Economía

Mercados siguen en rojo en 2020, pero se ven mejoras

Frente a las grandes caídas semanas atrás, bolsas, divisas y ‘commodities’  se han estabilizado y empiezan a ser menos sensibles al coronavirus.

Bolsa de Valores de Colombia

Archivo Portafolio.co

POR:
Portafolio
mayo 02 de 2020 - 09:00 a. m.
2020-05-02

Desde que el coronavirus inició su expansión internacional, los mercados financieros han sufrido fuertes retrocesos en sus cotizaciones, los cuales en alguna ocasión fueron los mayores desplomes en décadas. Sin embargo, una vez que cerró el cuarto mes, estos siguen con caídas, pero algunos ya muestran síntomas de mejoras o, al menos, de una menor volatilidad.

(Lea: Los mercados se recuperaron esperanzados en droga contra coronavirus)

Desde el inicio del año, el índice Dow Jones de Wall Street presenta una caída de 15,66% al cierre de ayer. Esto, si bien supone un importante descenso frente a la cotización de enero, también muestra una ligera recuperación hoy en día, pues la pérdida el 23 de marzo, jornada en la que registró el menor nivel de 2020, llegaba al 35,59%.

(Lea: Wall Street cierra su mejor mes desde 1987)

De los tres principales índices de EE. UU., el Nasdaq tecnológico, es el que presenta el mejor comportamiento, pues si bien en 2020 mantiene un saldo negativo, suma una revalorización de más de 9% en el último año completo.

En Europa la tendencia ha sido similar, como muestra que el índice Dax alemán, pues al término del cuarto mes, la desvalorización es 18,85%.

Latinoamérica presenta perores resultados, y Colombia es uno de los ejemplos de esto. Al tomar en cuenta la evolución del índice de capitalización Colcap, este acumula una pérdida de 31,015% hasta el cierre de ayer, al pasar de 1.658,77 puntos a las 1.142,04 unidades de la última sesión.

Por su parte, por tomar otro caso ilustrativo, el bovespa de la bolsa de Sao Paulo tiene una pérdida superior, que llega hasta el 32,02% al cierre de abril.

El mercado petrolero es otro de los que ha presentado una alta volatilidad, tanto así que incluso la semana pasada el contrato de mayo del crudo estadounidense WTI cotizó por debajo de US$0 el barril.

El petróleo Brent, presenta un descenso en su precio de 63% desde el inicio del año. El barril inició el día 2 de enero en US$68,44, mientras que ayer terminó en US$25,27, es decir, un desplome de US$43,17.

El contrato de WTI, que se ha visto especialmente afectado por los temores a una falta de capacidad de almacenamiento, comenzó 2020 por encima de US$61 y ahora está en US$19,04.

Por último, otro de los indicadores que más incidencia tiene tanto en las empresas como en el bolsillo de los colombianos, es el precio del dólar, el cual acumula hasta este momento una apreciación frente al peso colombiano de 20%.

La cotización de la divisa de Estados Unidos en el primer día del año era de $3.277,14 la unidad, mientras que el cierre de ayer estableció un precio de $3.932,72.

De acuerdo con Camila Rodríguez, analista de Estrategia de Mercado de Itaú Comisionista de Bolsa, “con la crisis sanitaria, 2020 ha sido un año de altibajos, ha dejado economías inestables y con preocupantes cifras, por lo que los mercados en general han estado moviéndose al ritmo de las curvas de contagio y del optimismo que generen las noticias de un posible tratamiento. Esta volatilidad también ha llegado a Colombia. En estos cuatro meses el peso alcanzó a depreciarse frente al dólar cerca del 28%, siendo la tercera moneda más afectada después del peso mexicano y el real brasileño. Sin embargo, en el último mes la volatilidad ha bajado; el país ha sufrido los efectos, pero parece menos afectado frente a otros de Latinoamérica”.

A esto, Rodríguez agrega que “el primer semestre parece ser en el que más volatilidad se evidenció, hacía el segundo y tercero el sentimiento debería ser un poco más tranquilo, pues los mercados ya asimilaron una recesión en las economías”.

Alejandro Reyes, economista principal de BBVA Research, apunta que “marzo marcó los momentos más álgidos en las turbulencias de los mercados, fue cuando se incrementaron las primas de riesgo y la volatilidad. En abril se ha observado alguna ‘tensa’ calma, varios de estos indicadores han cedido, pero aun se ubican por encima de sus niveles previos al brote global del coronavirus.

Así las cosas, hemos tenido un mes de abril que en grandes números ha sido positivo, revirtiendo, parcialmente, el deterioro de marzo”.

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido