close
close

Economía

Leonardo Villar, de nuevo al Emisor, y ahora como gerente

Retos en la reactivación y la incorporación de principios de sostenibilidad ambiental, en la agenda. Derrota al Gobierno.

Leonardo Villar /  Nuevo director de Fedesarrollo

Archivo Portafolio.co

POR:
Portafolio
diciembre 10 de 2020 - 09:30 p. m.
2020-12-10

El economista bogotano Leonardo Villar Gómez fue elegido por la Junta Directiva del Banco de la República como su nuevo gerente general, con lo que desde el 3 de enero del 2021 regresará a la entidad de la que fue codirector entre 1997 y 2009.

Con la escogencia de Villar al frente de la entidad se marcan hechos que trascienden lo económico, pues al no elegir al ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, se garantiza la independencia del Emisor que la Constitución le había consagrado, y de paso esto se constituye en una derrota política para el presidente Iván Duque, que en los últimos meses ha visto cómo en algunas de las entidades clave del Estado han llegado figuras afines al Gobierno.

Aunque en el pasado algunos miembros de la Junta Directiva del Emisor llegaron directamente desde altas posiciones del Gobierno, esta era la primera vez en la que el ministro de Hacienda en ejercicio buscaba llegar a la gerencia de la autoridad monetaria.

De hecho, Carrasquilla, que ya había sido ministro de esa cartera en una parte del primero y parte del segundo gobierno del expresidente Álvaro Uribe, había pedido en el 2004 que se consagrara que un ministro no fuera elegido gerente general.

Ese hecho, que aunque no lo prohíbe la Constitución, tampoco era bien visto por algunos sectores.

“Que algo no esté prohibido tampoco significa que sea totalmente permitido”, dijo el exministro de Hacienda y de Agricultura, Juan Camilo Restrepo, quien aseguró que el “constituyente del 91 no quiso que se estableciera la puerta rotatoria en el Banco de la República, pues podrían entrar en colisión las tareas y decisiones como ministro, con las nuevas como gerente. Esa independencia se pondría en peligro, o sería vista con suspicacia si un miembro del Gobierno pasa directamente a la gerencia del Emisor”.

La importancia del cargo de gerente del Emisor (que tiene un periodo de cuatro años que se puede reelegir hasta por dos oportunidades) radica en que la entidad tiene como principal objetivo de política monetaria preservar la capacidad adquisitiva de la moneda, así como una importante labor cultural, entre otros.

QUIÉN ES VILLAR Y SUS RETOS

Villar es bogotano, economista de la Universidad de Los Andes, con estudios de doctorado en London School of Economics y M.S en Economía, de la misma institución. Fue director Ejecutivo Alterno - OEDCE del Fondo Monetario Internacional; representante ante el directorio del Fondo Monetario Internacional por Colombia, Costa Rica, El Salvador, España, Guatemala, Honduras, México y Venezuela; director Ejecutivo de Fedesarrollo y viceministro de Hacienda, entre otros cargos.

José Antonio Ocampo, exministro de Hacienda y excodirector del Emisor dijo que Villar, al frente del banco central, tendrá como el tema más importante para desarrollar “seguir contribuyendo con la reactivación económica. Pero me preocupa la revaluación, pues el tipo de cambio tiene que ser competitivo para promover las exportaciones”.

El excodirector del Emisor recordó que otro elemento clave en el que la entidad debe avanzar es en la incorporación de la red de bancos centrales que trabajan en consonancia con las medidas para atenuar los efectos del cambio climático, y del que él fue promotor. Destacó que será crucial mantener “la histórica calidad en sus operaciones monetarias y financieras y de investigación económica”.

En su primera intervención como gerente general, Villar dijo ayer que los recursos del crédito flexible del FMI ayudarán para enfrentar los efectos de la crisis y confió en un trabajo armónico entre el Emisor y el Gobierno.

EXMINISTROS VALORAN EL BALANCE DE ECHAVARRÍA

uan José Echavarría dijo al finalizar la junta directiva del Emisor de octubre, cuando anunció su retiro, que bajo su dirección no subió las tasas de interés. En enero de 2017, cuando llegó a la gerencia, las tasas de intervención eran de 7,5% y el Emisor las comenzó a bajar hasta abril del 2018 al 4,25%.

En ese nivel se mantuvieron hasta finales de marzo pasado, cuando se comenzaron a bajar ante los efectos de la pandemia. Fueron siete disminuciones sucesivas, hasta colocarlas en 1,75%.

Para Ocampo, cuando Echavarría llegó a la gerencia del Emisor la economía atravesaba un mal momento y en ese año el crecimiento fue de 1,4%. “La acción del Emisor era estimular la economía bajando las tasas”, dijo.

Para el exministro de Agricultura, Carlos Gustavo Cano, la renuncia por un tema familiar “habla de Echavarría. Una persona con principios y los resultados del banco bajo su gerencia han sido excelentes”. Cano valoró la independencia de la Junta Directiva y dijo que pocos bancos centrales tienen ese modelo.

Restrepo dijo que Echavarría “antes de la pandemia orientó los destinos de la entidad en la dirección correcta, con una inflación a raya y durante la pandemia el Emisor reaccionó con rapidez y efectividad”.

Echavarría dijo ayer que el nuevo gerente “continuará liderando la independencia y los diferentes equipos técnicos de la entidad en la excelencia”.

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido