close
close

Economía

‘Las presiones sociales para gastos seguirán, sin importar quién gane’

Richard Francis, analista de Fitch Ratings, cree que la posición fiscal del país es frágil y que el futuro presidente debe buscar consensos.

Consumo

Los hogares han incremento sus gastos.

iStock

POR:
Portafolio
mayo 29 de 2022 - 09:37 p. m.
2022-05-29

En las elecciones presidenciales para el periodo 2022-2026 la economía cobró especial importancia dada la coyuntura global y nacional, que tras la pandemia por covid-19 profundizó en algunos elementos críticos como la inflación, la pobreza y el desempleo.

Si bien estas problemáticas son las que más percibe la ciudadanía, la posición fiscal del país, por otro lado, es otro riesgo latente para la economía, y que está bajo la lupa de los gobiernos, los bancos, las calificadoras de riesgo y los inversionistas, a raíz del mayor gasto social que dejó la crisis sanitaria.

(Lea: Más de 27.000 votos recibieron candidatos que se retiraron). 

Richard Francis, líder de la calificación soberana de Fitch Ratings para Colombia, conversó con Portafolio sobre el impacto de las elecciones sobre la situación fiscal del país, los retos que tendrá quien sea el próximo presidente para atender las necesidades de gasto, y las posibilidades que tendrá de aprobar una nueva reforma tributaria para financiar el nivel de gasto actual.

¿Qué tanto pueden afectar o incidir las elecciones a la situación fiscal del país?

La posición fiscal de Colombia aún es relativamente frágil con tres años de déficits fiscales cercanos al 7% del producto interno bruto (PIB), y la proporción de deuda con relación al PIB aumentando en casi 15 puntos porcentuales desde 2019.
Esperamos consolidación fiscal el próximo año, dado que el 2021 comenzará a dar resultados y que la mayoría de los gastos relacionados con la pandemia también terminarán.

Sin embargo, creemos que se necesitarían más medidas fiscales para reducir el déficit fiscal lo suficiente como para comenzar a reducir la carga de la deuda y cumplir con la regla fiscal actualizada aprobada el año pasado como parte de la reforma.

Richard Francis, director de Calificaciones Soberanas de Fitch para América Latina.

Richard Francis, director de Calificaciones Soberanas de Fitch para América Latina.

Archivo Portafolio

Además, las presiones sociales para gastos adicionales continuarán, sin importar quién gane la presidencia. Además, las reformas fiscales también serán difíciles de lograr, como lo demostraron las protestas de 2021.

Con los niveles de gasto actual, ¿es necesario que el próximo gobierno
impulse otra reforma tributaria?


El gasto es bastante inflexible en el caso de Colombia, con excepción del gasto en infraestructura. Sin embargo, los recortes en los gastos de capital perjudicaron las perspectivas de inversión y crecimiento.

Como se ha señalado, también hay presiones para aumentar el gasto social. Por lo tanto, para reducir la deuda en relación con el PIB de manera sostenible y aumentar el gasto social, se necesitarían esfuerzos para aumentar los ingresos.

(Siga leyendo: Fortines: regiones que conquistaron Petro y Rodolfo en elecciones). 

Los esfuerzos para aumentar los ingresos a través de la administración tributaria han dado resultados, pero lo más probable es que también se necesite una reforma tributaria.

¿Qué elementos debe tener esa eventual reforma tributaria?

El tipo de reforma quedaría en manos del próximo gobierno, pero obviamente tendría que ser políticamente factible.

Dada la conformación actual del Congreso, ¿qué tan factible puede ser para el nuevo presidente pasar algunas reformas claves?

El Congreso está bastante fragmentado y ningún partido de los candidatos tendrá más del 20% de los votos. Por lo tanto, gane quien gane, será necesario comprometerse y forjar coaliciones para aprobar la legislación.

¿Cómo percibe el nivel de deuda y de déficit fiscal que recibirá el nuevo Gobierno?

La deuda de Colombia ha aumentado a cerca del 60% del PIB, casi 15 puntos porcentuales por encima de donde estaba antes de la pandemia. Y el déficit fiscal ha estado cerca del 7% del PIB durante tres años seguidos.

(Lea: Más de 300 mil personas votaron en blanco en primera vuelta). 

En el lado positivo, esperamos que Colombia logre una de las tasas de crecimiento más altas de América Latina en 2022. Además, la reforma tributaria aprobada en 2021 y el fin del gasto relacionado con la pandemia el próximo año deberían generar una reducción significativa del déficit el próximo año sin importar quien gane las elecciones.

PORTAFOLIO

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido