La Supersalud ordena mandar a liquidación a la EPS Cruz Blanca

Los afiliados serán trasladados a otras entidades y no deberían tener inconvenientes como suspensión de tratamientos o aplazamientos.

Cruz Blanca

La EPS Cruz Blanca tenía, al momento del cierre, 312.000 personas afiliadas a sus planes de salud.

El Tiempo

POR:
Portafolio
octubre 07 de 2019 - 10:05 p.m.
2019-10-07

Un mes después desde que tomara posesión de esta EPS, la Superintendencia de Salud dio a conocer que la EPS Cruz Blanca será liquidada totalmente por las graves fallas de servicios registradas, y dijeron que sus usuarios serán traslados a otras aseguradoras.

(Lea: Supersalud impone histórica multa a Medimás)

Se trata de la medida más fuerte que ha hecho el superintendente de Salud, Fabio Aristizábal, en más de un año de gestión, y significa el fin de una EPS que aseguraba a 312.000 personas en Antioquia, Valle, Cundinamarca y Bogotá.

(Lea: Los críticos hallazgos de la Supersalud en la EPS Cruz Blanca)

De acuerdo con los argumentos de Aristizábal, Cruz Blanca, intervenida desde el 2012 con 13 prórrogas, no logró que su situación mejorara y después del informe del agente especial designado hace un mes (Felipe Negret) “se encontró que todos sus indicadores eran peores a los que se habían dado a conocer, por lo que se consideró que de continuar se aumentaba el riesgo para los afiliados y, de paso, la estabilidad del sistema y el de los recursos públicos”.

(Lea: Medimás no operará más en estos tres departamentos)

Negret fue designado el pasado 4 de septiembre y concluyó que, por su crítico estado financiero, la EPS pone en riesgo la salud de los usuarios y los recursos del sistema. Hecho al que se le suma un elevado número de PQRD y de procesos sancionatorios y judiciales. “Por eso la salida más responsable es revocar su funcionamiento e iniciar la liquidación”, dijo el superintendente.

De acuerdo con Aristizábal, los números, tanto en lo financiero como en los elementos de patrimonio y en las crecientes quejas, ponen en riesgo la atención de los pacientes y la garantía del derecho fundamental a la salud, para todos ellos.

Y en tal sentido, ha definido que a partir del 1 de noviembre los asegurados adscritos a esta entidad que pertenece al grupo Saludcoop en liquidación, deben ser trasladados a otras entidades.

Cabe destacar que la EPS opera en los dos regímenes con 288 mil en el contributivo y 23 mil en el subsidiado. Todos ellos serán trasladados a otras EPS, sobre las que la Supersalud no tiene medida de vigilancia especial.

El Superintendente también dio un parte de tranquilidad a los usuarios “ni sus procedimientos, ni cirugías, ni tratamientos o medicamentos se verán suspendidos. Tanto Cruz Blanca como las EPS que los acogerán deberán garantizarles la atención”.

Como es sabido, Cruz Blanca tiene pasivos que superan los $354.255 millones, que superan los activos que apenas si alcanzan los $153.235 millones, además de haber tenido una disminución de 258.250 usuarios entre diciembre de 2015 y junio de 2019, lo que ponía en riesgo de manera significativa la estabilidad de esta entidad que, a la fecha, tiene un gran número de acciones de tutela por incumplimientos en los servicios.

Cruz Blanca permanece en el primer lugar de ránking de Peticiones, Quejas, Reclamos y Denuncias (PQRD), entre las 15 EPS del régimen contributivo, con 14.412 quejas entre enero y julio de este 2019, casi cuatro mil más que el mismo periodo del año pasado.

Entre las deficiencias que logró identificar la Supersalud, está la baja cobertura de red en los tres niveles de complejidad, así como serios problemas en el modelo de atención en salud y en el suministro de medicamentos.

De igual forma, Cruz Blanca “no cumplió con la cobertura para los servicios de baja complejidad de laboratorio clínico y de alta complejidad como oncología pediátrica; incumple con el 56% de los indicadores (9 de 16) del dominio de Experiencia en la Atención, como es el tiempo promedio de espera para la asignación de citas médicas, el tiempo promedio de espera para la asignación de citas de odontología general y el tiempo promedio de espera para la asignación de citas de pediatría, entre otros”, indica la entidad.

Siga bajando para encontrar más contenido