La tasa de interés del Emisor sería de 4,75% al cierre de 2019

Alza en tipos de intervención en EE. UU. y mejoramiento de la economía local llevarían a que el banco central tome esta decisión, según Bancolombia.

Con el 2017, serían tres años consecutivos en los cuales no se cumple la meta de inflación en el país.

La inflación del próximo año quedaría en 3,4%, según análisis de Bancolombia.

EFE

POR:
Portafolio
octubre 24 de 2018 - 10:46 p.m.
2018-10-24

Las mejores perspectivas de la economía para el próximo año, así como un potencial incremento de las tasas de interés en Estados Unidos, llevarían a que los tipos de intervención en Colombia aumenten 50 puntos básicos, hasta llegar a 4,75% al cierre del 2019.

Esta previsión, hecha por el grupo de investigaciones económicas de Bancolombia, se daría durante el segundo semestre del 2019 y respondería, además, a la convergencia del PIB nacional hacia su crecimiento potencial.

(Dato de inflación frenaría más recortes en la tasa de interés). 

De hecho, según Juan Pablo Espinosa, director de Investigaciones Económicas de Bancolombia, “para el 2019 creemos que la economía colombiana va a tener un mayor crecimiento, y nuestra expectativa apunta que vamos a pasar de un 2,6% este año a 3,2% el próximo año. Esa mayor dinámica estará explicada principalmente por una reactivación del ingreso privado, que va a tener efectos positivos sobre la inversión y sobre el consumo”.

Este aspecto llevará, según los analistas, a que la tasa de interés del Banrepública aumente, sumado a que otros aspectos externos, como el fenómeno del Niño, también podrían incidir en la decisión del Emisor.

Asimismo, según el grupo de expertos, la temporada de sequías afectaría levemente el costo de vida de los colombianos, medido en el índice de precios al consumidor (IPC).

Para Bancolombia, “la inflación va a permanecer en alrededor del 3,4%, con alguna posibilidad en los primeros meses de ver unas tasas un poco más elevadas, por fenómenos temporales como el Niño”, indicó Espinosa.

Dichas previsiones van de la mano con lo encontrado por el Ministerio de Ambiente esta semana, ya que aumentó a 90% la probabilidad de la temporada de sequías para inicios del próximo año. El ministro de Ambiente, Ricardo Lozano, indicó: “a pesar de las lluvias en buen parte del territorio nacional, se viene reduciendo la cantidad de agua. No podemos descuidarnos”.

(¿Por qué subió la tasa de usura si el Banco de la República bajó la de interés?). 


De cualquier forma, habrá otros aspectos que también incidirán en la variación de la inflación, según las proyecciones de Bancolombia. Entre estos se encuentran la posible ampliación de la base del IVA (que podría incluirse en la ley de financiamiento), un ajuste real del salario mínimo por encima del aumento de la productividad, e incluso los cambios que hará el Dane para medir la canasta familiar colombiana.

DATOS MACRO 

El grupo de investigaciones económicas de Bancolombia también reveló que en sus nuevas proyecciones prevén que el país cumpla con la regla fiscal, pero esta meta estará muy ligada a los ingresos de más que pueda generar la Ley de financiamiento, para lo cual advirtieron que “si el recaudo adicional el próximo año resulta inferior a 1,3% del PIB (algo más de $10 billones), planteado por las autoridades, sería necesario un recorte en los gastos por una magnitud similar”.

Por último, el grupo de expertos concluyó que “las condiciones financieras internacionales van a continuar siendo retadores, y en ese sentido creemos que la tasa de cambio se va a mantener por encima de los $3.100”, indicó Espinosa. En este orden de ideas, todo lo anterior dependerá de los efectos de la Ley de financiamiento que alista el Gobierno, la cual sería radicada esta o la próxima semana.

PRECIOS DEL PETRÓLEO

En cuanto a los precios internacionales del crudo, el grupo de analistas afirmó: “Ya se ha visto el pico del actual ciclo alcista de los precios. En nuestro escenario base, se prevé un barril de Brent que se cotizaría, en promedio, a US$78,9 en el primer trimestre del 2019. A partir de ese punto, el precio empezaría a perder terreno de forma moderada pero sostenida, de modo que su cierre al final del año rondaría los US$71,4”. Estos datos son claves, sobre todo por su impacto positivo en las cuentas fiscales del país.

Siga bajando para encontrar más contenido