Las petroleras están listas para invertir US$715 millones

La caída en los precios internacionales y la covid-19 llevó a que las operadoras privadas reorganizaran sus tareas y las inversiones.

Petróleo

Sabemos del potencial que tiene el país en petróleo y gas”, Francisco José Lloreda, presidente de la ACP. 

EFE

POR:
Portafolio
septiembre 24 de 2020 - 10:05 p. m.
2020-09-24

Con el fin del aislamiento preventivo obligatorio a nivel nacional, la industria del petróleo y gas metió el acelerador a fondo para convertirse en pieza clave de la reactivación económica del país.

(Lea: La Opep empeora su previsión de consumo mundial de petróleo)

Y es con la inversión extranjera directa, el abastecimiento de combustibles, la generación de recursos de regalías, derechos económicos e impuestos, y de oportunidades laborales y encadenamientos productivos en las regiones de operación que la industria hidrocarburífera del país viene realizando la tarea.

(Lea: Con la oferta de nueve bloques, Ecopetrol inicia venta de activos)

“Las empresas petroleras privadas en Colombia están listas para invertir cerca de US$715 millones en 2020 como parte de los recursos que serán fundamentales para el proceso de reactivación”, afirmó Francisco José Lloreda Mera, presidente Ejecutivo de la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP).

(Lea: Minería y petróleo duplicarán regalías)

El líder gremial agregó que “sabemos del potencial que tiene el país en petróleo y gas natural, en tierra firme, costa afuera, Yacimientos No Convencionales (YNC), entre otros, que podrán ser fuente de generación de ingresos y dinamismo económico a nivel nacional y regional”.

EN LAS CUENTAS NACIONALES 

De acuerdo con el Marco Fiscal de Mediano Plazo de 2019, el promedio de los ingresos provenientes del sector, solo entre el 2011 y el 2018, corresponde al 20% de los ingresos corrientes del Gobierno Nacional Central, adicionales a los cerca de $4 billones al año por impuestos nacionales a los combustibles, “de ahí la importancia de mantener ese ingreso estable, que es clave para las inversiones que el país necesita ejecutar para la reactivación económica después de la crisis”, agregó Lloreda Mera.

En este sentido, y con el fin de viabilizar las operaciones del sector que le inyectarían recursos a la economía nacional, se requiere trabajar en algunas medidas como ajustar las tarifas de gasoductos para llevar de manera competitiva el gas desde la costa atlántica hasta el interior y occidente del país; culminar la regulación técnica y ambiental para el desarrollo de los proyectos exploratorios offshore en 2021, avanzar en los proyectos piloto en YNC, y fomentar la competencia en el mercado de combustibles.

Así mismo, revisar los costos de transporte de petróleo, fortalecer la prevención y atención a la conflictividad social en las regiones, garantizar la seguridad jurídica en procesos de Consulta Previa, y asegurar procesos de licenciamiento ambiental efectivos y eficientes, entre otras acciones que crean las condiciones para un ambiente positivo de inversión.

En los primeros dos años de Gobierno, el sector petrolero del país resalta el proceso de reactivación de la industria, en la que sobresalen las de carácter regulatorio de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), que permitieron reactivar la asignación de nuevas áreas y suscripción de contratos; la Minuta contractual expedida por esta entidad, que dio un nuevo aire a las inversiones offshore; la convocatoria de una Comisión de Expertos para yacimientos no convencionales, la reforma del Sistema General de Regalías y el impulso a la Estrategia Territorial de Hidrocarburos para prevenir y atender la conflictividad social.

OPERADORAS DINAMIZAN SUS TAREAS

La caída en los precios internacionales del crudo, y la pandemia que llevó a que la demanda de crudo en el mundo cayera en más de un 65%, no solo tomó por sorpresa a la petroleras en el exterior, sino también a las que operan en el país.

“Esta situación planteo desafíos si precedentes. En el segundo trimestre incrementamos nuestro programa de inversión para el 2020 a entre US$65 millones y U$75 millones, con lo cual esperamos cerrar con una producción promedio cercana a los 40.000 barriles promedio días (bpd)”, señaló Marcela Vaca, directora general de GeoPark.

La líder empresarial agregó que, “desde mediados de junio empezamos a recuperar la producción que tuvimos que suspender temporalmente por la caída abrupta del precio del petróleo. Hasta hoy, hemos logrado retomar cerca del 95% de esta producción. Adicionalmente, a medida que los precios se estabilizaron, reactivamos la actividad de perforación en la cuenca de Llanos, donde se concentran los activos más importantes y rentables de nuestro portafolio en Latinoamérica”.

Así mismo, Vaca subrayó que gracias a una gran disciplina y flexibilidad en cuanto a los planes de inversión de capital y las eficiencias que lograron en todas las áreas de negocio, terminaron la primera mitad del año con una caja de US$158 millones.

Otra de las hidrocarburíferas con las pilas puestas en la producción para a aportar en la reactivación es la canadiense Canacol Energy, multinacional que a la fecha ha invertido más de US$400 millones en perforación y facilidades para desarrollo de bloques, con una producción de gas en un 1180%, desde 16 millones de pies cúbicos por día (mpcd) en el 2012, hasta su producción actual de 205 mpcd.

“La compañía ha aumentado las reservas probadas de gas en un 476%, desde 97 metros cúbicos por año (bcf) en el 2012, hasta 559 bcf, a diciembre del 2018. Así mismo, ha logrado una tasa de éxito exploratorio del 87%, algo poco común en el sector”, señaló un vocero de la gasífera a Portafolio.

La fuente consultada de la multinacional canadiense, añadió que, en la actualidad cuentan para la operación en el 2020, con una inversión destinada de US$114 millones de los cuales US$72 millones están enfocados a actividades de exploración para la incorporación de nuevas reservas de gas.

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido