Los vientos en contra que enfrenta la economía colombiana

BNP Paribas modificó sus estimaciones de crecimiento para Colombia a la baja ante un mayor riesgo externo.

Billetes

La perspectiva de crecimiento para Colombia cambio de 3,5% a 3%.

Carlos Ortega

POR:
Portafolio
junio 13 de 2019 - 09:56 p.m.
2019-06-13

Un panorama de mayor vulnerabilidad ante los choques externos, entre ellos una desaceleración del comercio global, llevaron al Banco BNP Paribas a cambiar su perspectiva de crecimiento para Colombia de 3,5% a 3% para este 2019.

(Lea: Bancos centrales anuncian bajas en tasas ¿Qué debe hacer el Emisor?)

El ajuste en el pronóstico se da después de presentar una radiografía de lo que es actualmente la economía del país, en el que también se rebaja la proyección del Producto Interno Bruto (PIB) para el 2020 de 3,8% a 3,5%.

(Lea: 'Se interpreta cierto freno en el PIB al cual hay que darle atención')

Joel Virgen, economista en jefe para Colombia del Banco BNP Paribas, quien visitó esta semana a Colombia, habló de las principales premisas que analiza la entidad para evaluar el comportamiento macroeconómico del país y resaltó que algunos datos de Colombia en este ámbito han sorprendido.

En el documento presentado por Virgen, que busca responder a las principales preguntas que el comportamiento de la economía suscita, indica que los datos de la actividad reciente del país muestran que el impulso de crecimiento será a un ritmo más lento.

“Esto hace el Banco de la República tenga mucho más espacio para empezar su ciclo de normalización, que en este caso es de alzas. Esperábamos que fuera en la última reunión de este año, con un ajuste de 25 puntos base, ahora lo haría en el primer trimestre del 2020”, dijo Virgen.

¿Qué tan inmune es Colombia a la desaceleración global?

El directivo señaló que Colombia está expuesta a una posible desaceleración global que estaría gobernada por un freno en el comercio global y un letargo en el crecimiento en las economías desarrolladas: Japón crece al 1%, la Unión Europea crece al 1%, Estados Unidos se está desacelerando hacia el 2% y China se está desacelerando desde el 6,7%.

“Todo esto atravesado por el tema proteccionista que ya le tocó a México. Sigue, probablemente, la Unión Europea y no descartemos que en la lista de la agenda proteccionista de Estados Unidos esté Japón”, indicó Virgen, quien agregó que a esto se suma una desaceleración de la economía china, un factor clave a tener en cuenta.

En este contexto de disputa comercial, BNP Paribas ubica a Colombia como la segunda economía emergente más sensible, por detrás de México. El banco además prevé que el menor ritmo de crecimiento en Estados Unidos, que apunta más a una desaceleración, haría que la FED baje en dos ocasiones este año (julio y septiembre) su tasa de referencia. Una señal que ha dado.

“Colombia no es una isla, estamos expuestos a este tema y es importante reconocerlo porque parte también de ese ajuste que hicimos hacia la baja del 3,5% al 3% tiene que ver con este escenario”, precisó.

Por otro lado, Virgen indicó que están convencidos que lo que viene para el dólar en el mundo es un ciclo de debilitamiento. “Tenemos todos los componentes ahí, desaceleración económica y autoridad monetaria recortando sus tasas de interés. En el pasado han sido los principales motores de una depreciación del dólar y esto es favorable para las monedas emergentes y para el peso colombiano en particular, también para las cotizaciones de materias primas, así que tenemos un efecto compensatorio”, comentó.

En esa línea, agregó que habrá, por una parte, viento en contra con la desaceleración global, sobre todo del mundo desarrollado, y por el otro un ciclo depreciación del dólar que puede apoyar vía precios de materias primas.

¿Qué está pasando con el crecimiento económico?

“Los indicadores oportunos nos están diciendo que esta economía está creciendo al 3% y las autoridades siguen apoyando que esto va a ganar impulso, así que creemos que sí, que hay una gran probabilidad de que este sea el ritmo”, señaló el directivo al respecto.

Y precisó que ante una desaceleración global debemos esperar un crecimiento de las exportaciones y que las importaciones no se desaceleren, situación que se puede convertir en uno de los vientos en contra de este año: la balanza comercial.

¿Cuál es su implicación en la política monetaria?

Para BNP Paribas, no hay modificaciones en la estimación de inflación, pero sí está anticipando un ritmo de crecimiento más pausado. “La inflación no es algo sensitivo, es un tema transitorio y se ha comportado bien. Creemos que va a cerrar alrededor de 3,3%”, indicó Virgen.

En ese sentido, el directivo cree que no será hasta marzo de 2020 cuando el Emisor  tome alguna decisión en su reunión de política monetaria respecto a la tasa de interés, que podría empezar con un alza de 25 puntos básicos.

¿Qué tan preocupados debemos estar por la cuenta corriente?

Frente a esta pregunta, la principal preocupación viene por el ensanchamiento del déficit de cuenta corriente y que no hay mucha claridad sobre qué hacer. No obstante, el BNP Paribas reseñó que este crecimiento ha sido en buena parte por el tema de la balanza comercial.

“La preocupación es que si nosotros formamos a los principales mercados emergentes, Colombia es de los que tiene déficit de cuenta corriente más amplios del mercado. Claro, que cuando ensanchamos el panorama a las 70 economías emergentes, Colombia no está en la cola” estimó Virgen.

En ese sentido dijo que la clave es cómo está Colombia ante los ojos del sector externo, “porque si la cuenta corriente tiene un origen claro y es financiable, pues no hay una razón para esta preocupación”, anotó y resaltó que esta brecha se va a cerrar este año hasta 4,2%, 

¿La regla fiscal se cumplirá?

Al respecto, Virgen puntualizó en que el tema acá son los ajustes que se han dado a las cuentas públicas vía recortes y los planes para incorporar mayor eficiencia fiscal. “Podemos descartar que vayamos a ver una nueva reforma fiscal integral, que vaya a ser presentada al Congreso esta año o el siguiente”, dijo. En todo caso, sí estiman que haya unas revisiones a la eficiencia recaudatoria.

¿En qué estarán las calificadoras de riesgo?

“Hay que tener cuidado si volvemos a tener sorpresas desfavorables en crecimiento, que apunten a un ritmo inferior a 3%, y al desempeño fiscal. Crecimiento por debajo del potencial puede llevar a la modificación crediticia” concluyó.

Siga bajando para encontrar más contenido