'Estamos viendo que se va a dar el cierre de 2,6 millones de empresas'

Líderes de América Latina analizaron los retos que plantea el coronavirus para el desarrollo de la región.

POR:
Portafolio
junio 11 de 2020 - 09:53 a.m.
2020-06-11

“Nos preocupa que de esta crisis la región puede salir más endeudada, más pobre, más hambrienta, con alto desempleo y, sobre todo, enojada”. Esa fue una de las alertas que lanzó Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal, en el foro "Claves para repensar el presente y el futuro de América Latina”, teniendo en cuenta los desafíos que plantea el covid-19 y que se adelantó en el marco del 50 aniversario de CAF.

El evento, que se desarrolló ‘online’, reunió además a Joseph Stiglitz, Premio Nobel de Economía; Luis Carranza, presidente ejecutivo de la CAF; Ángel Gurría, secretario general de la OCDE; y a Enrique Iglesias, exsecretario general Iberoamericano y Expresidente del BID, quienes desde sus respectivos roles han tenido un papel fundamental en la respuesta a la crisis generada por la pandemia.

Durante su intervención, Bárcena también advirtió que la pandemia puede llevar a la región a un retroceso de 13 años. “No queremos otra década perdida”, dijo al tiempo que señaló que América Latina se enfrenta hoy a décadas de mercantilización y privatización de los servicios de salud.

“Me parece que la comunidad internacional no acaba de comprender la situación de los países de ingreso medio, que ya están reorientano sus presupuestos, pero no va a ser suficiente, van a tener problemas de liquidez, de deuda”, indicó.

En ese sentido, Bárcena prevé que de no tomar las acciones correspondientes en la región se vivirá una crisis de pobreza que afectará a 215 millones de personas y de pobreza extrema de 16 millones más.

“Debemos evitar que la crisis sanitaria se convierta en una crisis alimentaria. Nos golpea en una estructura empresarial con muchas debilidades, estamos viendo que se van a dar el cierre de 2,6 millones de empresas formales, de eso estamos hablando, de una pérdida de empleo con una informalidad de 54 por ciento. Estamos en un riesgo de una década perdida”, recalcó.

Por su parte, Joseph Stiglitz, Premio Nobel de Economía, sostuvo que la pandemia ha transmitido el mensaje de las desigualdades muy fuertemente. “Esta enfermedad no genera oportunidades iguales, es decir, es injusta con quienes tienen condiciones preexistentes, con quienes están más expuestos y la vez por la naturaleza propia de su trabajo, incluso entre los que tienen menores ingresos. Por eso creo que EE. UU. Hay clamor interno para resolver las injusticias sociales y también raciales, que se están poniendo todavía de manifiesto”, anotó.

Stiglitz agregó su investigación ha mostrado el sesgo de las inversiones de capital que tratan de ahorrar mano de obra, los cuales llevan a menores ingresos y mayor desempleo. “Estos sesgos han sido agravados por las políticas de los gobiernos en la crisis de 2008 con costos de capital más bajos para las compañías y cotos de capital más altos para otros”, precisó.

Y agregó que “uno debe preguntarse cuál es el motivo por el cuál el sector privado ha estado en una postura tan inhumana, tan fallida, no solamente al momento de dar empréstitos, sino al momento de reestructurar la deuda”.

A su turno, Ángel Gurría, secretario general de la OCDE, indicó que la región está en esta coyuntura tan difícil porque ya estaba en problemas y de repente llegó el covid.

“Estábamos con un problema de desaceleración, de bajo crecimiento, la región ya no había crecido, en promedio estábamos con precios bajos de materia prima, con problemas de concentración del ingreso y con problemas de productividad, competitividad, de nuestras economías y después llegó el covid, nunca es bueno que aparezca un enemigo como este, pero en el caso de la región llegó en un momento difícil, pero además demostró qué tan mal preparados estábamos”, advirtió.

Mientras que enrique Iglesias, exsecretario general Iberoamericano y Expresidente del BID, señaló que el mundo se está enfrentando a un quiebre de la llamada relación multilateral, estamos en una regresión. “En ese ambiente el tema de la cooperación e integración regional adquiere una nueva dimensión tal o más importante que en el pasado. Tenemos que aprovechar la capacidad de hacer cosas juntos al máximo”, dijo.

Del mismo modo, añadió que la región tiene que empezar a mirar el patrimonio regional que nos dio la naturaleza y ese es el gran capital de apoyo de América Latina.

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido