Más mujeres en juntas, mejor para las finanzas de empresas

Estudios apuntan a que las firmas con diversidad de género tendrían 15% más rentabilidad.

Mujeres

El dato del casi 17% se ve que el número de mujeres independientes en juntas se reduce al 10%, pues el otro 7% tienen algún vínculo familiar con los dueños de las empresas.

iStock

POR:
Portafolio
septiembre 20 de 2020 - 07:04 p. m.
2020-09-20

Una mayor participación de mujeres en los puestos de tomas de decisiones podría mejorar la rentabilidad de las empresas, y en Colombia solo el 16,7% está en juntas directivas y apenas el 8,6% las lidera, según un estudio de Deloitte. Para expertos, pensar en incluir a más de ellas en esas plazas podría ser una apuesta clave para las organizaciones en momentos de crisis, como el que se ha desatado por cuenta de la pandemia por coronavirus.

Lea: (Los retos de Latinoamérica para vacunación masiva contra coronavirus)

Pese a que Colombia está en el promedio mundial de participación de mujeres en juntas directivas, pues el dato global es de 16,9% y el de las que las presiden es de 5,3%, el panorama es todavía retador teniendo en cuenta que el 51,2% de la población colombiana son mujeres, por lo que la representación en las organizaciones todavía sigue siendo muy baja.

Lea: (¿Cómo superar las dudas a la vacuna contra el coronavirus?)

Eso explica Mónica Contreras, CEO del Club del 30% en el país, una organización que busca aumentar la participación de las mujeres en esos cargos. “Si se mira en detalle el dato del casi 17% se ve que el número de mujeres independientes en juntas se reduce al 10%, pues el otro 7% tienen algún vínculo familiar con los dueños de las empresas”.

Según Contreras, quien actualmente hace parte de las juntas directivas de Invest in Bogota, Farmatodo y Corficolombiana, entre otras organizaciones, hay varios estudios que señalan que una participación de al menos del 30% de ejecutivas en esos cargos podría incidir en mejores resultados para las organizaciones. “Lo que hemos visto es que una participación mínima del 30% puede incidir en un mayor nivel de innovación, un mejor gobierno corporativo y reputación, mayor productividad, rentabilidad sobre las inversiones y la sostenibilidad”.

Lea: (Si la empresa incumple con medidas de bioseguridad, no vaya al trabajo)

De hecho, un estudio de McKinsey & Company, publicado en 2015, muestra que las empresas con diversidad de género tienen un 15% más de probabilidades de tener una rentabilidad económica superior al promedio de su sector. Y en cuanto a las mujeres en juntas, otro informe de Catalyst, que revisó el desempeño de las 500 empresas más importantes de Estados Unidos según Fortune, encontró que cuando hay tres o más de ellas en las juntas, la rentabilidad sobre las ventas subieron un 84% y las tasas de rentabilidad sobre el capital invertido de 60% más.

Para Tatyana Orozco, vicepresidenta de asuntos corporativos de Grupo Sura, uno de los motivos que explican que las mujeres con la posibilidad de tomar decisiones dentro de las empresas incidan en unas mejores finanzas de las organizaciones es que hay miradas mucho más diversas, que le dan otras perspectivas. “Hay una visión, por ejemplo, mucho más afinada para ver los mercados, las oportunidades y los riesgos dentro las organizaciones”.

Teniendo en cuenta todos las ventajas que trae una mayor equidad de género en las empresas, sobre todo en los cargos directivos, ¿qué impide que actualmente ese porcentaje de participación sea superior?

Según Aequales, una firma que busca ayudar en el cierre de la brecha de género en las empresas, “las mujeres enfrentan barreras tanto externas estructurales como políticas de recursos humanos sin enfoque de género, selección sesgada, estereotipos y roles de género, acoso sexual laboral, carga de trabajo no remunerado, horario inflexible, y masculinización de profesiones, entre otros. Asimismo, existen barreras internas de las mismas mujeres como, por ejemplo: falta de confianza, culpa, poca capacidad de negociación, entre otros. Toda esta situación agudiza que más mujeres accedan a posiciones de liderazgo y quieran asumir estos roles”, le explicó la organización a este diario.

Catalina Rengifo, gerente senior de relaciones con gobiernos de IBM, agregó por su parte, que otro factor clave para lograr aumentar la participación femenina en estos cargos “es que los hombres se conviertan también en aliados para la equidad de género, y así mejorar el panorama”, agregó.

Finalmente, y de acuerdo con las directivas consultadas, si bien la pandemia ha puesto sobre la mesa la urgencia de aumentar la participación de la mujer en el mercado laboral, teniendo en cuenta las históricas altas tasas de desempleo, se hace cada vez más necesario acelerar los procesos de equidad en las organizaciones en un momento en el que el país necesita recuperar su economía de forma sostenible.


ASÍ VA EL PANORAMA TIC

Otro de los grandes desafíos es el de la participación de las mujeres en el sector de las tecnologías de la información. De acuerdo con un estudio de IBM de 2019, en el que encuestaron a 2.300 organizaciones en todo el mundo, se encontraron con que solo el 18% de los puestos de liderazgo son ocupados por mujeres. En ese sentido, Rengifo señala que “el país necesita seguir haciendo esfuerzos en ese sentido, para cerrar la brecha digital y de género en estos sectores”.


María Camila González Olarte
Twitter: @CamilaGolarte

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido