Las tendencias que más resaltan del turismo en 2020

Sumarle valor a la experiencia, disminuir emisiones de CO2, entre estas.

Aerolíneas low cost

Compensación de la huella de carbono en cruceros, el control y reducción de emisiones por parte de aerolíneas low cost son algunas de las tendencias.

Archivo particular

POR:
Bloomberg
enero 20 de 2020 - 10:00 p.m.
2020-01-20

La década de 2010 fue en la que los viajes se hicieron mas fáciles. La llegada de servicios de alojamiento a corto plazo, la aceptación de las “segundas ciudades”, y el rápido crecimiento de las aerolíneas de bajo costo redujeron el mundo y lo hicieron mucho más intrigante.

(Lea: Turismo dejará a Colombia US$ 15.000 millones en 2024)

Es por eso que el “viaje lento”, que le permite conocer lo que hay bajo la superficie de un lugar simplemente permaneciendo allí un poco más, está ganando terreno.

(Lea: Radiografía del turismo urbano, un modelo que gana adeptos)

La idea no solo brinda mas tiempo de descanso, sino que también es más ambientalmente sostenible y satisfactoria. Estas son algunas de las tendencias que cambiarán la forma en que pensamos sobre las aventuras en 2020 y mas allá de ellas, la manera en la que han sido diseñadas y puestas en marcha por parte de sus dueños.

(Lea: Balance positivo para la ocupación hotelera en temporada de fin de año)

DISFRUTE DE UN VIAJE SIN HUELLA

Ya se ha hablado de las compensaciones de carbono y cómo es cada vez más fácil compensar adecuadamente sus vuelos. Pero en 2020 esa tendencia irá mucho más lejos.
Cool Effect, la compañía que más gusta para las compensaciones de carbono, lanzará herramientas que le ayudarán a subsanar las huellas de carbono de sus vacaciones en crucero.

Varias aerolíneas, incluida EasyJet, están estableciendo objetivos para compensar las emisiones de toda su flota. Y los operadores turísticos se están involucrando, asegurándose de que la huella en el suelo también se reduzca.

El esfuerzo lo encabeza Natural Hábitats, que durante el año pasado comenzó a ofrecer itinerarios de huella cero.

Ahora, la empresa refina esa idea compensando la vida de los viajeros durante un año completo si reservan uno de sus viajes de cambio climático y mundo salvaje (los cálculos de compensación se basan en el tamaño de la casa, las facturas de electricidad, los gastos mensuales y los kilómetros aéreos y de conducción).

Dirigidos por expertos de World Wildlife Foundation, los viajeros pueden aventurarse a ver espectáculos como la migración de ballenas en Los Cabos, la selva amazónica o los osos polares en el Ártico.

Los jardines son el nuevo atractivo de los hoteles. No hay mucho idilio en las vidas de hiperimpulso, y tal vez es por eso que los jardines se están convirtiendo en una característica de hotel cada vez más popular. Suena pintoresco, casi aburrido, y sin embargo ese es el punto.

Ya puede comunicarse con la naturaleza de esta manera en lugares como Gleneagles, la icónica finca escocesa que acaba de rehacer sus terrenos para resaltar plantas y flora locales más auténticas en lugar de aquellas importadas.

En el Castillo de Dromoland de 300 años, en Irlanda, también después de una gran renovación, puede realizar visitas oficiales a los jardines con la directora de la propiedad, Dorothy Madden.

El ejemplo más espectacular será a las afueras de París, donde el nuevo Airelles Chateau de Versalles permitirá a los huéspedes dormir en el palacio tan querido por sus jardines de casi 2.000 hectáreas. Gran parte de la experiencia estará orientada hacia el espacio verde épico; incluso el restaurante Alain Ducasse en el lugar estará alojado en un invernadero de vidrio.

Las vacaciones comenzarán antes de salir de casa. Si reserva una villa en Las Ventanas al Paraíso de Rosewood en Los Cabos el próximo año, y si vive en ciudades selectas como Chicago, Nueva York y San Francisco, su estadía comenzará antes de dirigirse al aeropuerto: la propiedad está organizando que los mayordomos lo reciban en la puerta de su casa, lo lleven a su centro de partida y lo invitarán a todo tipo de golosinas personalizadas en el camino.

También ofrecerán el servicio en el camino a casa para prolongar la alegría de estar de vacaciones el mayor tiempo posible. Del mismo modo, el nuevo Mauna Lani en Hawai ofrecerá una “experiencia previa a la llegada” cuando se inaugure en enero, como enviar a los invitados una maleta personalizada de Arlo Skye.

¿Alguno de estos servicios ofrecerá algo que los viajeros ricos necesitan? Eso no está tan claro. Pero la carrera ha comenzado a extender la experiencia del hotel mucho más allá de los límites de la propiedad física.

Varias de las mayores aperturas de hoteles para 2019 fueron de una variedad inusual: resorts de lujo con todo incluido. Pero no fueron promocionados exactamente como tal. Blackberry Mountain abrió en febrero con tarifas que incluyen desde comidas hasta clases de cerámica a mano y yoga aéreo.

En Chile, Puro Vik de US$1.200 la noche, enfocado en el vino, también es nuevo y todo incluido: no se le cobrará ni un centavo, sin importar la cantidad de cabernet sauvignon que tome o qué tantos paseos a caballo por los Andes desee hacer. También, los barcos pequeños, diseñados como residencias boutique que como trozos flotantes, harán más cercanos lugares remotos.

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido