Lecciones que dejan 100 días de coronavirus en Colombia

Desde el pasado 6 de marzo, el país reportó el primer caso de covid-19. Expertos hablan de las enseñanzas de la crisis.

Coronavirus

Proteger la vida y la salud, por encima de cualquier cosa, es una de las lecciones aprendidas por los colombianos.

AFP

POR:
Portafolio
junio 12 de 2020 - 09:07 p.m.
2020-06-12

Este sábado se cumplen 100 días de haber sido reportado el primer caso de coronavirus en Colombia. El hecho confirmó que el país empezaba a vivir una situación similar a la que estaba enfrentado China desde el 29 de diciembre pasado, y que muchos veían como algo que no tenía la capacidad de vuelo para llegar hasta el territorio nacional. Sin embargo, el 6 de marzo terminó una larga era sin sobresaltos en la salud de los colombianos y se confirmó la llegada del temible coronavirus, que ya avanzaba a pasos agigantados por Asia, Europa, Estados Unidos y América Latina.

(Reaperturas en la región deberían esperar, recomienda la OPS). 

El impacto ha sido de tal magnitud que este poderoso enemigo había dejado en el mundo, hasta este viernes a las 3:00 de la tarde, hora colombiana, 421.190 muertos y 7’481.063 contagiados, y en el país 1.545 fallecidos y 46.858 infectados, y una recesión económica con graves consecuencias sociales difíciles de reversar.

Sin embargo, hay consenso en que la pandemia ha sido prolífica en lecciones que habrá que aprender y aplicar en una nueva realidad soportada en diversas formas de convivencia y modelos de producción.

(¿Cómo mejorar y potencializar los hábitos de consumo?). 


Innovación, emprendimiento, resiliencia, nuevas formas de relacionamiento familiar, social y económico, conciencia, solidaridad, relevancia de la salud y el bienestar e igualdad, entre otros aspectos. A ello se suman el desarrollo tecnológico, la protección del medio ambiente, nuevos modelos de trabajo y del vínculo entre gobierno, empresarios y la sociedad.

LA RESILIENCIA 

Portafolio consultó a empresarios y analistas sobre las enseñanzas que le ha dejado al país los primeros 100 días de pandemia.

José Manuel Restrepo, ministro de Comercio, industria y Turismo, dice que hay grandes aprendizajes en estos 100 días: “El primero es cómo enfrentar un escenario de tanta incertidumbre y alto impacto. Creo que ha sido valioso el hacerlo con resiliencia, una característica histórica en los colombianos, que nos ha significado adaptarnos y tener como primera responsabilidad la vida de las personas. Hemos visto que las empresas están comprometidas con los protocolos y con disciplina ciudadana y el cuidado, no solo propio,sino con los demás. Esa adaptación nos ha significado que muchas empresas se hayan reinventado para proteger el empleo”.

(Ministro de Hacienda estudia retiros de las pensiones por la crisis). 


Según el funcionario, Colombia ha avanzado en el trabajo en equipo con todos los sectores y el Gobierno, e incluso nos ha llevado a ser más solidarios.

En su análisis, Camilo Herrera, CEO de la firma Raddar, considera que las lecciones son unas en el caso de la pandemia y otras en lo relacionado con lo que ha dejado el aislamiento como aprendizajes, ya que los comportamientos tienen connotaciones diferentes. En el primer escenario, menciona cómo el país no tenía un sistema de salud preparado para atender personas con enfermedades complicadas como las relacionadas con los males respiratorios, “pese a que sabíamos que la población había envejecido”.

Las otras lecciones son: “ningún nivel de Gobierno tiene una conectividad efectiva con sus ciudadanos para mandarles ayudas”. Señala que las lecciones del confinamiento han demostrado que la estancia en casa causa más consumo de bienes y servicios, y cómo hay muchos hogares que tienen carencias en materia de acceso a internet y a computadores, lo que los aleja de las posibilidad de estar conectados bajo las exigencias de la modernidad.

Otra lección de estos primeros 100 días del primer caso de covid-19 en el país tienen que ver con que “los negocios y empresas no tienen capacidad de operar más allá de dos meses sin tener ingresos, y se debe reflexionar para prepararnos a próximos fenómenos”.

Una evidencia de esta crisis, dice Herrera, es que los sistemas de educación no están preparados ni capacitados para la virtualidad. Destaca como una lección que “la gente, en su mayoría, ha obedecido los mandatos de las autoridades, lo cual es una buena noticia”.

"Simplificar. Simplificar la forma de hacer las cosas, las ideas y, sobre todo, los procesos para poder atender oportunamente las necesidades puntuales del mercado y de la sociedad en general. Pero también se requiere solidaridad. En estos 100 días hemos tenido que articular mejor entre todos para realmente resolver los inconvenientes y sumar para solucionar los múltiples problemas que tenemos de inequidad y pobreza", declaró Juan Carlos Archila Cabal, presidente de América Móvil Colombia.

SIN ESTRATOS 

María Claudia Lacouture, directora de la Cámara de Comercio Colombo Americana, considera que las enseñanzas más importantes son el sentido de solidaridad y “comprender que no hay diferencia de clases y estratos, ante un enemigo invisible al que solo venceremos actuando juntos y de manera responsable.

Carlos Lugo Silva, Director Ejecutivo de la CRC, dice que la crisis está generando una transformación digital obligatoria e inmediata. “Digitalizar la economía y la cotidianidad ya no es un ideal, es esencial”.

Francisco José Lloreda, presidente Ejecutivo de la Asociación Colombiana del Petróleo, dice que le enseñó al sector que es posible adaptarse rápidamente a nuevas realidades. “Aprendimos a que los protocolos de bioseguridad ya hacen parte de los procesos por el bienestar y seguridad de los trabajadores”.

Jaime Alberto Upegui, presidente de Scotiabank Colpatria, asegura que “esta crisis nos ha enseñado que no hay que enfrentar la vida con soberbia, y que se requiere un gran poder de adaptación con lo que está pasando con cosas como el trabajo en casa. Nos muestra que las cosas se pueden cambiar y hacer diferentes. También me ha enseñado a mantener un balance familiar y personal, hacer oficio de la casa, ayudar a cocinar, compartir más con la familia, eso lo hace divertido”.

Erick Rincón, presidente de Colombia Fintech (gremio de todas las fintech en Colombia) y presidente de la Alianza Fintech Iberoamericana, sostiene que una de las enseñanzas es que siempre hay que tener un plan de reacción a corto plazo, es decir, realizar las tareas para las siguientes 24 horas. Valorar el ya, el ahora y ser más consciente del valor que tienen las cosas ínfimas. La conectividad nos enseña que no existen límites físicos para desarrollar las actividades.

Santiago Álvarez, presidente de Latam Colombia, asegura que “este ha sido un tiempo complejo para todos y nos ha impuesto retos a todo nivel. En relación al sector aéreo, esta pandemia ha generado la crisis más profunda de la historia de la aviación global y tenemos el reto de recuperar la confianza de los pasajeros para retomar sus viajes”.

Paula Cortés, presidenta de Anato, dice esta pandemia nos ha dejado lecciones como “ser más solidarios, ver los problemas de una manera diferente y tener claro que nunca nos imaginamos que esto podría pasar y debíamos estar preparados”.

Guillermo Gómez, director ejecutivo de Acodrés, opina que la industria ha entendido que las crisis se enfrentan y superan mejor unidos que dispersos.

El empresario Roberto Moreno, presidente de Amarilo, explica que en estos meses los colombianos han tenido tiempo para darle más a la vivienda porque, al fin y al cabo, es en ese espacio en donde se han tenido que confinar. Cree que también queda una lección en torno a la importancia de tener un lugar apropiado en la casa para trabajar.

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido