Los desafíos con lo que tendrá que lidiar el próximo alcalde de Bogotá

Según el informe de ‘Bogotá Cómo Vamos’, la ciudad avanza en política social e infraestructura pero tiene retos en frentes como empleo juvenil.

Bogotá

La ciudad tuvo un crecimiento económico cercano al 3%, valor que en 2017 fue del 2,3%.

Cortesía.

POR:
Portafolio
agosto 01 de 2019 - 10:57 a.m.
2019-08-01

Disminuir el hurto a personas, reducir las emisiones de material particulado, bajar el desempleo juvenil y mejorar la calidad, eficiencia y seguridad del transporte público, son algunos de los principales retos para la próxima Administración.

Así se desprende del más reciente Informe de Calidad de Vida en la ciudad, que anualmente realiza el programa Bogotá Cómo Vamos, y que sirve como una radiografía de cómo avanza la capital, en 12 sectores distintos, a partir del análisis de más de 400 indicadores.

(Así 114.000 personas salieron de la pobreza multidimensional en Bogotá). 

Uno de los puntos que llaman la atención de este análisis es el alto índice de desempleo.

Los jóvenes son los más afectados por este fenómeno. Mientras en 2018, la tasa de desempleo en la ciudad se ubicó en 10,5%, en la población joven llegó al 17,4%.

Las personas con mayor nivel de escolaridad tienen menores tasas de desempleo, pero tardan más semanas en encontrar trabajo (una persona con secundaria tarda 19 semanas y una persona con posgrado, 32 semanas).

Frente a estas cifras, los expertos recomendaron seguir con las apuestas en especialización inteligente, iniciativas de clúster e innovación para el emprendimiento.

Así mismo sugieren fortalecer la educación orientada al empleo y apoyar iniciativas en innovación, ciencia y tecnología.


MOTOR DE LA ECONOMÍA EN EL PAÍS

El informe también destaca que la Capital de la República es el motor de la economía nacional, ya que aporta el 26% del PIB, genera el 18,3% de las exportaciones del país y produce el 92% de los servicios creativos.

En el último año, la ciudad tuvo un crecimiento económico cercano al 3%, valor que en 2017 fue del 2,3%.

Por esta razón la capital se consolida como el mayor centro empresarial.
Bogotá es la mayor plataforma empresarial del país, con más de 498.000 empresas y con la mayor actividad emprendedora. En los últimos diez años, el promedio anual de creación de empresas fue de 64.000.

Cabe señalar que la ciudad concentra el 29% de las empresas del país y es actualmente la cuarta ciudad en América Latina más atractiva para invertir y la quinta mejor ciudad para los negocios.

OTROS TEMAS

En los últimos tres años, la calidad de vida en Bogotá muestra avances significativos en sus indicadores de política social, pero persisten desafíos en materia de seguridad, movilidad sostenible, mercado laboral, hábitat y medio ambiente, temas relevantes en la agenda ciudadana.

En política social, se destaca el descenso de la mortalidad materna y la mortalidad infantil; la disminución de la fecundidad adolescente; el descenso de la deserción escolar y una mejora considerable en la calidad educativa de los colegios oficiales.

También se registran avances significativos en la reducción de la tasa de homicidios y un menor número de víctimas fatales en accidentes de tránsito (bajó un 6% respecto al año anterior).

(Un 50% de frutas producidas en el Meta se vende en Bogotá). 


Preocupan, sin embargo, el aumento del hurto a personas (creció 17% entre el primer semestre de 2018 y el primer semestre de 2019), el crecimiento de la vivienda informal (entre 2.000 y 4.500 predios, por año, desde el 2010) y las elevadas tasas de violencia interpersonal y de violencia contra niños y adolescentes.

El informe encontró avances en el 72% de las metas (54% avanza satisfactoriamente y 18% tiene avances relativos); el 26% no presenta avances significativos y un 2%, por cambios metodológicos, carece de concepto.

Algunas de las metas del Distrito con mayores avances son: reducir la tasa de trabajo infantil, disminuir la tasa de homicidios, disminuir en 15% las fatalidades en accidentes de tránsito, mejorar el estado de la malla vial, subir el desempeño de los colegios oficiales en las pruebas Saber 11 y reducir la mortalidad infantil. Entre las metas de avance relativo se destaca la construcción de 120 km de ciclorrutas, la gestión de suelo para proyectos de renovación urbana y los avances técnicos en la formulación del Plan de Ordenamiento Territorial - POT.

Las metas con pocos avances: disminuir los tiempos de espera para asignar citas con especialistas (la meta son 5 días de espera), aumentar la satisfacción con el transporte público troncal y zonal (la meta es alcanzar el 30%), calidad del agua y diseñar y poner en marcha un plan anti-evasión en el sistema de transporte público.

EN SEGURIDAD Y CONVIVENCIA CIUDADANA

Continúa reducción de homicidios. Se pasó de una tasa de 14,2 homicidios por cada 100 mil habitantes en 2017 (1.150 casos) a 13,3 en 2018 (1.089 casos).

En el último año, el 52% de éstos se cometió con arma de fuego y el 42%, con arma blanca, el cual subió un 13% con respecto a 2014. El 43% de los casos de homicidios se concentró en Ciudad Bolívar, Kennedy y Bosa.

Preocupa alta incidencia de hurto a personas. Durante el primer semestre de 2019 se registraron 58.092 hurtos a personas, un 17% más con respecto al mismo periodo del año anterior (49.049). Entre enero y junio de 2019, ocurrieron 9.836 robos en TransMilenio (54 al día) y 706 al interior de buses del SITP (4 diarios); así mismo, ocurrieron 5 hurtos diarios en buses del SITP provisional (828 casos).

El 20% de los hurtos a personas sucedieron en el transporte público. En el 2018, se reportaron 104.514 hurtos a personas. Chapinero, Santa Fe y La Candelaria, las localidades con mayor tasa de hurtos a personas. El celular fue el elemento más robado (65.066 en 2018). Vale anotar que disminuyó el hurto de automotores en un 8% y el de motos, en un 12%.

Una ciudad agresiva. Bogotá tiene la segunda tasa más alta de violencia interpersonal del país (358,7 casos por cada 100 mil habitantes) y la tercera más alta en violencia contra niños y adolescentes (47,26 casos por cada 100 mil habitantes).

Adicionalmente, se registra un incremento en las tasas de violencia de pareja y contra la tercera edad.

MOVILIDAD

El parque automotor se duplicó en la última década. Hoy, por cada 3 habitantes hay 1 vehículo a motor y por cada moto, hay 4 carros. De continuar el ritmo de crecimiento actual, en 2025 habrá más de 3 millones de vehículos. Hoy circulan 2´393.077 matriculados en Bogotá.

A pesar de la baja satisfacción, el transporte público es el más usado. Seis de cada 10 capitalinos se mueven en él, pero solo el 13% de quienes usan TransMilenio se sienten satisfechos con su servicio y un 25% de los usuarios del SITP están conformes con éste. Entre 2016 y 2018, disminuyó en un 9% el número de pasajeros del SITP y en un 2%, el de TransMilenio.

Menos víctimas fatales en las vías. Entre 2014 (606) y 2018 (514), se redujo en un 15% el número de muertes (92 fallecimientos menos).

Peatones, los más vulnerables. Aunque las cifras vienen bajando, hoy representan el 47% de las víctimas fatales.

Su interacción más peligrosa es con la motocicleta: 80 peatones murieron en siniestros viales donde la moto se vio involucrada. Los buses, incluyendo el TPC, zonal y troncal, se vieron involucrados en la muerte de 50 peatones. Hay que prestarle atención al incremento de ciclistas fallecidos en las vías (14% más entre 2014 y 2018).

La malla vial se expandió. En los últimos 3 años creció en 18 km, pasando de 13.971 km a 13.989 km. El 57% de la malla vial está en buen estado.

EN POBREZA, SALUD Y EDUCACIÓN

Cambios en los índices de pobreza. La pobreza multidimensional (aquella que identifica carencias a nivel del hogar y de las personas en salud, educación y nivel de vida) pasó de 5,4% en 2014 a 4,4% en 2018, mientras que la pobreza monetaria (incapacidad de la persona para satisfacer sus necesidades básicas) pasó de 10,1% en 2014 a 12,4% en 2018.

Se estima que hoy, en la ciudad, existen cerca de 1’000.000 de personas con ingresos per cápita que no superan los $ 283.828 mensuales.

Logros y desafíos en salud pública. La razón de mortalidad materna pasó de 29,9 gestantes fallecidas por cada 100 mil nacidos vivos (2014) a 25,2 por cada 100 mil (2018).

Entre 2014 y 2018, la tasa de mortalidad infantil bajó de 9,4 a 8,8 por cada 1.000 nacidos vivos. Los nacimientos en madres entre 10 y 19 años también disminuyeron: mientras en 2014 se registraron 17.101, en 2018 fueron 10.949.

La educación viene avanzando, pero persisten los retos. La deserción escolar en el sector oficial viene bajando (en 2014 era de 2,5% y en 2017 se ubicó en 1,6%). Sin embargo, cerca de 62.000 niños en edad escolar están por fuera del sistema.

Aumentó el porcentaje de colegios oficiales ubicados en las categorías A y A+: mientras en 2014 era el 11%, en 2018 subió al 26,7%. Se estima que por cada estudiante de colegio público en estas categorías hay 3 de colegio privado.

En Bogotá, 1 de cada 5 jóvenes menores de 24 años no estudia ni trabaja y el 65% son mujeres. Frente a esto, es importante repensar la pertinencia de la Educación Orientada al Empleo – EoE-, aquella que contempla no solo la formación técnica y tecnológica sino los cursos por horas que imparten las instituciones de educación para el trabajo y el desarrollo humano.

Siga bajando para encontrar más contenido