Economía

Las medidas que sacaron a Colombia del atasco económico

Los colombianos fueron, por una parte, los encargados de rescatar el sistema financiero con un impuesto a las transacciones que hoy sigue vigente.

Desempleo

Para la época se creó un seguro de desempleo para responder por seis meses en las cuotas de vivienda.

El Tiempo

POR:
Portafolio
marzo 18 de 2019 - 09:04 a. m.
2019-03-18

Las respuestas para contener la crisis económica que atravesaba Colombia a finales de siglo pasado provinieron de varios frentes. En noviembre de 1998 el Gobierno declaró la emergencia económica, que si bien duró unas pocas horas, llegó con los primeros salvavidas para el sistema financiero y las personas.

(Lea: Las lecciones que le dejó a Colombia la peor recesión de la historia)

Tal vez, la medida más controversial para la época fue el aporte del 2X1.000 sobre los retiros de cuentas de ahorro y corriente, con el fin de apoyar a las instituciones financieras quebradas y a los deudores del Upac.

(Lea: ¿Qué riesgos hay de una nueva recesión de la economía colombiana?)

En otras palabras, serían las mismas personas las encargadas de salvar el sistema con una contribución que regiría hasta diciembre de 1999, en principio.

Otra decisión fue la compra de acreencias a cooperativas intervenidas y en liquidación por parte del Gobierno, para devolver la plata a los ahorradores, y la constitución de un Fondo para el sector cooperativo, Fogacoop.

Del mismo modo, se creó un seguro de desempleo para responder por seis meses en las cuotas de vivienda. Adicionalmente, el Gobierno determinó préstamos a 10 años a una tasa de interés equivalente a la inflación para aquellos que estaban al día como para los que ya eran morosos declarados de Upac.

La Corte Constitucional declara que la unidad Upac es inconstitucional porque vulnera el derecho a la vivienda digna de las personas

COMPARTIR EN TWITTER

Mauricio Valenzuela, vicepresidente jurídico de Davivienda, recuerda que para 1999 viene un pronunciamiento del Consejo de Estado que declara la nulidad de la resolución de la Junta Directiva del Banco de la República que determinó que el valor en pesos de la Upac equivaldría al 74 por ciento de la tasa DTF.

“Enseguida vienen unos fallos de la Corte Constitucional, el primero de los cuales declara que la unidad Upac es inconstitucional porque vulnera el derecho a la vivienda digna de las personas. Ordena que esa corrección monetaria sea calculada exclusivamente con la inflación y le da la orden al Congreso de dictar una ley que regule todo el sistema y tenga en cuenta las recomendaciones dadas por la Corte”, anota Valenzuela.

Y agrega que al lado de esta medidas monetarias también se tomaron medidas fiscales de fondo, Juan Camilo Restrepo, ministro de Hacienda del gobierno Pastrana, tuvo que tomar la ley 617, la de responsabilidad fiscal a nivel local.

Por otro lado, se llegó a un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) tras la eliminación de las bandas cambiarias y la opción de la tasa de cambio flexible.

“Necesitábamos recursos externos y el FMI daba una facilidad de utilizar hasta 2,7 billones de dólares. Comprometimos al Banco Interamericano de Desarrollo, al Banco Mundial y al Banco de Desarrollo de América Latina para tener créditos adicionales, si adoptábamos un programa coherente en lo monetario, en los ajustes del sistema bancario y en las medidas de liberización de la tasa de cambio”, comenta el exministro de Hacienda Roberto Junguito.

Para conjurar la crisis también se suministró liquidez a través del banco central y se crearon agencias especializadas para vender los activos de las entidades en liquidación.

Tampoco se les permitió a las entidades hipotecarias continuar con sus propios modelos de amortización y se impuso un máximo del 70 por ciento a la relación entre el monto del préstamo y el valor de la vivienda.

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido