Coronavirus aumentó consumo de plástico de 'un solo uso' en Colombia

La industria ha sido importante en la fabricación de elementos de bioseguridad, pero también preocupa el medio ambiente.

Coronavirus Colombia

Ha aumentado el uso de elementos plásticos para la salud, como tapabocas, polainas, ropa quirúrgica desechable, guantes, entre otros.

AFP

POR:
Portafolio
junio 01 de 2020 - 08:53 a.m.
2020-06-01

La crisis generada por la pandemia del coronavirus también ha desembocado en un aumento en el consumo de los plásticos de un solo uso. Así lo advirtió recientemente el programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente al señalar que este incremento se ha registrado tanto en el uso hospitalario como en el doméstico.

(Lea: ‘Hay que pensar en incentivos para la industria del reciclaje’)

Sobre esta realidad, Portafolio.co habló con Daniel Mitchell, presidente de Acoplásticos, quien aseguró que el país no ha sido ajeno a esta realidad, no obstante, recalcó que en Colombia este consumo ha venido acompañado de una importante conciencia ambiental.

(Lea: Industriales del plástico, con soluciones para el sistema de salud)

Asimismo, contó que las empresas del sector atraviesan por distintos momentos en medio de esta crisis, dado que son muy diversas y unas se han visto más afectadas que otras.

“El plástico es un material impermeable, inocuo, limpio, que ofrece garantías de protección y que es muy competitivo en términos económicos, así que, en estos frentes, vemos oportunidades y soluciones que puede ofrecer la industria”, afirma, entre otras cosas.

¿Cuál es el estado de la industria en esta crisis generada por el coronavirus?

Las industrias representadas por Acoplásticos son muy diversas, así que tenemos todo tipo de casos. Resalto tres. Por un lado, están las empresas con pedidos altos que fabrican elementos de seguridad o higiene, como guantes, tapabocas, ropa quirúrgica, máscaras protectoras, envases para geles, para alcoholes, entre otros.

Por otra parte, tenemos un grupo de empresas que han mantenido un nivel de ventas similar al anterior a la emergencia, por ejemplo, fabricantes de empaques y envases para bienes esenciales como alimentos, bebidas o productos de aseo y farmacéuticos.

Finalmente, contamos con empresas fuertemente afectadas por la contracción de la demanda, entre las que se destacan productoras de pinturas o tubería para construcción, de partes para el sector automotor o de línea hogar.

¿La coyuntura ha aumentado el consumo de plásticos de un solo uso?

La emergencia del covid-19 sin duda ha generado diferentes cambios en los patrones de consumo de la ciudadanía. Ha aumentado, por un lado, la demanda de elementos plásticos denominados 'de un solo uso' para la salud, como tapabocas, polainas, ropa quirúrgica desechable, guantes, entre otros.

De otra parte, dado que el consumo en restaurantes se ha trasladado a los hogares, se ha presentado un incremento en el uso de bolsas de residuos para hogar, una mayor demanda de empaques en presentaciones que permiten proteger y alargar la vida de alimentos y bebidas de acuerdo a las necesidades de los hogares, también en los envases de productos de aseo y finalmente hay una disminución en el uso de cubiertos, platos y vasos de plástico, consumidos generalmente en tiendas, plazoletas de comida, cafeterías y restaurantes.

Es importante resaltar que, en general, estos elementos plásticos son reciclables y reiterar la invitación a la ciudadanía a separar adecuadamente sus residuos, para que estos efectivamente se puedan aprovechar y, en este sentido, no sean de único uso, sino que, por el contrario, tengan muchas vidas a través de la reutilización o el reciclaje.

¿Qué ventajas, oportunidades o soluciones ve la industria en tiempos de pandemia?

Se ha ampliado la capacidad nacional de fabricación de elementos de protección para el personal de la salud y la ciudadanía en general, por ejemplo de telas para ropa quirúrgica, tapabocas, guantes y caretas protectoras, así como también para envases y empaques de elementos de primera necesidad, incluyendo sus cadenas de suministro.

Pienso que, hacia futuro, las personas y las empresas en Colombia y el mundo tendrán una nueva visión sobre la salud, la protección, la higiene y la importancia de las medidas de bioseguridad.

El plástico es un material impermeable, inocuo, limpio, que ofrece garantías de protección y que es muy competitivo en términos económicos, así que, en estos frentes, vemos oportunidades y soluciones que puede ofrecer la industria del plástico.

Adicional a esto, se perfilan unas oportunidades interesantes en la economía circular, específicamente en el aprovechamiento de plásticos posconsumo, donde ya se está desarrollando en Colombia una industria vibrante.

En temas de salud, ¿qué papel ha jugado la industria?

Sobresalen ejemplos ya citados y adicional a estos han surgido muchas otras soluciones en el mercado, por ejemplo, paneles divisorios en plástico para unidades de atención hospitalaria o para cumplir distanciamiento en oficinas, cafeterías y transporte público, también partes para respiradores, bolsas de residuos hospitalarios, empaques y dispensadores de desinfectantes, módulos de desinfección para oficinas, plantas o edificios, entre muchos otros.

Se están fabricando incluso unidades móviles hospitalarias en PVC de alrededor de 70 metros cuadrados a 80 metros cuadrados que se construyen e instalan en una semana o menos y que son una solución muy práctica para regiones con riesgos de déficit de capacidad de atención hospitalaria. Ya estamos en proceso de donar módulos en el Caribe y el Pacífico, y esperamos llegar pronto también a la Amazonía.

¿Hacia dónde se está moviendo la industria?

El reto más inminente de la industria plástica es la sostenibilidad y, en particular, la necesidad de acelerar la transición hacia la economía circular. Esto significa aumentar rápidamente las tasas de reciclaje o aprovechamiento de residuos.

Para lograr esto, desde Acoplásticos hemos trazado una estrategia que parte de cinco pilares: promover el ecodiseño de los productos para que sean aprovechables una vez se conviertan en residuo y que, en lo posible, incorporen materia prima reciclada, implementar campañas para concientizar y enseñar a la ciudadanía sobre la adecuada disposición y separación de residuos, promover una regulación que acelere la transición hacia la economía circular, generar conocimiento, promover la innovación y apalancar inversiones para dinamizar los mercados de reciclaje en el país, y recopilar información sobre los mercados y las tendencias en el reciclaje de plásticos en Colombia y el mundo.

¿Qué previsiones tiene la industria para este año?

Sin duda va a ser un año difícil. Las proyecciones económicas implican una fuerte contracción, lo cual inevitablemente terminará afectando a casi todas las actividades económicas, incluyendo los sectores representados por Acoplásticos.

Desde el gremio, proyectamos un crecimiento de uno o dos puntos porcentuales por encima del promedio de la economía, aunque todavía la situación es muy incierta. Fedesarrollo, por ejemplo, plantea tres escenarios que gráficamente se ilustran en forma de V, W o U. Esperamos que el escenario que efectivamente se dé sea el optimista.

Hay que destacar el liderazgo y las medidas que ha tomado el gobierno nacional –en coordinación con gobernaciones y alcaldías-, para contener el virus y al mismo tiempo afectar en lo menor posible el empleo y la generación de ingresos.

Se viene también la implementación del plan contra-cíclico para reactivar la economía en el corto y mediano plazo, lo cual implica unos desafíos, pero también grandes oportunidades para fomentar la industrialización, la reconversión productiva, el desarrollo agrario, el aprovechamiento de los mercados internacionales y la formalización empresarial.

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido