Economía

'No ampliar IVA y no gravar a más personas es un tiro en el pie'

Mauricio Santamaría, presidente de Anif, dice que recortar la propuesta de la reforma tributaria sería un riesgo para las finanzas públicas. 

Mauricio Santamaría

Mauricio Santamaría, presidente de la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif).

Andrea Moreno / CEET

POR:
María camila gonzález olarte
abril 11 de 2021 - 07:30 p. m.
2021-04-11

Aunque se esperaba que la reforma tributaria se radicara la semana pasada, las pistas que ha dado el Gobierno sobre lo que piensa llevar al Congreso han sido sujeto de debate y el Ejecutivo ya ha cambiado algunos de sus planteamientos.

(Lea: Las cartas que destapó Carrasquilla para el IVA y personas naturales)

Por eso, Mauricio Santamaría, presidente de Anif, y quien también hizo propuestas para la reforma, habló de los retos que tiene el país en esa materia, en el plan de vacunación y de la recuperación económica, todo en medio de un tercer pico de contagios.

(Lea: Las claves de la nueva reforma tributaria del gobierno Duque)

En el foro de Anif, el ministro de Hacienda mostró los lineamientos de la reforma, ¿cómo ve el panorama?

La mayoría de los aspectos del proyecto que presentó Carrasquilla son buenos. Y, de hecho, son muy parecido a lo que nosotros hemos venido proponiendo. Los puntos centrales, que son que más personas naturales paguen renta de acuerdo a su capacidad de pago y lo de quitar las exenciones del IVA, son cosas que necesita Colombia hace 30 años. Gran parte del futuro económico del país depende de eso.

¿Qué debe pasar con los beneficios a empresas?

En materia de impuesto de renta corporativa nos quedamos igual, pero lo que tenemos que lograr es que más personas paguen ese impuesto, porque Colombia tiene el tramo exento más largo del mundo. En eso se nos fue la mano y eso es una cosa muy colombiana, como lo dijo el Ministro.

Lo importante es que el Congreso se dé cuenta que si no llegamos a eso es un error grave. Estamos en un punto de inflexión.

¿Qué tan cercana es la propuesta del Gobierno con la que hizo Anif?

Lo primero que hay que hacer, y creo que el Gobierno sí lo va a hacer, es eliminar la categoría de exentos y eso me parece bien, porque es una categoría que genera recaudo negativo.

Ahora, la discusión es ver qué de lo excluido se grava con la tarifa general. Y lo que había dicho el ministro Carrasquilla era que se iban a meter los alimentos, como debe ser y como lo dijimos nosotros. Y muchas personas salieron a protestar por eso, por el efecto que se tendría en los hogares. Pero la verdad es que se nos está dando subsidio a las personas que no lo necesitamos y es un regalo que el Estado nos da.

Lo que hay que hacer es incluir esos productos y después devolverle la plata a las familias de menores ingresos; eso sí es equidad. El Ministro habló de un recaudo de 2,2 puntos del PIB y de eso, por lo menos 0,7% vienen de esto.

Es un tiro en el pie si se quita la financiación con el IVA y la ampliación de la base gravable del impuesto de renta a personas naturales, porque esa plata se va a utilizar para los programas de política social.

¿Qué peligros hay para la reforma tributaria, con las discusiones en el Congreso?

Ese es un punto fundamental. Si no se aprueba lo de ampliar la base de personas naturales en el impuesto de renta y lo del IVA, no hay reforma. Ahí es donde está la plata, el resto son “chichiguas”. Si no se hace entonces entraríamos en una crisis fiscal, por la que nos quitarán el grado de inversión, y eso sería una tragedia porque el endeudamiento es más caro, y los inversionistas extranjeros saldrían de acá.

Lo que ellos dicen es que se puede hacer bajando la burocracia del Estado, y ese es el argumento más absurdo que he escuchado. Si se eliminan cinco ministerios completos, solo se ahorra $200.000 millones al año, que no es nada comparado con lo que se necesita con la reforma. Todo el mundo quiere la renta semiuniversal y las transferencias, que valen dos puntos del PIB, pero no quieren pagar más impuestos.

Y a eso se le suma el efecto de los nuevos cierres...

Esa es la peor combinación del mundo. Donde dejemos otra vez cierres de dos semanas por UPZ, apague y vámonos.

¿Le preocupa que el ritmo de recuperación y los cierres afecten la discusión de la tributaria?

Ya los hogares han perdido como $34 o $35 billones de ingresos laborales, y el Gobierno ha logrado a punta de transferencias meter como $15 billones. Hay negocios que no aguantan más, como restaurantes o peluquerías, y eso sería mayor desempleo y menores ingresos, mientras seguimos con un problema fiscal gravísimo.

Y eso hace que el recaudo tributario caiga, que el gasto tenga que ser mayor, entonces el problema fiscal se vuelve aún peor. Los gobiernos municipales y departamentales tienen que ser responsables.

¿Le preocupan los cambios que ha ido haciendo el Gobierno con la reforma tributaria?

Las dos únicas fuentes importantes de plata que existen en este momento, así los políticos traten de decir que hay otra, son impuesto de renta e IVA; no hay más.

¿Cómo ve el panorama de los impuestos verdes y saludables y la propuesta que hace el Gobierno?

Nunca he sido amigo de los impuestos a las bebidas azucaradas porque eso no tiene ningún impacto sobre la salud, pero además eso no nos va a resolver el problema. Por ejemplo, para las bebidas azucaradas, los cálculos que nosotros hacemos es que recauda por mucho $400.000 millones, que no sirve de mucho.

Ahora, con los verdes sí está bien porque además son una tendencia mundial y todos sabemos que las emisiones hay que reducirlas.

Pero eso tributos recaudan muy poco, y hay que hacerlo con cuidado para no afectar a las empresas y para que no suba el precio de la energía en el país.

¿Qué lectura hace del 2021?

Nosotros creemos que el año puede terminar en 4,3%. Los meses más importantes sin duda serán de abril a agosto, que fue cuando el año pasado hubo mayores restriccio- nes, entonces la base del año pasado es muy baja y por eso este año la recupe- ración puede ser buena.

Los datos de empleo y de demanda de energía lo están mostrando, y eso nos muestra que el país sí se está reactivando. Pero el riesgo es que nos encierren, porque perdemos la oportunidad de recuperarnos.

María Camila González Olarte
Twitter: @CamilaGolarte
marola@eltiempo.com

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido