Economía

Metas para reducir la pobreza podrían no cumplirse en 2022

Expertos aseguran que la recuperación se relaciona más con el mercado laboral que con el crecimiento económico. 

Pobreza

Según expertos, el país no va a lograr reducir la pobreza a niveles de 35% o 34% si no logra tasas de desempleo cercanas o por debajo al 10%.

César Melgarejo

POR:
Portafolio
septiembre 14 de 2021 - 09:30 p. m.
2021-09-14

La reforma tributaria o Ley de Inversión Social que fue sancionada ayer por el presidente Iván Duque tiene metas muy puntuales en la reducción de la pobreza: un descenso hasta el 34,3% en 2022, considerando que el dato de 2020 fue 42,5% y “se estima que, con las transferencias planteadas en este proyecto, en 2022 desaparecerá por completo el incremento en la incidencia de pobreza monetaria extrema causada por la pandemia, incluso llevándola a niveles inferiores (6,7% en 2022 vs 9,6% en 2019)”, dice la exposición de motivos de la Ley.

(Las regiones con la mayor concentración de la pobreza en Colombia). 

Sin embargo, varios expertos consideran que estas estimaciones podrían ser más que optimistas y poco probables de lograrse, pues la mejora no solo está supeditada a la recuperación de la economía.

“La reducción de la pobreza va a depender no tanto del crecimiento, sino del empleo, y para este año estimamos una tasa de desempleo de 14%. Va a ser imposible retornar a los niveles de pre pandemia, cuando este rubro estaba en 10%. Seguro que en 2022 podremos ver más resultados”, indicó Luis Fernando Mejía, director de Fedesarrollo.

Mejía mencionó también en días pasados, en el marco de un evento organizado en conjunto entre Anif y Fedesarrollo, que si se toma como base los resultados en materia de la recuperación productiva y la tasa de desempleo, la estimación del centro de estudios para el próximo año está en que la tasa de pobreza se va a reducir a 41,2%. Esto frente a un dato de 43,4% que había estimado la entidad para 2020 con cálculos propios, tras un ajuste metodológico en la estimación de la pobreza rural.

(Pobreza multidimensional en Colombia se ubicó en 18,1% en 2020). 


“Nos va a faltar mucho camino por recorrer, y lo que se necesita es reducir la tasa de desempleo a niveles prepandemia, no vamos a lograr reducir la pobreza hasta 34% o 35% como lo que teníamos antes de la pandemia si no logramos tasas de desempleo cercanas o por debajo al 10%, ahí está el reto fundamental de la política pública y económica en los próximos años”, aseguró Mejía.

Una postura similar la tiene Carlos Felipe Prada, vicepresidente del centro de estudios económicos Anif, quien sostuvo que “se esperaría que la pobreza se recupere, pero no en una magnitud así de amplia y rápidamente”.

Prada reconoció que los programas para aliviar la pobreza y las transferencias están funcionando, pero cuestionó que “indudablemente tener una meta de reducción para estar en niveles prepandemia de un año a otro no es tan fácil que suceda”.

Además, el vicepresidente de Anif enfatizó también en que las cifras del mercado laboral muestran que si bien el crecimiento ha sido bueno, este todavía no ha respondido con la misma velocidad, y que adicional a ello, los ingresos de los hogares no se han terminado de recuperar.

OPTIMISMO MODERADO 

Así mismo, otros expertos en materia de pobreza como Roberto Angulo, socio fundador de la firma Inclusión S.A.S., también relacionan la complicación de esta recuperación con otros factores. “Cuando se proyecta una meta de pobreza no solo se proyecta crecimiento, sino también desigualdad e inflación. Tendría que haber un cambio muy contundente en la desigualdad, y una inflación moderada para poder retornar a los niveles de prepandemia”, explicó.

Según Angulo, no es claro qué política va a generar el ingreso redistributivo que pueda mejorar las condiciones de desigualdad, pues el efecto de Ingreso Solidario ya se tuvo en cuenta para 2020, y por otro lado, en la inflación estamos ya por encima del límite que se puso el Banco de la República de 4%. “Soy menos optimista que el Gobierno”, aseguró.

Por otro lado, Andrés Álvarez, docente de la Facultad de Economía de la Universidad de los Andes, tampoco se mostró tan optimista con estas proyecciones y aseguró que no sería tan fácil que regresemos a niveles de pobreza monetaria antes de dos años largos. Para Álvarez, la crisis económica asociada al covid-19 “nos volvió a subrayar que la disminución de la de pobreza está asociada al nivel y la calidad del empleo”.

De acuerdo con el docente, por un lado hay una alta dependencia relacionada con la recuperación de los niveles de empleo, y esto encuentra una dificultad “por el daño en el tejido productivo y la destrucción de empresas, especialmente con alta demanda de empleo como los servicios y el comercio”. Y añadió que “lo que hemos visto a lo largo del año permite ser optimistas con la recuperación de sendas de crecimiento buenas, pero menos optimistas con la de empleo de largo plazo”.

A su vez, el docente aseguró que la calidad del empleo implica que se dé una recuperación con salarios y formalidad, en condiciones semejantes o mejores que los que teníamos antes de la crisis, lo que implica una presión adicional para la recuperación del mercado laboral y por consiguiente de las cifras de pobreza.

Álvarez enfatizó también que el programa Ingreso Solidario “es un amortiguador para evitar el aumento de la pobreza y no un reductor de pobreza de largo plazo”.

Laura Lucía Becerra Elejalde
Twitter: @LauraB_Elejalde

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido