Nación busca ampliar plazos de la deuda en pesos y dólares

Así mismo, el Gobierno evalúa emitir un bono de más de 15 años.

Davivienda emitiría bonos hasta por $500.000 millones
POR:
Portafolio
septiembre 19 de 2019 - 06:57 p.m.
2019-09-19

Colombia busca aprovechar la valorización de sus bonos a largo plazo para extender la vida promedio de su deuda, tanto en pesos como en dólares.

El país busca “activamente” oportunidades y recompraría deuda que vence en el corto plazo a cambio de papeles con vencimientos de más largo plazo, comentó el director de Crédito Público, César Arias. Esto podría suceder este año o en el primer trimestre de 2020, dijo. “Es un momento propicio para hacer estas operaciones: las tasas de interés se encuentran bastante bajas”, indicó. “Pero tenemos que asegurarnos de encontrar el mejor momento y evitar episodios de volatilidad”, añadió.

Los costos de endeudamiento en Colombia y muchos de sus pares se han desplomado por el recorte de tasas de interés de la Fed, lo que alimenta la demanda de activos de mayor rendimiento en otros lugares. Los administradores de activos, entre ellos Pacific Investment Management y Manulife Financial también compraron bonos en pesos colombianos este año, a medida que la economía se recupera y que el gobierno aumenta los impuestos para defender su calificación crediticia. El rendimiento del bono de referencia en pesos a 2024 ha caído a 5,11%, cerca del mínimo.

¿BONO A 30 AÑOS?


El Ministerio de Hacienda contempla la posibilidad de emitir un bono en pesos mucho más largo que cualquier otro actualmente en el mercado, dijo. Pares como Perú y Chile tienen deuda en moneda local con vencimiento a 30 anos, mientras que el bono en pesos colombianos a mayor plazo es a 15 años.

La emisión de bonos en pesos a tasa fija y a más largo plazo, conocidos como TES, alinearía a Colombia con los estándares internacionales, explicó Arias. “No tiene que ser 30 años, puede ser 20 o 25. Eso depende del apetito del mercado”, dijo.

Esto también tendría “beneficios colaterales”, como el desarrollo del mercado de hipotecas, el mercado de rentas vitalicias y el financiamiento de proyectos de infraestructura y energía a largo plazo, dijo.

Arias asegura que busca vender este bono a través de un proceso conocido como “book-building”, en donde quien ofrece los papeles busca información de demanda con potenciales inversionistas para ayudar a determinar los precios.

Si bien no descarta combinar esto con un canje de deuda, dice que el bono con nueva referencia sería la prioridad.

Bloomberg

Siga bajando para encontrar más contenido