Nivel de embalses revive el fantasma del apagón

Las térmicas son respaldo para entregar más del 60% de energía que demande la nación.

Térmicas

Un cuarto del total del consumo de gas natural que se registra en el país corre por cuenta de las centrales térmicas.

Archivo particular

POR:
Portafolio
mayo 14 de 2020 - 11:38 p. m.
2020-05-14

En los actuales momentos, en que el nivel de los embalses está en sus mínimos históricos y las plantas hidroeléctricas vienen perdiendo terreno en la entrega de energía por el verano que se presenta desde septiembre pasado, las alarmas están prendidas por un posible apagón.

(Nivel de los embalses del país llega al 62% de su capacidad). 

De acuerdo a los registros de XM, administrador del Mercado de Energía Mayorista (MEM), estos indican que las represas en el país están en el 32,55% (cuando lo ideal es por encima del 60%), los aportes hídricos en el 57,33% (se alejan más de la media histórica) y las centrales hidroeléctricas están produciendo el 64% del total de energía.

Sin embargo, la ministra de Minas y Energía, María Fernanda Suárez, tranquilizó el ambiente al señalar que “por ahora” no hay riesgo de un apagón debido a los bajos niveles de los embalses en Colombia.

Pero dejó en claro que para atender la demanda una vez la economía se reactive en su totalidad tras la covid-19, los embalses deben comenzar desde ya a ahorrar sus reservas hídricas.

“No tenemos riesgo ahora, el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) informó que en abril llovió menos (…) pero entre junio y julio las precipitaciones serán más bajas de lo normal en el país”, dijo la funcionaria.

TÉRMICAS, LA FÓRMULA 

Para hacerle frente a esta situación, el Gobierno Nacional tiene en operación 34 centrales térmicas las cuales en la actualidad sirven de respaldo a la matriz de generación para garantizar la energía en firme, y que de paso están espantando el fantasma del apagón en el país.

“El nivel crítico de los embalses (el promedio en el primer trimestre fue del 34,6% y en abril del 31,8%) hace que sea indispensable el respaldo de las plantas térmicas a gas y carbón en la generación de energía eléctrica en Colombia para garantizar el suministro de este servicio”, precisó un vocero del Ministerio de Minas y Energía (MME).

En el mismo sentido, Jaime Zapata, jefe del centro nacional de despacho de XM, subrayó que “si bien los embalses del país están en niveles mínimos históricos, la matriz energética colombiana cuenta con 17,5 gigavatios (Gw) de capacidad instalada, de los cuales 11 Gw son hidráulicos, 5,1 Gw térmicos y 1 Gw a plantas menores. Lo anterior quiere decir que nuestra matriz tiene una composición hidro – térmica que se complementa ante eventos de bajas hidrologías”.

APORTE A LA MATRIZ 

Otra muestra del aporte de las centrales térmicas como backup a la generación de energía en el país fue en la jornada de ayer (jueves), cuando se generaron 175 gigavatios hora de energía (Gw/h), de los cuales 50,75 Gw/h fueron entregados por estas plantas, y que representó el 29%.

Pero es tal su capacidad que en una condición máxima de operación, las centrales térmicas pueden entregar a la matriz de generación más del 60% de la corriente eléctrica que demande la nación.

Para Alejandro Castañeda, director Ejecutivo de la Asociación Nacional de Empresas Generadoras (Andeg) las centrales térmicas en el territorio nacional están en óptimas condiciones para atender la demanda de electricidad.

“Son un sistema que está presente como respaldo para garantizar la energía en firme que necesita el país”, dijo.

El dirigente gremial reiteró que el mayor uso de las térmicas en Colombia, ante baja de embalses no tendrá gran impacto en precios.

“El mercado eléctrico nacional es robusto y el precio de energía, eficiente, con lo que se asegura que estas plantas generen de manera significativa la electricidad que no podrían suministrar las hidráulicas”,
dijo Castañeda.

Otra razón por la que las centrales térmicas ganan terreno en la matriz tiene que ver con la caída de precios tanto en el carbón como en el gas natural en los mercados internacionales, lo que deriva en tarifas competitivas para el usuario final.

Los registros de XM indican al respecto que, en el promedio para el mes de abril el precio del kilovatio hora en generación para las centrales térmicas a carbón y gas natural fue de $168 y $365 respectivamente, mientras que para las hidroeléctricas fue de $250.

MAYORÍA CON GAS
 

A la fecha, un cuarto del total del consumo de gas natural que se registra en el país corre por cuenta de las centrales térmicas.

El ya mencionado descenso en el nivel de los embalses, sumado al aumento de las importaciones del citado combustible en lo corrido del año, prácticamente deriva en que cerca del 25% de la oferta del energético se la llevan estas plantas.

Orlando Cabrales Segocia, presidente de la Asociación Colombiana de Gas Natural (Naturgas) ha afirmado en diferentes escenarios que “sin duda el combustible es óptimo para la generación térmica, ya que le garantiza al sistema eléctrico nacional confiabilidad, eficiencia y respaldo”.

Del total del parque térmico del país, ocho centrales operan con este combustible: Termoeléctrica de Barranquilla (Tebsa), Prime Termoflórez, Termocandelaria, Termocentro, Termosierra, Termovalle, Termoemcali y Termoyopal.

Los tres primeros complejos operan con mayores volúmenes del combustible que se importa a través de la planta regasificadora de Barú, cuya capacidad de 400 millones de pies cúbicos está ofreciendo un respaldo para atender la necesidad de generar 1.800 megavatios (Mw).

Las cinco plantas restantes apelan al gas local para el 100% de su operación.

En el mismo sentido, Mariana Villegas, asociada del área de Energía de Baker McKenzie, señaló que “tradicionalmente, la gran ventaja de las plantas de generación térmicas, pensando ellas como respaldo del sistema, ha tenido que ver con su independencia de los fenómenos ambientales que pueden causar insuficiencia o desabastecimiento, toda vez que el combustible con el que funcionan puede ser almacenado”.

La consultora agregó que la importancia de las plantas térmicas como respaldo del sistema eléctrico tiene que ver con la diversificación.

Alfonso López Suárez
Redacción Portafolio

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido