Mujeres, ante un mayor riesgo laboral por la automatización

Alertan que la aceleración de la digitalización las perjudicaría. Mayor capacitación en nuevas áreas será clave, dicen expertos.

Teletrabajo

Para la Cepal, el 21% de los trabajadores puede acceder a la modalidad de trabajo en casa.

CEET

POR:
María Camila González Olarte
noviembre 06 de 2020 - 09:13 p. m.
2020-11-06

Uno de los efectos colaterales de la pandemia en el país ha sido la aceleración de la transformación digital y de la automatización de procesos y empleos, que de otra manera se hubieran demorado años en alcanzar.

(Lea: Teletrabajo y trabajo en casa ¿cuál es la diferencia?)

Y aunque eso ha sido positivo para algunos negocios, puede ser una amenaza para la pérdida de algunos puestos de trabajo, afectando sobre todo a las mujeres.

(Lea: Proyecto de trabajo en casa limitaría creación de empleos)

Eso alertan varios analistas e investigaciones de organismos internacionales, que dicen que las mujeres que tienen poco conocimiento en áreas digitales y las que tienen bajos niveles educativos y pocos ingresos tienen mayores probabilidades de perder los empleos que se sustituyen a partir de la transformación digital, así como menores probabilidades de conseguir trabajo en esos sectores.

(Lea: Colombianos: con trabajo en casa, pero no teletrabajando)

De hecho, un informe previo a la pandemia del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que estudió los retos de las mujeres en el mercado laboral el año pasado, encontró que el 29% de las trabajadoras tienen el riesgo de perder su empleo por cuenta de la revolución digital, frente al 21% de promedio que tienen Bolivia, Chile, El Salvador, contando a Colombia. Eso sí, los cambios en los sectores relacionados con salud y de cuidado no implicaría un impacto negativo para ellas, según el reporte.

A eso se le suma que el teletrabajo dentro de las organizaciones se multiplicó de tal manera que las mujeres sin conocimientos digitales o acceso a internet pueden perder oportunidades laborales por cuenta de ese proceso.

Precisamente, un reporte de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) reveló que el uso de esta modalidad de trabajo creció 324% entre el primer y segundo semestre de este año en el mundo. Sin embargo, encontró que sólo el 21% de los ocupados puede trabajar de esa manera en la región.

Precisamente, Susana Martínez, socia directora de investigación y desarrollo de CoreWoman e investigadora de Fedesarrollo, explicó que “desde hace varios años estudios vienen advirtiendo que las ya escandalosas brechas de género van a aumentar debido a la automatización”.

En ese sentido, la investigadora citó un informe del Foro Económico Mundial de 2018, que estimó que por cada cuatro empleos perdidos, tres serían de mujeres, debido a que tienen una mayor probabilidad de estar en áreas ‘automatizables’, que están relacionadas, por ejemplo, con las administrativas, contables, financieras, y de servicios, en las que la inteligencia artificial está desplazando a los humanos.

“Esta tendencia se está acelerando con la crisis, y muchos de esos empleos no regresarán”, añadió. Precisamente, CoreWoman publicará en los próximos días un estudio al respecto.

PLAN DE REACTIVACIÓN

Ante ese panorama, el reto es que los planes de reactivación tengan en cuenta esa situación, con el fin de mitigar ese impacto en las mujeres.

Recientemente la Vicepresidencia de la República lanzó una directiva presidencial para que los empleos que se creen en el marco de la recuperación privilegien a las mujeres, así como varias iniciativas para capacitar a trabajadoras en las tecnologías de la información.

Sin embargo, cabe apuntar que las obras de construcción, vivienda e infraestructura son la mayor apuesta del Gobierno en la reactivación, sectores que contratan tradicionalmente a hombres.

Por eso, Martínez recalcó que darle mayores oportunidades a las mujeres para prepararse ante la automatización no debe ser una labor de largo plazo.

“En el corto plazo hay que pensar que las personas de bajos recursos mejoren su inclusión digital, así como el uso de plataformas para que desarrollen sus habilidades digitales. Asimismo, hay que recalificar a las personas para adaptarlas a esos nuevos escenarios, así como mejorar las habilidades que ya tienen”, apuntó.


María Camila González Olarte
Twitter: @CamilaGolarte

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido