Hasta las matas van a tener que pagar impuestos

Gremio de los viveros señala que como está planteado el texto las ventas podrían registrar una caída de 30%.

Vivero

35.000 familias campesinas dependen de la producción y la comercialización de plantas vivas en todo el país.

EL TIEMPO

POR:
Portafolio
noviembre 27 de 2018 - 09:31 a.m.
2018-11-27

Si bien ya se conocieron los detalles de la ponencia de la ley de financiamiento y los puntos que se empezarán a votar esta semana en el Congreso, la iniciativa – que ya no extenderá el IVA a la canasta familiar- genera preocupación entre quienes comercian plantas vivas en el país.

La Asociación Colombiana de Viveristas (Colviveros) señaló que la ley elimina la exención del IVA que había logrado el sector en la pasada reforma tributaria y que no están preparados para asumir el impacto de una carga de 18%, si se aprueba el texto como está.

Del mismo modo, advirtió que lo anterior tendría un impacto negativo sobre la formalización del sector en el campo colombiano, un segmento compuesto en un 90% por economía familiar campesina y solo en un 10% por empresas.

Las ventas sectoriales podrían registrar una caída de hasta el 30% en el 2019. Aunque las ventas del sector se han recuperado con la exención del IVA a partir del 2017, la realidad es que el consumo en el país viene golpeado por los ajustes que generó la Reforma Tributaria de ese año”, indicó Jairo Cadavid Ossa, presidente de Colviveros.

Para el gremio, la situación supondría un eminente recorte de las fuentes de trabajo en el campo y un impacto negativo sobre la calidad de vida de 35.000 familias campesinas, que dependen de la producción y la comercialización de plantas vivas en todo el país.

Al 18% del IVA hay que sumarle, en caso de ser aprobada la ley de financiamiento bajo las condiciones actuales, entre el 4% y el 5% del valor inflacionario, así como las nuevas condiciones de pagos laborales en el 2019”, añadió Cadavid.

Frente al tema, el senador liberal Mauricio Gómez Amín radicó una proposición que busca excluir de la lista de productos gravables los tubérculos, plántulas, turiones y rizomas en vegetación y flor.

En concepto del congresista, el Gobierno debe acompañar la propuesta que busca aliviar la carga impositiva sobre productos como bulbos, tubérculos, cebollas y bulbos tuberosos que son básicos en la alimentación de algunas poblaciones campesinas de zonas andinas, así como las plántulas maderables que son objeto de protección en el denominado Pacto Andino suscrito por Colombia.

"Yo creo que es apenas lógico proveer seguridad básica alimentaria y garantizar economía de subsistencia, y la mejor manera es evitar que se graven esos productos", precisó Gómez Amín.

No obstante, el Ministerio de Hacienda aclaró que hasta que no haya una ponencia definitiva del proyecto para primer debate en el Congreso, no se puede llegar sacar conclusiones definitivas sobre los cambios que vaya a tener la iniciativa.

"En ese marco, las propuestas y demás ideas en torno a los cambios sugeridos a la Ley de Financiamiento, hechas al amparo de dichas sesiones de trabajo, deben contar con el aval del Gobierno Nacional y serán incluidas en la ponencia definitiva que se espera presentar para el primer debate", precisó el Ministerio.

Finalmente, Cadavid anotó que el sector perdería competitividad en la medida en que algunos productos demandan un proceso productivo muy lento antes de lograr su comercialización, lo que genera altos costos de producción.

Hay productores de orquídeas que se enfocan en la generación de plántulas, para venderlas de 5 a 9 años después porque tienen productos proyectados para florecer en este tiempo y no pueden suspender la cadena productiva. La pérdida de la exención del IVA los deja en situación de alto riesgo, ante una alta probabilidad de disminución de las ventas y pérdidas irreparables para un sector generador de empleo en el campo colombiano”, puntualizó.

Siga bajando para encontrar más contenido