Los tres puntos débiles de la diversificación exportadora

Según un análisis de Anif, los elevados impuestos corporativos y el llamado ‘costo Colombia’ son los que retrasan el progreso comercial.

Exportaciones

Las exportaciones no tradicionales crecieron 2,3%.

Archivo particular.

POR:
Portafolio
octubre 04 de 2018 - 09:49 p.m.
2018-10-04

Ante la pregunta que plantea Anif de por qué ha fracasado la diversificación exportadora, el centro de estudios propone tres tipos de hipótesis: elevados impuestos corporativos; inseguridad jurídica y el llamado “costo Colombia”, referido a la pérdida de competitividad que implican los sobrecostos laborales, energéticos y de transporte.

Frente a la primera hipótesis, Anif ha venido argumentando que, si bien la totalidad de la carga tributaria sobre las grandes firmas ha venido cayendo del 60% hacia el 50% de las utilidades durante la última década, “esta carga todavía se ubica por encima del promedio del 45% que se observa en la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (Ocde)”.

(Lea: Las frutas tropicales, a conquistar nichos de mercado en Alemania

Sobre el tema de inseguridad jurídica existe consenso en cuanto a su agravamiento durante la última década, afectando particularmente los sectores de energía, minería e infraestructura.

Y, sobre el costo Colombia, “las mediciones más recientes nos indican que todavía continuamos rajados frente a países pares como México o Chile. Independientemente de las ponderaciones que gobernantes y empresarios le quieran asignar a los problemas antes señalados, lo factual es que la canasta exportadora del país continúa concentrada en commodities en un 70%”, enfatizó Sergio Clavijo, director de Anif. El análisis complementa que, dados los reveses en los términos de intercambio del período 2014-2017, se ha producido una lenta modernización del aparato productivo, por cuenta de la contracción en las importaciones de bienes de capital.

(Lea: Diversificar las ventas con cadenas de valor

Si bien el valor exportado mostraba un crecimiento del 15% anual (en dólares) en el acumulado en doce meses a julio de 2018 y su valor ascendía a los US$41.000 millones, ello obedece al repunte del petróleo al promediar US$72/barril Brent en lo corrido a septiembre de 2018, de acuerdo con el documento. Sin embargo, las exportaciones no-tradicionales tan solo crecían al 2,3% en este período y su valor no superaba los US$13.000 millones (30% del total), excluyendo metalúrgicos. “Tan solo los vehículos, los alimentos y las sustancias químicas han mostrado avances significativos”, concluye el análisis.

Siga bajando para encontrar más contenido