La ruta de Reficar para ir más allá de 200.000 barriles día

Con una inversión de US$85 millones, Ecopetrol inicia el proyecto de integración del complejo nuevo con la planta antigua.

Reficar

La Junta Directiva de Ecopetrol ya le dio el visto bueno a la integración de la planta nueva con la antigua. CEET

Archivo particular

POR:
Portafolio
diciembre 18 de 2019 - 10:00 p.m.
2019-12-18

La administración de Ecopetrol ya trazó la hoja de ruta con la que busca llegar en el 2021 a cargar la Refinería de Cartagena (Reficar) con más de 200.000 barriles de petróleo por día (bpd).

(Lea: Ecopetrol alista ampliación en el complejo de Reficar)

Incluso la meta (según analistas del sector petrolero del país) puede llegar a ser de 250.000 bpd.

(Lea: Reficar reclamaría US$4.500 millones)

Y para cumplir con la tarea, la hidrocarburífera nacional viene dando una serie de pasos en esa dirección, donde el primero prácticamente ya lo está cumpliendo y es que en la actualidad el citado complejo industrial está refinando alrededor de 161.000 bpd, de cuyo volumen el 88% es de crudo nacional.

(Lea: Producción en Reficar redujo la importación de combustibles en 2018)

Esta cifra llama la atención si se tiene en cuenta que una de las razones por las cuales se construyó el nuevo complejo refinador, era para cargar la planta con 150.000 bpd, es decir que a la fecha procesa 11.000 bpd adicionales a la proyección inicial trazada por los ingenieros que participaron en su montaje.

Voceros de la petrolera consultados sobre el tema, resaltaron que solo la inversión en el segmento de refinación para el año entrante será del 11% y que estará orientada principalmente a asegurar la confiabilidad y rentabilidad sostenida de la operación de las refinerías de Barrancabermeja y Cartagena.

“Estos dineros también permitirán optimizar los costos de operación futuros gracias a la actualización de equipos y mejora de su desempeño”, resaltaron las fuentes de la compañía.

Por esta razón, el segundo paso de la administración de Ecopetrol lo comenzará a dar en los próximos meses, y es en el sentido de poner a andar el proyecto de interconexión de la unidad de crudo original de la antigua planta con el nuevo complejo, lo que permitirá incrementar su capacidad a más de 200.000 bpd por día en el 2021.

“Esta iniciativa contempla inversiones por US$85 millones en 2020, lo que aumenta la disponibilidad de productos limpios, permite mejorar el abastecimiento nacional de combustibles y posiciona a la empresa para aprovechar las oportunidades comerciales asociadas a la disminución global del tope de contenido de azufre en combustibles marítimos (Marpol)”, explicó uno de los voceros.

La administración de Ecopetrol ya tiene humo blanco por parte de la Junta Directiva en el tema de la ampliación de Reficar, gracias a que concluyeron los estudios de factibilidad financiera y de ingeniería que realizan los técnicos de la petrolera.

En el proceso de evaluación (financiero y de ingeniería) inicialmente se superaron dos etapas, a la que se suma la que recién terminó, y que fue liderado por el Área de Proyectos de la petrolera nacional.

Así mismo, el proyecto de interconexión de la unidad original de crudo con la nueva refinería, será sometido a la decisión de los accionistas de la firma en marzo del próximo año.

“Los ejecutivos y técnicos de Ecopetrol realizaron los respectivos estudios de factibilidad financiera y de ingeniería, y establecieron el cronograma de trabajo”, señaló Felipe Bayón Pardo, presidente de la petrolera colombiana.

Con la interconexión de la planta original con la nueva en el complejo de Reficar, y en total capacidad de funcionamiento, la petrolera colombiana espera producir desde el citado año 37.000 bpd en gasolina, 97.000 bpd en diésel, 13.000 bpd en jet A-1, 26.000 bpd en naftas, y 36.000 bpd en otros derivados (gas licuado de petróleo (GLP), arotar, propileno, coque, azufre y fuel oil).

Cabe resaltar que el proyecto de interconexión de los complejos antiguo y nuevo de Reficar hace parte de una estrategia de Ecopetrol que busca en el mediano plazo integrarla con el que está en Barrancabermeja.

La petrolera colombiana puso en marcha, a principios de noviembre del año pasado, su Sistema Integrado de Refinación (SIR), con el que busca convertirse en el surtidor más confiable de gasolina en todo el territorio nacional y, de paso, en el principal proveedor de diésel.

Con el SIR, la petrolera colombiana pretende sincronizar y complementar la producción entre las refinerías de Barrancabermeja y Cartagena, esta última con la integración de la planta original.

“Con la reactivación de la refinería antigua, que elevaría el nivel de producción en el complejo de Cartagena, sin duda se incrementaría la oferta de crudos a todo el territorio nacional”, señaló Orlando Díaz Montoya, gerente general de la Refinería de Barrancabermeja, y quien está a la cabeza del SIR.

Desde el 2020, y con la entrada en vigencia a nivel mundial del Convenio Marpol, la Refinería de Cartagena con la interconexión en plena operación se convertirá en unos de los negocios rentables de la petrolera.

La razón, esta es una de las regulaciones internacionales más exigentes en calidad de combustibles, y que obliga a reducir contenido de azufre en energéticos como el diésel para embarcaciones (buques).

Alfonso López Suárez
Redacción Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido