Mayor incumplimiento amenaza a los seguros de arrendamiento

Crisis en empresas y en los comercios dificulta el pago de los cánones de alquiler. Piden acuerdos para evitar problemas.

Colombia también se lleva el puesto de la más barata en cuanto a arriendo se trata. Alquilar un piso de 100 metros cuadrados en un barrio de clase media y céntrico cuesta 580 dólares. En Brasil, el precio es de 635 dólares; en México, es de 800 dólares, y

Archivo particular

POR:
Portafolio
mayo 05 de 2020 - 10:00 p. m.
2020-05-05

Aerolíneas, hoteles, restaurantes, entretenimiento, salud y pequeñas empresas que se enfrentan al pago de arrendamientos y nóminas, son algunos de los sectores en los que las compañías de seguros tendrán un año de retos por cuenta de la crisis del coronavirus.

(Lea: No pago de arriendos pone en aprietos al sector inmobiliario)

Así lo consideran voceros del sector quienes advierten una fuerte dinámica en el pago de primas en varios ramos. Pero en otros, señalan, se prevé disminución.

(Lea: Preguntas y respuestas sobre las medidas para arrendamientos)

Ante el aislamiento nacional desde el 24 de marzo (en Bogotá el 20) que obligó a guardar gran parte de los carros, muchos seguros SOAT se han vencido, pero algunas compañías prorrogaron pólizas o no han cobrado primas y según el gremio del sector, Fasecolda, “por tratarse de un ramo de estricta regulación y control del Gobierno, analizamos qué medidas se deben tomar sin perder de vista que este seguro traslada recursos al sector de la salud, útiles en esta crisis”.

(Lea: No habrá penalidad por incumplir el pago de la administración)

Uno de los temas que más preocupación causa es el del pago de arriendos. Según el gremio, “por las condiciones de cada asegurado, es indispensable que en todos los casos las aseguradoras validen las coberturas, atendiendo si el inmueble arrendado es vivienda o establecimiento comercial para encontrar una respuesta a la mejor manera de utilizar su seguro”.

El presidente de Fasecolda, Miguel Gómez, dice que “acompañando las recomendaciones del Ministerio de Vivienda y anticipándonos a las dificultades que puedan enfrentar propietarios y arrendatarios que puedan llevar a la cancelación de contratos de arrendamiento, las aseguradoras dispusieron asesoría para facilitar acuerdos entre las partes y superar la crisis”.

Gómez también consideró que la mayoría de las aseguradoras que ofrecen seguros de salud garantizan la atención, hospitalaria y doméstica de las personas que resulten afectadas por la covid-19, es decir, no aplican la exclusión de pandemia.

Alrededor de 770.000 personas tiene pólizas privadas de salud y podrán acceder a estos beneficios.

Asimismo, hay 13 compañías que ofrecen pólizas de salud y han habilitado la toma de muestras de la covid-19 a domicilio y atienden pacientes con otros diagnósticos prioritarios.

En el caso de las que ofrecen seguros de vida individual, una buena parte de ellas está amparando la muerte por la covid-19. Hay 2’390.000 riesgos asegurados y al 30 de abril se reportaron 20 reclamaciones.

Y advirtió que en Colombia 13% de las familias tiene al menos un miembro con un seguro voluntario de vida, es decir, 2,4 millones de personas aseguradas. La mayoría de las compañías con pólizas de vida incluyen coberturas y beneficios por muerte de la covid-19.

Gómez dice que algunas compañías están ofreciendo el fraccionamiento de pago de primas y la financiación de estas en pólizas individuales con plazos hasta de 12 meses y tasas preferenciales y ofrecen ampliación de plazo de pago a 60 días desde la entrada en vigencia de las pólizas en ramos como autos. La mayoría de compañías flexibilizaron los requisitos para demostrar los siniestros y ampliaron sus plazos de cumplimiento de documentación.

Sobre algunos cuestionamientos por el papel de las ARL, Fasecolda dijo que para atender la contingencia se necesitan, al menos, $430.000 millones.

“La obligación principal está a cargo de empleadores, Estado, entidades territoriales y entidades de salud. La responsabilidad de las ARL en el suministro de los elementos de protección para los trabajadores de la salud, es importante determinar que esta es limitada”, dijo Gómez quien aclaró que para la contingencia se definió que hasta el 7% de las cotizaciones del sistema se utilizará para el suministro de elementos de protección para los profesionales, priorizando a las IPS de regiones afectadas.

‘FLEXIBILIZAMOS CONDICIONES’

Javier Suárez, presidente de Seguros Bolívar, dice que ante la crisis por el coronavirus se tuvieron que relajar algunas políticas y, en algunos casos, prorrogar los pagos e incluso no cobrar en unos ramos durante abril.

“Es una situación que nos pega a todos. No somos la excepción. Estamos sometidos a la emergencia. Lo primero que tuvimos que hacer fue mandar a teletrabajar desde el 16 de marzo al 98% de los empleados. Tenemos que privilegiar el cuidado de la gente, pero seguir operando”, dijo.

El directivo agregó que “en riesgos laborales y contratos de arrendamiento hay impactos, mientras que en seguros de vehículos y SOAT, como están quietos, los riesgos son menores”.

También anunció que se ha hablado con gran parte de los clientes para “reprogramarles los pagos e incluso hemos tenido que asumir el mes de abril”. De la misma manera, Suárez consideró positivo que a la fecha no hay un desborde de las instituciones de salud en la atención de casos por coronavirus, pero advirtió que el riesgo está latente pese a las medidas de contención que ha adoptado el Gobierno.

Suárez dijo que con la crisis va a haber muchos sectores golpeados con una reducción de las ventas del 20% por los aislamientos.

Aseguró que la ARL Bolívar ha cumplido con el suministro de elementos de protección para los trabajadores de la salud, aunque con la normatividad del Gobierno, en medio de la pandemia, se ha dificultado la adquisición de material y anunció que han entregado 2’600.000 elementos de protección a 230 entidades para 30.000 empleados de la salud.

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido