‘Quebradona traerá beneficio ambiental a Jericó’

Felipe Márquez, presidente de AngloGold Ashanti, explicó por qué el proyecto de cobre se convirtió en sociedad de Beneficio e Interés Colectivo (BIC).

Felipe Márquez Robledo

Felipe Márquez Robledo, presidente de AngloGold Ashanti para Colombia y Argentina.

Cortesía

POR:
Alfonso López Suárez
julio 30 de 2020 - 10:00 p.m.
2020-07-30

La Minera de Cobre Quebradona (MCQ), filial de AngloGold Ashanti (AGA) en Jericó (Antioquia), se convirtió en la primera empresa del sector en transformarse en sociedad de Beneficio e Interés Colectivo (BIC) a través de una reforma en sus estatutos.

(Lea: Oro, cobre y petróleo, prioridad en nueva agenda del Minminas)

En diálogo con Portafolio, Felipe Márquez, presidente de AGA Colombia y Argentina, explicó que con la decisión la minera asume compromisos legales en materia financiera, social, ambiental y de recursos humanos, con el fin de combinar su actividad económica con acciones concretas para buscar el bienestar de sus trabajadores, aportar a la equidad social del país y contribuir a la protección del medio ambiente del territorio.

(Lea: Giros por $37 billones darán vía a 35 obras minero energéticas)

¿Por qué Quebradona se convierte en una iniciativa BIC?

El proyecto es calificado por el Gobierno como un Proyecto de Interés Nacional Estratégico (Pine). Lo que hicimos fue utilizar las herramientas legales que se crearon a través de la Ley BIC para garantizarle a terceros que el proyecto está colocando al mismo nivel de importancia el beneficio económico con el beneficio social (comunidades de influencia) y el beneficio ambiental.

Así aseguramos que se le devuelven a los ecosistemas todo lo que se toma de ellos. Y esto, que ya estaba incorporado en el ADN de la compañía, ahora quedó dentro de los estatutos (aprobados por la Cámara de Comercio de Medellín y Antioquia). La ventaja para los terceros es que el proyecto tendrá indicadores públicos con los que se verificará que la promesa de valor del proyecto se está cumpliendo.

¿Cómo fue el proceso para integrar el BIC al proyecto?

El proceso inició en febrero con un ejercicio de identificación de las actividades BIC a incorporar en los estatutos legales por la organización, en el marco del proyecto. La transformación es fruto del diálogo y construcción colectiva con las comunidades de Jericó. Además, es una iniciativa que está en completa alineación con el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) del proyecto que actualmente está en proceso de licenciamiento en la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla).

¿Cuáles serán los indicadores del BIC para medir la gestión del proyecto?

El BIC lo tenemos incorporado de diferentes maneras en el proyecto. Para el beneficio ambiental, desarrollamos más de 150 talleres en la comunidad de Jericó denominados “"Hablando se entiende la gente”, y en cuyo espacio hemos oído a los participantes sobre lo que más les interesa.

Y el consenso ha sido el tema del paisaje y la conservación del ecosistema del bosque seco tropical que predomina en la zona. Vamos a ir un poco más allá con respecto al porcentaje de compensación en el tema ambiental si el ecosistema se afecta, con la puesta en marcha del Parque Biodinámico, que junto a las zonas de compensación, y las zonas de compensación voluntarias tenemos proyectado generar el doble de áreas a lo que establecen las normas colombianas.

¿Y con las comunidades?

Las comunidades nos han dejado en claro que no están contentos con el viejo esquema de la responsabilidad social. Y piden que el proyecto les deje un valor agregado a futuro. Por esta razón se creó la fundación ProJericó, herramienta que garantizará un mínimo de recursos por US$2 millones durante la vida del proyecto, es decir en los años de montaje y de operación.

La fundación será manejada por personas de Jericó y tendrá como fin el desarrollo de planes de transformación de la cabecera municipal. Con estos recursos se busca se le entregará a las comunidades el manejo para la transformación de la zona.

Uno de los planes contemplados es garantizar con los dineros la educación superior de todos los jóvenes que egresen de los colegios públicos del municipio. Otro, es la implementación del bilingüismo a todos los niveles escolares.

¿Cuáles serán los beneficios económicos con el BIC en el proyecto Quebradona?

Además de pagar los derechos económicos, impuestos y regalías, al ser BIC, el proyecto se compromete a adquirir bienes y contratar servicios de empresas locales, con asiento en el municipio de Jericó, y de ser posible que pertenezcan a mujeres y minorías.

Además, se pretenderá que los proveedores seleccionados implementen normas equitativas y ambientales, y a desarrollar prácticas de comercio justo y promover programas para el desarrollo de proveedores. Y para los empleados, se contar con una remuneración salarial razonable y analizar las diferencias salariales para establecer estándares de equidad.

¿Cómo se informará sobre las tareas BIC del proyecto en la comunidad?

La administración del proyecto minero deberá preparar cada año un reporte de gestión que dé cuenta del impacto de las actividades BIC desarrolladas en las cinco dimensiones: modelo de negocio, gobierno corporativo, prácticas laborales, prácticas ambientales y prácticas con la comunidad.

Este reporte deberá presentarse ante la Superintendencia de Sociedades y divulgarse para ser consultado por el público.

¿El concepto BIC ayudará a que el proyecto de Quebradona sea, aún más, ambientalmente sostenible?

La discusión del entorno ambiental se divide en tres partes. Primero, los impactos directos por el montaje del complejo minero, que es el ADN del EIA que se le entregó a la Anla, entidad que está evaluando si los impactos se pueden minimizar, compensar o si se eliminan del todo.

Todo este proceso terminará en el Plan de Manejo Ambiental (PMA) que la autoridad obligará a cumplir. Segundo, es el Parque Biodinámico, como ya lo mencioné, que busca aislar el impacto visual que puedan tener las comunidades cerca al proyecto y lo que se pretende es que la mina sea parte del parque.

Y tercero, alrededor del parque estará el ecosistema protegido, que será más del doble a lo que se está obligado a compensar, de forma que se pueda conectar el ecosistema de la parte baja del municipio -que es bosque seco tropical- con la zona alta (bosque andino). Serán 2.300 hectáreas que protegerán las cuencas que allí existen.

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido