Los tres ‘disgustos’ comerciales de la Unión Europea con el país

Licores, camiones y papas congeladas son los puntos en los cuales el bloque europeo pide trabajar para que el comercio pueda tener mejores réditos.

Colombia inicia casi de cero en el TLC con Europa

Nos decepcionó la decisión de Colombia de aplazar la apertura del mercado para camiones importados.

Archivo Portafolio

POR:
Portafolio
enero 17 de 2019 - 09:18 p.m.
2019-01-17

A pesar de que el flujo comercial entre la Unión Europea y Colombia ha mostrado signos de mejoría, hay tres puntos que han causado malestar en el bloque continental. De acuerdo con Christoph Saurenbach, consejero Comercial de la Unión Europea en Colombia, estos tienen que ver con las papas congeladas, los licores, y los camiones, respecto a la chatarrización y el programa uno a uno.

“Nos decepcionó la decisión de Colombia de aplazar la apertura del mercado para camiones importados y la prorrogación de la política de chatarrización y del uno a uno. Las medidas restrictivas actuales no cumplen los objetivos medioambientales, las cuales han contribuido a un envejecimiento de la flota de vehículos pesados”, manifestó Saurenbach.

El funcionario añadió que “hasta Fenalco está de acuerdo con nosotros y la UE insiste en que Colombia implemente el 100% de sus obligaciones internacionales, respecto a las líneas de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (Ocde)”.

(Lea: Colombia ha exportado US$10.000 millones en agro a la UE

En cuanto a papas congeladas provenientes de Europa, sobre las cuales se tomaron acciones de salvaguardia por temas de dumping, el delegado comercial europeo contó que tomaron con “sorpresa” esa decisión.


“Pensamos que esta medida no va a ayudar a un sector (de papas colombiano) que es poco competitivo, que debe mejorar gracias a la innovación y a la inversión, pero que no va a mejorarse por una mayor protección por aranceles de antidumping”, puntualizó Saurenbach.

De igual manera, el vocero indicó que en el país hay un cierto red tape, que en español significa que existe “un entorno regulatorio complejo, una gran cantidad de permisos y certificados necesarios para la importación y venta de vinos, cervezas y licores en Colombia”.

(Lea: Manufacturas: nuevo reto del TLC con la UE, tras el éxito del agro

Por otro lado, Saurenbach destacó que, para este año, se espera que la dependecia minero-energética de la canasta exportadora de Colombia hacia la Unión Europea siga disminuyendo. Vale destacar que desde que entró en vigencia el TLC entre ambas partes, es decir en 2013, hasta el año pasado, las ventas minero-energéticas del país pasaron de pesar 73% a 44%.

“Se han beneficiado sectores como el agrícola, que incrementó sus exportaciones en un 54% desde la entrada en vigor del acuerdo comercial.
El panorama general es positivo. Para Colombia existen posibilidades importantes de aprovechamiento del acuerdo comercial, sobre todo en el sector agrícola, pero también en la parte agroindustrial e industrial”, insistió el vocero europeo.

En este mismo sentido, aseguró que es importante que Colombia tenga una canasta exportadora agrícola con productos con valor añadido, para no quedarse siendo un país que vende afuera materias primas.

(Lea: En cuatro años de TLC con la Unión Europea se han exportado US$8.807 millones

“Pensamos que el sector agroindustrial, con las preparaciones de alimentos a base de vegetales, frutas, nueces, lácteos, puede tener un potencial de exportación a la Unión Europea que todavía no ha sido aprovechado”.

Igualmente, Saurenbach destacó que en diciembre del año pasado se dio un paso muy importante con la aceptación de nueve productos con denominación de origen, por parte de la Unión Europea. “Esto le da una mayor valorización a los productos de los campesinos colombianos en el mercado europeo”, afirmó.

De cara al futuro, el vocero destacó que habrá discusiones sobre un posible acuerdo de reconocimiento mutuo de la certificación de productos orgánicos, que una vez concluido también podría incrementar las exportaciones de bienes agrícolas.

No obstante, Saurenbach dijo que “la mejor manera de diversificar las exportaciones es invertir en la competitividad de la economía. La Unión Europea está prestando un apoyo importante de unos 50 millones de euros, para microempresas, para la generación de empleo en zonas del posconflicto y comunidades vulnerables, pero también para sectores como el lácteo y la economía naranja”.

Es así como hay oportunidades para que más frutas tropicales colombianos se den a conocer en el Viejo Continente, dado que hace unos años productos como la uchuva o el lulo eran desconocidos para los paladares europeos. “Es impresionante también lo que ha pasado con las ventas de aguacate hass, las cuales aumentaron 6.000% desde que entró en vigor el tratado. El aceite de palma cada vez gana más terreno y no veo por qué no pueda seguir en esta senda”.

AÑO CLAVE PARA LA UE

En mayo de este año, la Unión Europea pasará por un proceso de elecciones, dado que se elegirá al nuevo parlamento.

“Al mismo tiempo nos estamos enfrentando a un entorno global más complicado, por lo que a todos nos afecta la política comercial de Estados Unidos, pero también la menor tasa de crecimiento de la economía china. En este contexto, estamos preocupados por el sistema global de comercio, ya que la Organización Mundial del Comercio (OMC) está en crisis”, explicó Saurenbach.

Para él, una actitud más proteccionista no puede ser la respuesta y debe establecerse una política de comercio internacional abierto basado en reglas claras. Otro punto clave para el bloque europeo es que en dos semanas entrará en vigor el acuerdo comercial con Japón, que será el más grande que hayan firmado, por lo que va a cubrir la tercera parte del PIB global.

En esta misma línea, aseguró que durante 2019 tienen varias negociaciones en curso con Mercosur, Australia, Nueva Zelanda, Chile y otros acuerdos por adoptarse con Singapur, Vietnam y México.

DENOMINACIÓN DE ORIGEN


Los cafés de Cauca, Nariño y Huila, el bizcocho de achira del Huila, los quesos Paipa y Caquetá, el clavel de Colombia, la rosa de Colombia y el crisantemo de Colombia fueron incluidos en el listado de indicaciones geográficas para productos agrícolas y alimentos del Acuerdo Comercial que Colombia y la Unión Europea tienen vigente desde agosto del 2013. Estos productos se unen al reconocimiento que ya este bloque había dado a la cholupa del Huila en el marco del Acuerdo, y al café de Colombia antes de la negociación del mismo, que además fue el primer producto extranjero al que la Unión Europea le reconoció la denominación de origen.

Entre enero y octubre las exportaciones de Colombia hacia la UE llegaron a los US$ 4.149 millones, según cifras del Dane.

felveg@eltiempo.com

Siga bajando para encontrar más contenido