¿Llegó el momento de abrir del todo los cielos en el país?

Crece debate por propuesta de liberar el transporte aéreo y dejar llegar aerolíneas extranjeras a operar internamente.

Cielos abiertos

De acuerdo con el Mintransporte, el año pasado entraron a operar cuatro nuevas líneas aéreas y 40 rutas.

Archivo particular

POR:
Portafolio
mayo 12 de 2020 - 09:52 p. m.
2020-05-12

En medio de la expectativa que ha generado en Colombia el anuncio de Avianca de acogerse al capítulo 11 de la Ley de Bancarrota de los Estados Unidos para reorganizar la compañía, proteger sus operaciones y ponerse al día con sus acreedores, el debate de abrir los cielos para que al país ingresen nuevas compañías aéreas que dinamicen la competencia volvió a salir a flote.

(Avianca se acoge a la ley de quiebras en EE.UU.).

El exvicepresidente, Germán Vargas Lleras, planteó que la crisis que atraviesa el sector aéreo en la actualidad da pie para que en Colombia se impulse de forma definitiva la política de cielos abiertos con el fin de que en el país exista una mayor oferta de aerolíneas (nacionales e internacionales) que pongan en funcionamiento no solo más rutas, sino mejores tarifas para los usuarios.

Asimismo, desde la bancada de Cambio Radical, en lo corrido del último año y medio ha hecho tránsito un proyecto de ley que busca abrir los cielos en Colombia y que le apunta a que el país sea un importante centro de operaciones aeronáuticas en el continente.

(Gobierno evalúa un préstamo para poder salvar a Avianca). 


Richard Aguilar, senador de Cambio Radical, ha encabezado la discusión de ese proyecto en el Congreso y, también, lo ha conversado con los diferentes actores de la industria aérea. Además de propiciar la entrada de nuevas aerolíneas “con tarifas justas para el bolsillo de los colombianos”, el congresista reitera que esta iniciativa busca “acabar con el monopolio que existe en Colombia con una concentración del 68%”.

Además, tanto Vargas Lleras como Aguilar han hablado con los actores aeronáuticos no solo para insistir en que el país tenga cielos abiertos, sino para discutir asuntos tributarios que significan importantes cargas para la industria aérea. Incluso, insisten, en medio del debate que hay que revisar cómo la Aeronáutica Civil debe dejar de ser juez y parte.

Ricardo Lenis, gerente de Aerocali y experto en temas aeronáuticos, señala que antes de darse una discusión como esta, primero debe tenerse en cuenta qué ha hecho el país en ese sentido. “¿Qué están pretendiendo? Que haya derechos con libertad de cabotaje. Es decir, que aerolíneas de otros países hagan vuelos internos”, dijo.

(Los pros y contras de la política de cielos abiertos en el país). 


El panorama de apertura de cielos, a hoy, muestra que Colombia -según los datos de la Aeronáutica Civil-, tiene firmados en la actualidad cerca de 70 acuerdos bilaterales que facilitan su conectividad internacional. De hecho, al cierre del año pasado, se rubricaron siete nuevos tratos para mejorar la conexión de la nación con otras como Letonia, Chipre, Polonia, República Checa, Kuwait, Ghana y Zambia.

Igualmente, los datos de movimiento de pasajeros que tiene el Ministerio de Transporte y de la Aerocivil dejan ver que en 2019 se movieron por los aeropuertos de Colombia cerca de 41,2 millones de pasajeros (27,9 millones corresponden a vuelos domésticos) y, también, que el año pasado entraron a operar cuatro nuevas compañías aéreas y 40 rutas (nacionales e internacionales).

“Una libertad total de cielos pone en juego ese nivel de empleos que generan hoy las aerolíneas. Este es un mercado competido. Además, Colombia tiene una ubicación estratégica geográficamente que no se puede regalar”, señala el Gerente de Aerocali.

Entretanto, fuentes de compañías del sector aéreo que operan en Colombia consultadas por este diario, señalaron que este proyecto que impulsan el senador Aguilar y el exvicepresidente Vargas Lleras carece de sentido ya que busca legislar sobre algo que ya existe.

En términos del mercado doméstico, explicó una de las fuentes, hay una dinámica competitiva fuerte. “No hay otro país en toda la región que cuente con tres o cuatro jugadores de la industria aérea en su mercado interno”, dijo.

De igual forma, desde la industria aérea se considera que Colombia ha sido bastante aperturista y, a su vez, se advierte que con iniciativas como la de cielos abiertos no se puede permitir que lleguen compañías aéreas a operar sin generar empleo y sin invertir.

“Decir que no hay cielos abiertos desconoce la legislación, además no hay razón de regalar rutas ya consolidadas. Hay un discurso político de que solo hay una aerolínea que no deja que lleguen otras compañías”, afirmó uno de los voceros consultados.

En contraste, un alto exfuncionario que trabajó durante la administración del expresidente, Juan Manuel Santos, afirmó a este diario que “el país debe estar más abierto en términos de conectividad, hay que permitir que lleguen las compañías. Sin embargo, por más que se liberen las condiciones, no todas las firmas van a venir”.

Incluso, señala el exfuncionario, el país tiene el desafío de fortalecer a Avianca. “Las compañías que se salvarán de esta crisis son las que actualmente existen en el país. Sin embargo, algunas regiones podrían quedarse sin aerolíneas”, añadió.

A su vez, Juan Pablo Franky, exviceministro de Turismo, señala que “hay unas circunstancias previas a la liberación que requieren los cielos y es la sobrevivencia de las líneas aéreas en la etapa poscovid. Hay que definir una política a futuro”.

Incluso, más allá de este debate, Franky concluye que en este momento debe revisarse cómo se va a recomponer la oferta interna pues “no hay claridad de cómo se van a reabrir aeropuertos y tampoco de la capacidad que tendrán las líneas aéreas. Además, hay que ver quiénes van a estar volando y qué van a necesitar para hacerlo”.

¿QUÉ VIENE EN EL POSCOVID?


Más allá de las inciertas condiciones sanitarias en las que las aerolíneas retomarán sus actividades, los actores de la industria aérea coinciden en que tanto empresas como Gobierno y el Congreso deben llegar a un acuerdo poscovid que defina las reglas de juego claras para que el sector opere.

Incluso, advierten que esta es una oportunidad para que se revisen temas tributarios como la alta carga impositiva a los tiquetes y el cobro de impuestos, considerados obsoletos como el de timbre.

Por otra parte, el sector señala que es importante contar con una Aerocivil más eficiente para que se fortalezca la conectividad y, también, para que lleguen al país nuevas líneas aéreas. 

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido