Economía naranja: ya están en marcha más de 70 programas

La estrategia del Gobierno incluye diversas líneas de trabajo, que buscan acompañar, impulsar, financiar y hasta exportar los bienes y servicios. 

Economía naranja

Las industrias creativas incluyen, entre muchas otras, actividades de cine, teatros, literatura música y aplicaciones web.

Foto: archivo Portafolio.co

POR:
Portafolio
septiembre 01 de 2019 - 07:52 p.m.
2019-09-01

La consolidación de Colombia como uno de los principales referentes de la economía naranja, a nivel regional y mundial, es cada vez más notable.

No es gratuito que la próxima semana se realice, en Medellín, la primera Cumbre de Economía Naranja, donde se reunirán referentes del sector público y privado, con un solo eje: las industrias creativas.

Lea: (El sabor agridulce de la Economía Naranja en el primer año de Duque)

Estas han sido un de las banderas del presidente Iván Duque, quien hoy, cuando lleva poco más de un año en el cargo, tiene argumentos de sobra para decir que no ha escatimado recursos para ‘sacarle el jugo’ al sector.

Lea: (Se firmó pacto por la Economía Naranja en Bogotá y Cundinamarca)

“Cuando yo puse la economía naranja en el centro de lo que debería ser Colombia en el futuro, estamos hablando de un país que puede lograr la combinación entre talento, tecnología y cultura, para que esa combinación sea el nuevo motor de crecimiento económico y transformación social”, dijo hace unos días.

Para lograrlo, se han consolidado siete líneas de trabajo, en las cuales participan 21 entidades del orden nacional, a través de más de 70 programas que están enfocados en generar las condiciones para que los proyectos creativos sean sostenibles. Gran parte de las apuestas están en las actividades creativas, tanto para fomentar un mayor crecimiento económico como para reducir el desempleo.

De acuerdo con el Viceministerio de la Creatividad y la Economía Naranja, “la intención es ofrecer instrumentos que propicien articulación en los diferentes niveles de gobierno, con enfoque territorial y diferencial, en 7 líneas estratégicas (instituciones, información, inspiración, inclusión, industria, integración, e infraestructura)”.

COBERTURA COMPLETA

Y añadió que “Colombia se está convirtiendo en pionera en la región latinoamericana, pues no hay una metodología para definir el impacto de la industrias creativas y culturales en la economía y en Colombia ya la estamos terminando de definir.Se ha establecido que las actividades de economía naranja están agrupadas en tres: artes y patrimonio, industrias culturales y creativas, y por último medios y contenidos digitales”.
Por su parte, Luis Fernando Mejía, director de Fedesarrollo, afirmó que esta “puede ser una apuesta muy interesante, porque está relacionada con el emprendimiento”.

En tanto, el ministro de Comercio, José Manuel Restrepo, indicó que la implementación del sector ya está en varias líneas. “En el Consejo de Economía Naranja participan diversos sectores y ministerios y eso la da institucionalidad, a través de varios frentes de trabajo, entre los que están lograr tener más información de estas actividades, además de contar una estrategia de Innpulsa naranja”.

Y agregó que hay programas de mentorías a emprendedores, pero también, por ejemplo, con el PNUD les dan apoyo a departamentos “que están un poco más atrás, pero desde donde se fomenta el desarrollo de las capacidades de los jóvenes”. También se está trabajando en un plan, desde ProColombia, para darles acompañamiento a estas industrias, de cara a su internacionalización.

EMPLEO, ENTRE LOS RETOS

A pesar de lo anterior, los efectos en esta materia aún están lejos de lograr su cometido y hay varios retos a futuro. Los datos más recientes del Dane revelan que las industrias naranja movieron 15,6 billones de pesos en el 2018, cifra que si bien es importante, tuvo un crecimiento de solo 2,5 por ciento frente al 2017.

En cuanto a empleabilidad, los resultados son similares. Mientras que hace tres años había 285.944 personas ocupadas en estos sectores, el año pasado se registraron 282.566, es decir, algo más de 3.300 menos entre un periodo y otro.

Este panorama, según el director de Fedesarrollo, da cuenta de que el país ha avanzado, pero “aún hace falta acelerar un poco más el paso de la implementación. Por ejemplo, los incentivos que se aprobaron hace nueve meses todavía no están en funcionamiento”.

Consultados sobre lo anterior, desde el Viceministerio indicaron que “se espera contar con la reglamentación para este semestre, así como con la definición de los tiempos y procedimientos para presentar los proyectos”.

De otro lado, el director de Fedesarrollo planteó que es necesario que se abra un debate nacional en cuanto a la creación de puestos de trabajo en actividades de economía naranja: “Es importante repensar el componente laboral, en dos dimensiones: la flexibilización de los contratos y la protección a los trabajadores, sobre todo en esto último, porque tienen una desprotección grande frente a trabajadores de otras actividades”. De hecho, por mandato del Plan de Desarrollo, el Gobierno está trabajando en un proyecto de ley con este fin y su borrador quedaría listo en menos de un año.

En opinión de Fernando Fascioli, presidente de McCann para la región, principalmente, “el desafío está en acompañar la velocidad del cambio hoy sin perder el foco en la creación de valor sostenible a futuro”.

Mientras esto sucede, en ciudades como Bogotá y Medellín se han hecho alianzas público - privadas para impulsar la competitividad desde las industrias creativas. El más reciente se dio en la capital, donde se firmó el pacto por la economía naranja, cuyo principal fin es brindarles servicios a emprendedores y empresarios.

Para Mónica de Greiff, presidenta de la Cámara de Comercio de Bogotá, “acciones como la firma de este pacto están alineadas con nuestra apuesta, en la que brindamos a los empresarios de las industrias culturales y creativa asesoría, acompañamiento y plataformas de circulación y negocios”.

Los compromisos y sus impactos ya han tenido noticias positivas. Por ejemplo, en el primer semestre del año se crearon más de 5.000 empresas de industrias creativas, según Confecámaras.

Esta cifra es 10% mayor a la registrada un año atrás y muestra que, a corto y mediano plazo, el ‘efecto naranja’ seguirá tomando impulso.

Siga bajando para encontrar más contenido