Movilidad alternativa, una solución para la pandemia

El temor al transporte público y el fuerte golpe económico vuelcan la atención hacia bicicletas y las patinetas eléctricas.

Bicicletas

En Bogotá se implementaron a finales de abril, 45 km nuevos de ciclovía temporales.

Archivo particular

POR:
Portafolio
junio 22 de 2020 - 09:32 p.m.
2020-06-22

Desde el año 2016 con la ley 1811 se vienen impulsando en el país incentivos para estimular el uso de la bicicleta como medio de movilidad alternativo, entre otras cosas, para descongestionar la circulación en las vías. En ese sentido, el aumento tanto de los ciclistas como de la infraestructura ha sido evidente.

(OMS alerta que el coronavirus está acelerándose). 

Sin embargo, con la llegada del coronavirus, las estimaciones de crecimiento de este segmento, y del de otros negocios asociados como el de las patinetas eléctricas, son aún mayores. Razón de ello es, principalmente, que las personas están buscando alternativas para evitar el uso del transporte público.

(Muverang, una nueva solución de movilidad eléctrica en el país). 


“Realmente hay un miedo latente de las personas a contagiarse en las aglomeraciones y por supuesto, uno de los mayores lugares de aglomeración mundial es el transporte público. Por otro lado, las alcaldías tienen unas restricciones de uso y delimitación de capacidad de la flota, lo cual limita a las personas y hace que la bicicleta se convierta en el transporte más fácil y accesible”, resalta Sebastián Vega, experto en movilidad alternativa.

Y es que desde que inició la pandemia, las autoridades locales le vienen apostando a esta opción de transporte. En Bogotá se implementaron a finales de abril, 45 km nuevos de ciclovía temporales, que se sumaron a los 35 km adecuados inicialmente cuando empezaron las restricciones. La Secretaría de Movilidad de Medellín destacó recientemente que los ciudadanos han respondido de manera positiva a la instalación de los 11,6 km de ciclovías temporales, con incrementos de hasta el 40% en el número de ciclistas que transitan por estas vías; y en Cali los espacios adecuados para el tránsito en la coyuntura, junto con la Avenida Ciudad de Cali y la Calle 70, suman 50 km.

(El renting, la tendencia de movilidad del 2020 en Colombia). 


En el caso de las patinetas eléctricas, aunque también se prevé un incremento en la demanda con la paulatina reapertura tanto de la economía como de la vida social, algunas empresas del sector manifiestan que la coyuntura también los ha golpeado y obligado a renovar sus negocios.

“Este negocio vive de los viajes diarios y de las descargas de las aplicaciones que los usuarios hacen en sus celulares. Con el tema de la covid-19, al estar todo el mundo guardado en sus casas sin que las patinetas estuvieran haciendo viajes, fue un golpe financiero fuerte para nosotros”, resalta María Villate, gerente de asuntos públicos y comunicaciones de Grin.

No obstante, esta empresa que antes de la pandemia realizaba alrededor de 11.000 viajes diarios en Bogotá y entre 1.000 y 1.200 viajes diarios en Medellín, ha desarrollado nuevos modelos de negocio.

“Actualmente, no está solo el alquiler a través de la aplicación, sino que estamos ofreciendo la alternativa de comprar nuestras patinetas nuevas. Asimismo, los usuarios las podrán alquilar mensual o semanalmente y estamos ofreciendo servicios técnicos para cualquier servicio de micromovilidad”, agrega Villate.

En este sentido, mientras que el alquiler semanal tiene un costo de $49.000 y el mensual de $120.900, la compañía destaca el éxito que ha tenido la venta que cuenta con un precio regular de $1.600.000.

Y es que la necesidad de readaptación también obedece a otro de los efectos como lo sugiere Vega, el experto en movilidad asociado a la capacidad adquisitiva. “Mucha gente va a estar muy mal económicamente y no van a tener forma de comprar un carro o sacar un crédito, y por esto la bicicleta se convierte en el medio más económico”.

EMPRESAS Y MOVILIDAD 

Así como el interés de las personas, las empresas también han entendido que esta alternativa se convierte en una solución para sus colaboradores, por lo que han optado por desarrollar incentivos y adecuar sus infraestructuras para ofrecer facilidades a estos.

Uno de los casos más representativos es el de #MovistarEnBici, un proyecto de la compañía de telefonía que busca beneficiar a cerca de 1.800 empleados biciusuarios. Movistar cuenta con 510 espacios para bicicletas, 36 espacios de patinetas para colaboradores, 20 bicicletas compartidas y 10 patinetas de préstamo, un carro eléctrico propio de la compañía y 3 más de colaboradores, los cuales cuentan con su espacio en la empresa.

De otro lado, también resaltan iniciativas como la de Bancolombia y Celsia y Sura, quienes se unieron para crear Muverang, una nueva marca contará inicialmente con tres líneas de negocio, dos de ellas dirigidas a fomentar la movilidad sostenible y compartida en las empresas y una más para el público en general: Muverang Activa, Muverang Conecta y Muverang Impulsa. 

María Camila Pérez Godoy

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido