Mujeres sustituyen importaciones de yuca industrial

Los productores de las zonas han encontrado la oportunidad de crecer, generar más ingresos, motivarse y promover mejores prácticas agrícolas.

yuca

yuca

POR:
Portafolio
octubre 04 de 2018 - 12:00 a.m.
2018-10-04

En los departamentos de Córdoba y Sucre la CCI adelanta un proyecto consistente en brindarles a los pequeños productores establecidos en esas regiones, la financiación y el acompañamiento integral que requieren para el establecimiento y el fortalecimiento del cultivo de la yuca industrial.

Para ello, ha sido clave la participación de la multinacional INGREDION, quien les compra su producción, evitando así la importación de almidón de yuca para sus diferentes desarrollos.

Todo ha ido de la mano del acompañamiento integral que brinda la Corporación Colombia Internacional (CCI) a partir de sus Modelos Agroempresariales Competitivos y Sostenibles (MACS) y con la implementación de las Buenas Prácticas Agrícolas (BPA).

Los municipios en los que se está ejecutando este segundo ciclo del proyecto son Ciénaga de Oro, Montería y San Sampués, en el departamento de Córdoba; y San Antonio de Palmitos, San Onofre, Corozal, Betulia, Los Palmitos, La Unión, Ovejas y San Pedro, en Sucre.

Tanto los productores como cada una de las regiones en donde se ha venido desarrollando la iniciativa, han disfrutado de sus beneficios evidentes al permitirles obtener mejores ingresos económicos y generar empleo en cada municipio, además de darles la oportunidad de creer en este tipo de proyectos y descubrir las grandes oportunidades que tiene el campo colombiano para ellos, sus comunidades y familias.

Jhon Anaya, coordinador de CCI, destaca que “en mi trabajo como ingeniero agrónomo adelanto un acompañamiento integral al productor, buscando siempre tomar las mejores decisiones para la producción de alimentos, en este caso yuca industrial, con el propósito de alcanzar procesos sustentables y aprovechar con un manejo racional, los recursos naturales que se encuentran en estas zonas de Colombia. Sumado a lo anterior, se buscaron soluciones y se efectuó transferencia de conocimiento y técnicas que contribuyeran a optimizar y mejorar la producción y el crecimiento del campo colombiano”.

Las mujeres del proyecto se involucraron en cada una de las labores de los cultivos y han sido partícipes de todo el proceso, aportando a su crecimiento y mejora, algo que también las beneficia a ellas.

COMPARTIR EN TWITTER

De una a 10

El proyecto incluye a la mujer rural, dándole la oportunidad de involucrarse y evidenciando que todas son capaces de trabajar el campo, destacando que cualquier iniciativa también se construye con la dedicación y el amor que ellas ponen en todo lo que hacen. De esta manera, las beneficiarias se empoderaron de cada parte del proceso.

Este es el caso de Mary Luz Fuentes, quien junto con su esposo y su hijo están involucrados en este proyecto. “Yo vivo en la vereda El Ceibal, de Ciénaga de Oro. Al principio, cuando escuchamos que venía una persona de afuera para hablarnos de un proyecto bueno, nos acercamos a la reunión y la doctora Senior nos comentó acerca de la gran oportunidad, de la técnica, de la plata, del acompañamiento y de todo lo demás. Así fue como conocimos de CCI y comenzamos en 2017 con una hectárea sembrada de yuca. Hasta el momento nos ha ido muy bien”.

Ella es la dueña del terreno y fue quien se afilió al proyecto, mientras que su esposo es quien se dedica al cultivo.

“Puedo decir como mujer, que la experiencia ha sido una buena. Me ha ido muy bien con todo”.

Y agrega que “ha sido de gran ayuda la asistencia técnica que nos han brindado, en especial en lo de los abonos. No estábamos enseñados a abonar la tierra y eso fue uno de los primeros beneficios que sentimos con este proyecto. Siempre nos acompañaron para mirar si había maleza o plaga, que son cosas que uno no hacía son sus cultivos”.

Sus metas están claras: “la idea de este proyecto es llevarnos a que seamos mejores agricultores. Lo que yo también quiero es pasar de la hectárea cultivada que tenemos a 10 más en los próximos tres años. Ese es mi objetivo”.

Adriana Senior comenta que diseñó la estrategia de trabajar con la agroindustria demostrando que los mejores alíados son los pequeños productores pues se obtiene un gana – gana; INGREDION porque logra desarrollar la industria local generando empleo y bienestar en las zonas deprimidas; los pequeños productores porque los formalizamos, los asociamos y los convertimos en agroempresarios capacitados y con ingresos seguros; la CCI porque hace la labor que le apasiona, el emprendimiento con pequeños productores con el mercado garantizado en alianza con la agroindustria como desarrolladores de proveeduría.

Los resultados son claros al ver la evolución y el futuro de los MACS INGREDION – CCI

Mujeres sustituyen importaciones de yuca industrial

Mujeres sustituyen importaciones de yuca industrial

Conozca más en http://www.cci.org.co/inicio/


Siga bajando para encontrar más contenido