Las nuevas reglas para medidores de energía y agua

La Superindustria alista dos reglamentos técnicos para estos productos. Buscan ahorrar $1,6 billones.

Contadores

Los nuevos medidores de energía y agua tendrían que cumplir reglas más estrictas.

Archivo particular

POR:
Portafolio
marzo 06 de 2019 - 11:11 p.m.
2019-03-06

Las pérdidas por mala calibración de los medidores de agua y energía en el país prendieron las alertas del Gobierno, que alista dos normas para poner en cintura esta situación.

Al frente de este problema se puso la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), que realizó un diagnóstico de las peticiones, quejas y reclamos de los usuarios con las mediciones que hacen estos aparatos, y encontró que en este frente podrían lograrse ahorros de más de 0,1% del PIB.

(Las empresas de servicios públicos que cobraron de más a usuarios). 

Para lograrlo, la entidad alista dos proyectos de resolución, con el fin de fijar reglas de juego más estrictas para los contadores de energía y agua potable, con los cuales podría, incluso, lograr ahorros anuales por $1,6 billones de pérdidas técnicas.

De esta cifra, $1,1 billones serían por los mejores cálculos de los medidores del líquido vital, en tanto que $500.000 millones provendrían de la mejor medición del gasto de energía en los hogares, cada uno de los cuales se vería beneficiado en $176.000 cada año.

Según Juan Camilo Durán, asesor del despacho del Superintendente y experto en el tema, “el reglamento que pretende expedir la SIC no incide en cómo deben verificarse los medidores, que se seguirán revisando solo cuando se tengan dudas de su funcionamiento metrológico (medición correcta)”.

Y añadió que al revisar estos bienes, la entidad encontró “una problemática muy amplia relacionada con las dudas que existen alrededor de los medidores de agua y de energía, en general, sobre todo en el consumo residencial; en este sentido, se hizo un análisis con la información disponible y se encontró que casi la mitad de las peticiones, quejas o reclamos se relacionaron con esta materia”.

Este diagnóstico tiene a la entidad ad portas de expedir nuevos reglamentos técnicos para los medidores de estos dos servicios públicos, lo cual no significaría que los colombianos tengan que cambiarlos per se, sino que todos aquellos que se fabriquen, importen o vendan en el país tendrán que cumplir con normas más estrictas.

Consultada sobre este tema, la Asociación Nacional de Empresas de Servicios Públicos y Comunicaciones (Andesco) aseguró que “es interesante que haya reglamentos técnicos para diferentes productos de medida que usen las empresas de servicios públicos y comunicaciones al igual que en otras actividades productivas. Sin duda, es importante tener medidores certificados”.

No obstante, añadió que “hay que cuidar que una buena iniciativa no se pierda en las dificultades por ausencia de suficientes laboratorios para certificar, exigencias irracionales y falta en la igualdad de condiciones, tanto en la industria nacional como en la importación. Además, hay que tener claro si la certificación es producto a producto o por lote”.

La medida, en cualquier caso, tendrá un régimen de transición de seis meses, que empezarán a contar a partir de la firma de las resoluciones por parte del superintendente, Andrés Barreto.

La norma buscará también combatir tres ‘pecados’ que tienen los contadores, entre los cuales están que hoy en día prevalecen en el país medidores de baja calidad metrológica y que muchos de estos tienen una edad por encima de los tiempos de uso.

“Lo que pretende la SIC es que al elevar los estándares de calidad y exigir la demostración del cumplimiento de los requisitos técnicos y metrológicos de forma rigurosa, aumenten los periodos de vida útil de los instrumentos, disminuyan los medidores que deben verificarse, y en últimas que haya mayor confianza”, concluyó Durán.

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido