close
close

Economía

Nación no aceptó a Prodeco la devolución de títulos mineros

La Agencia Nacional de Minería asegura que si lo hiciera, eso podría causar un perjuicio al interés de la Nación.

Prodeco

El Grupo Prodeco presentará los respectivos recursos de reposición para los cinco contratos.

Archivo particular

POR:
Alfonso López Suárez
mayo 13 de 2021 - 08:30 p. m.
2021-05-13

La nación ya tomó su decisión final sobre la solicitud de Prodeco para revertir su operación de carbón en el César.

(Lea: Nación alista decisión por títulos de Prodeco)

La Agencia Nacional de Minería (ANM) declaró no viable la devolución de los títulos mineros que estaban pendiente por decisión.

(Lea: Prodeco: primera víctima de la crisis en tarea carbonífera)

La entidad, que aún no ha hecho oficial la decisión, a través de las resoluciones 455, 456 y 457 del 4 de mayo de 2021, resuelve no aceptar la renuncia de Prodeco a los contratos 044/89 de la mina Calenturias y los convenios 109/90 y 285/95 para la mina La Jagua, proyectos que representan más del 60% de la producción en la operación.

(Lea: Se complica devolución de los títulos de Prodeco en el Cesar)

Para la ANM, la reversión no es un derecho absoluto que Prodeco pueda ejercer libremente sin perjuicio del interés y los recursos públicos, ni en contra del interés general que supone la ejecución del contrato.

Así mismo, argumenta que el desestimiento no se puede hacer “sin tener en cuenta el estado de cumplimiento de las obligaciones del concesionario, más en lo relacionado a la preservación de infraestructura “adherida al suelo dentro del área del contrato”.

Además, que Prodeco tiene la obligación de participar activamente en el proceso que debe adelantar la ANM en la verificación del estado de cumplimiento de las obligaciones de mantenimiento y conservación de las instalaciones que revertirán a la nación.

Así, en su decisión la entidad argumenta una “actitud pasiva” carente de “actos materiales positivos” por parte de Prodeco en cuanto a su deber de informar, de manera previa a la aceptación de la renuncia, sobre las condiciones físicas en que se encuentra la infraestructura minera de cada operación, con el fin de determinar si su estado de conservación es normal, en caso de que la renuncia fuera aceptada.

De igual manera, la entidad concluye que la “actitud pasiva” de la minera en relación con sus obligaciones contractuales en cuanto a la demostración del estado de conservación y mantenimiento de las construcciones y de las instalaciones adheridas al suelo, se traduce correlativamente en la imposibilidad de la ANM de aceptar la cesión, ya que si se acepta podría causar un perjuicio al interés de la Nación.

Fuentes cercanas a Prodeco le comentaron a Portafolio que la ANM si cuenta con abundante material probatorio que explica en detalle las condiciones de conservación de la infraestructura en las minas Calenturitas y La Jagua, y que desde el pasado 4 de febrero la entidad realizó dos visitas precisamente para verificar su estado.

Como resultado de las inspecciones se levantaron actas en las que se incluyeron requerimientos de información. Además se le entregó a la ANM más de 1.800 fotografías tomadas en conjunto con los técnicos de la entidad utilizando drones para verificar el estado de la infraestructura.

Incluso la última visita de inspección fue entre el 28 de abril y el 1 de mayo (tres días antes de la expedición de las resoluciones con la decisión), la cual fue extendida un día más para verificar el estado de la infraestructura.

Así mismo, indicaron que desde la fecha de solicitud de la renuncia (4 de febrero) y hasta el pasado 4 de mayo, día en que la ANM negó la solicitud, Prodeco no fue requerido por la ANM para presentar la información relacionada con la condición de las instalaciones.

Y subrayaron que, les llama la atención que la decisión de la entidad negando la renuncia y argumentando la falta de información (sin que se formulara un solo requerimiento) se expida el día del vencimiento del término de tres meses para que se hubiera configurado el silencio administrativo negativo en relación con la renuncia de los títulos.

Otros de los temas que abordaron las fuentes consultadas tiene que ver con la planta de emulsión y fabricación de explosivos que posee Indumil sobre un lote dentro de la operación de la mina La Jagua y que le entregó Prodeco en comodato en el 2008. Según la ANM, por lo que existe un desconocimiento de la situación de los bienes en el área del contrato minero, no le es posible aceptar la renuncia por parte de Prodeco a los contratos.

Al respecto, explicaron que la planta tuvo por objeto atender las necesidades de explosivos no solo para la operación de Prodeco sino también la de otras concesiones mineras en el Cesar. Y subrayaron que el complejo está reportado en los planes de trabajos e inversiones presentados a la ANM.

Afirmaron además que Prodeco le informó a Indumil sobre la renuncia a los contratos y le recomendó conversar con la ANM para definir su futuro.

Alfonso López Suárez
Redacción Portafolio

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido