Los ajustes en la medición de la inflación en Colombia

El Banco de la República revisó definiciones de inflación básica y clasificaciones del IPC que se analizan en el Informe de Política Monetaria. 

Los grupos de alimentos y vivienda liderarán la inflación de septiembre. En el caso de los alimentos, ‘El Niño’ continúa siendo

Archivo particular

POR:
Portafolio
agosto 11 de 2020 - 04:24 p. m.
2020-08-11

Con el fin de facilitar el proceso de comunicación y alinear las estadísticas de inflación con las metodologías internacionales y las implementadas por el Dane, el Banco de la República revisó las definiciones de inflación básica y las clasificaciones del IPC que se analizan y se muestran regularmente en el Informe de Política Monetaria (IPM).

(Inflación de 0,0% no se veía desde hace 15 años). 

Estos cambios, que se hicieron teniendo en cuenta la información producida por el Dane, tendrán un periodo de transición.

De esta forma, para el IPC de julio, agosto y septiembre, se publicarán los resultados de la metodología actual y de la nueva.

Sin embargo, para el IPC de octubre, y en adelante, se actualizarán únicamente las series correspondientes a la nueva metodología.

Así mismo, a partir del IPM de octubre de 2020, las proyecciones y análisis incluidos en el reporte emplearán dichas series.

Aunque la clasificación es relativamente similar a la que ha utilizado y publicado en el pasado, de ahora en adelante se reemplaza la clasificación de transables SAR y no transables SAR por la de bienes SAR y servicios SAR, respectivamente.

Así mismo, se mantienen las subcanastas de regulados y alimentos, pero adoptando los cambios metodológicos de la nomenclatura Coicop, es decir, el grupo de alimentos solamente incluye alimentos perecederos y procesados, y excluye comidas fuera del hogar (CFH), las cuales pasan a ser parte del grupo de servicios SAR.

En el segmento de regulados se incluyen los servicios de educación preescolar, primaria y media, entre otros. En esta clasificación, servicios SAR tiene un papel predominante, con 48,9% de representación en el IPC total (dentro del cual sobresalen los rubros relacionados con los arriendos, con 25,2% del IPC total), mientras que alimentos pesa el 15,1%, siendo la subcanasta con menor participación en el IPC total.

Por último, otra característica de esta clasificación es que facilita desagregaciones adicionales más intuitivas, claras y fáciles de comunicar que la clasificación que actualmente se utiliza, toda vez que resulta más sencillo hablar de bienes o servicios transables o no transables, que de rubros no transables afectados por tipo de cambio.

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido