Los nevados de Colombia se están calentando rápido

Estudio hecho en los Estados Unidos asegura que al país le quedan menos de 40 kilómetros cuadrados de glaciares, debido al calentamiento.

nevado

Unos 40 millones de personas dependen del agua de estos nevados.

Archivo

POR:
Portafolio
diciembre 04 de 2018 - 09:48 p.m.
2018-12-04

El cambio de clima está aniquilando los páramos colombianos, y su ritmo de calentamiento está cerca del que han venido experimentando todos los glaciares ubicados en el Polo Norte del Planeta.

El proceso de derretimiento de las capas de hielo en las cumbres andinas nacionales, es de tal magnitud que, de una superficie de 113 kilómetros cuadrados, que sumaban los nevados de Colombia a mediados del siglo pasado, solo le restan 37 kilómetros.

Las anteriores, son cifras que arroja el monitoreo que ha venido adelantado un grupo de científicos, vinculados a universidades de Estados Unidos, Irlanda y Colombia.

(Lea: Antes del deshielo, los turistas extranjeros son los que más disfrutan de los nevados del país

Entre los participantes se cuentan el profesor Daniel Ruiz, egresado de la Universidad Nacional de Colombia, y ahora investigador del Instituto de Ciencias de la Tierra, de la universidad de Columbia, en Nueva York. En su tarea, que ha permitido el despliegue de más de una veintena de sensores alrededor del llamado Parque de los Nevados, los expertos Enrique Ángel y María Elena Gutiérrez, de la Escuela de Ingeniería de Antioquia (EIA), y Daniel González, de la Universidad Nacional, en su sede de Medellín.

SE DERRITE EL CISNE

Uno de los más claros ejemplos del fenómeno es palpable, según los científicos, con lo que está ocurriendo en el Volcán El Cisne, que perdió el 37 por ciento de su capa de hielo, durante los dos últimos años.

(Lea: Ecoturismo genera tres veces más ingresos que el turismo tradicional

Para el profesor Ruiz, que ostenta un título de doctorado en hidroclimatología en dicha universidad estadounidense, el aumento de la temperatura en los nevados colombianos es casi del nivel que está provocando el acelerado derretimiento en el Ártico.

A fin de lograr la máxima precisión sobre el calentamiento que está ocurriendo en las altas cumbres, por encima de los 3.600 metros de altura, los investigadores están capturando cada hora, información relacionada con la humedad relativa, los puntos de rocío y la variación de la temperatura; volumen de datos que revisan cada dos meses.

AGUA PARA MILLONES DE PERSONAS

Del agua que absorben y almacenan los páramos dependen millones de personas. De acuerdo con los cálculos realizados por el Instituto del Ambiente de Estocolmo, que ellos citan en su investigación, alrededor de 40 millones de habitantes situados entre Bogotá y Quito, dependen directamente de los suministros de agua que vierte desde los nevados.

De otro lado, se indica que dichos sistemas acogen una variada riqueza ecológica, constituida por alrededor de cinco mil especies, de las cuales cerca de tres mil, son únicas, y no se encuentran en otras partes del mundo.

Precisamente en este campo, actúa la ecóloga María Helena Gutiérrez, quien construyen un catálogo que reúne hasta la fecha unas 500 especies, incluidos los centenarios frailejones, y que puede ser consultado en línea.

Pero la misión, orientada identificar todos los factores que están influyendo en el calentamiento de los nevados y la pérdida de los glaciales andinos, va mucho más allá, en asuntos tan complejos como la posible incidencia del conocido fenómeno de El Niño.
Menos mal, señalan, el gobierno colombiano ha empezado a “girar su cabeza” hacia los páramos, con el fin de frenar se acelerado proceso de desaparición.

Germán Duque
Miami

Siga bajando para encontrar más contenido