2,3%.

¿Cuántas personas hay en la región que ganen menos de US$1,9?

Son 25,9 millones.

¿En qué deberían mejorar los países?

En términos generales, hay tres líneas fundamentales a mantener: la primera es, sin duda, el crecimiento económico, pues es el motor más importante en la reducción de la pobreza, y hay que asegurar que ese crecimiento llegue a todos, también a los más vulnerables. En segundo lugar, los conflictos son muy negativos para el bienestar y dificulta el acceso a los mercados y el funcionamiento de los servicios básicos, por lo que tienen un efecto importante de corto y largo plazo. Por último hay que invertir en el capital humano de las personas. Al final de cuentas, la lucha contra la pobreza depende de lo que la gente puede conseguir con su propio trabajo y, en ese sentido, asegurar que tengan lo necesario es clave.

¿La región aprovechó la bonanza económica para reducir la pobreza?

América Latina y sobre todo Suramérica fue muy beneficiada con una tendencia de precios de commodities favorable para la región, pero hay diferencias entre los distintos países. Creo que en general sí que han logrado crecer y hacerlo de una forma inclusiva, aunque algunos lo han hecho de forma más sustentable que otros.

¿Cuánto dejan de ganar los países al no incluir a este segmento?

Es prácticamente imposible cuantificar. Sin embargo, es claro que este crecimiento ha ido acompañado de un proceso de prosperidad compartida, por lo que aquellos que están en los dos quintiles más bajos de la distribución han visto un avance de sus ingresos por encima de la media. Sin duda América Latina, a pesar de ser una región con grandes riquezas, sigue siendo una de las regiones más desiguales del mundo y todavía tiene mucho camino para recorrer.

¿Cómo ven la situación de pobreza en Venezuela?

La situación de Venezuela es muy compleja y no tenemos manera de medir lo que está pasando, pues los datos no están disponibles. Más allá de eso, en procesos de este tipo, de conflicto o caídas macroeconómicas, lo que está claro es que los pobres acaban sufriendo más que el resto de la población, pues tienen menos instrumentos para protegerse.

¿En qué cifra estaría la pobreza extrema en los próximos años?

Hemos realizado diversas proyecciones tomando varios supuestos de lo que pasaría en los países y la información de sus crecimientos. Todo esto nos indica que para el 2030 la pobreza extrema rondaría el 5 o 6%, por lo que a menos que los países crezcan a una tasa del 8%, no estaríamos llegando el 3% para este año, que es el objetivo marcado. Obviamente, esta cifra es algo que no hemos observado en el pasado y por eso es un gran desafío.

¿Y en Latinoamérica sí se lograría?

Es posible que estemos cerca de lograrlo teniendo en cuenta el promedio de la región. Hoy estamos al 4,1%, mucho más cerca, y debe haber varios países con tasas por debajo del 3%, aunque evidentemente otros no.

Rubén López Pérez

Siga bajando para encontrar más contenido