Las petroleras privadas también atraviesan su mala hora por la crisis

La caída en el precio del barril y la pandemia llevó a estas compañías a registrar pérdidas.

Petróleo

Caída en utilidades de las petroleras en el segundo trimestre supera el 60%. Esta semana otras presentarán sus resultados.

Archivo particular

POR:
Portafolio
agosto 09 de 2020 - 07:00 p.m.
2020-08-09

La caída en los precios del petróleo y la pandemia, que disminuyó la demanda de combustibles en el mundo, derivó en pérdidas y menor producción de las petroleras privadas con operación en el país al cierre del segundo trimestre.

Lea: (El regreso a las oficinas o a las capsulas del tiempo)

Para Francisco José Lloreda, presidente de la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP), debido a la crisis de precios la operación se contrajo significativamente. “Esperamos que la cotización se siga estabilizando y, a su vez, se adopten medidas que incentiven la operación en el corto plazo, ya que es la única forma de aportar a las reservas y garantizar los recursos energéticos”, aseguró el dirigente gremial.

Lea: (La industria petrolera reconsidera su visión para enfrentar desafíos)

Una de las petroleras que registró decrecimiento en operación y utilidades por la coyuntura es Gran Tierra Energy, la cual reportó una pérdida neta de US$371 millones. Las ventas de petróleo y gas fueron de US$34 millones, un 61% menos que los US$86 millones del trimestre anterior, y el Ebitda ajustado fue de US$18 millones, en comparación con US$35 millones registrados entre enero y marzo del presente año.

Lea: (El petróleo bajó por el aumento de tensiones entre EE. UU. y China)

Y la producción promedio fue de 20.165 barriles de petróleo por día (bpd), un 32% menos que el primer trimestre de 2020.

“Debido a un deterioro no monetario en las propiedades de petróleo y gas como resultado de precios de crudo significativamente más bajos, se presentaron los resultados”, señaló la compañía en un comunicado y subrayó que “se tomaron medidas para proteger el balance y la liquidez”.

Otra de las petroleras privadas que presentó una caída en sus números en el segundo trimestre por los precios y la pandemia fue GeoPark, cuyos ingresos registrados fueron de US$45 millones, un 70% menos en comparación con los US$147 millones reportados en el mismo período del 2019. Además, las ventas de petróleo y gas decrecieron al pasar de US$148, 2 millones a US$45 millones.

Así mismo, el Ebitda ajustado pasó de US$100,1 millones (segundo trimestre 2020) a US$28,4 millones (segundo trimestre 2019). “Se gestionó con éxito uno de los peores, más severos y más complejos colapsos en la historia de nuestra volátil industria, manejando, entre tanto, una pandemia global, extensas cuarentenas, cambios bruscos en el mercado e impredecibles acciones gubernamentales”, resaltó James F. Park, CEO de GeoPark.

Frontera Energy también está en este grupo que vio caer sus ingresos en el segundo trimestre. De acuerdo a un comunicado de la empresa en el que anunció sus resultados financieros, indicó que la producción promedió 42.597 bpd, bombeo que fue menor al mismo período del 2019.

La citada petrolera reportó una pérdida neta de US$68 millones en comparación con una pérdida neta de US$388 millones en el primer trimestre de 2020. El Ebitda operativo fue de US$29 millones en comparación con los US$44 millones reportados por su tarea entre abril y junio.

“La producción fue menor en el segundo trimestre debido a la respuesta por la crisis de la covid-19. Los ingresos se vieron afectados por menores volúmenes de ventas, incluida la decisión de crear inventarios para ventas futuras en el tercer trimestre”, señala la nota de prensa.

CONTAGIO EN LAS CUENTAS

Para Germán Espinosa, presidente ejecutivo de Campetrol, Colombia al ser un país dependiente de los ingresos petroleros, “somos muy vulnerables a esta coyuntura”.

Agregó que en el Plan Financiero, el Gobierno presupuesta el 2020 con un barril de Brent a US$60,5. “En la medida en que, según el Marco Fiscal de Mediano Plazo de 2019, un dólar en el precio del barril puede estar impactando la renta petrolera en un rango entre $300.000 y $340.000 millones (cerca del 0,04% del PIB)”, subrayó Espínosa.

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido