Nueva caída de las exportaciones colombianas

Como era de esperarse, el mayor peso de la caída se registró en el renglón que prevalece en las ventas al exterior: minerales y petróleo.

Golpe a las exportaciones superaría los US$ 10.000 millones

Archivo Portafolio

POR:
Portafolio
octubre 07 de 2019 - 10:59 a.m.
2019-10-07

Se trata de los últimos datos que tenemos disponibles. Son los de julio de 2019, según los cuales, el total de exportaciones del mes llegó a cerca de 3,300 millones de dólares, con lo cual se evidencia una contracción de casi 10 por ciento de la oferta exportable de Colombia.

Como era de esperarse, el mayor peso de la caída se registró en el renglón que prevalece en las ventas al exterior: minerales y petróleo. Este sector se contrajo casi un 20 por ciento respecto a los valores que se tenían un año atrás. Lo que se evidencia actualmente, es la vulnerabilidad a la que está expuesta la economía colombiana en su inserción en los mercados internacionales.

Esta vulnerabilidad se ve afectada por las elasticidades de demanda que se tienen en las plazas foráneas. Por lo general los hidrocarburos responden a mercados cautivos y la demanda del sector primario agrícola, tiende a ser poco elástica, de manera que una mejora en la productividad del mismo resulta en baja de los precios de los productos.

Por otra parte, la economía colombiana está teniendo una devaluación significativa de su moneda, la cual está rozando un tipo de cambio de 3,400 pesos por 1 US$. Con ello se esperaría que las exportaciones tuviesen un repunte y que las importaciones se contrajeran, mejorando con ello la balanza comercial y aumentando el empleo en el país.

Eso no ocurre exactamente, dado que la estructura de importaciones del país consiste en bienes de capital y bienes intermedios, los que son indispensables para la producción de las exportaciones mismas y para muchos de los bienes no transables en la economía, es decir aquellos que se destinan para los mercados internos.

Se estima que aproximadamente, de manera general, entre un 38 y un 40 por ciento de componentes de las exportaciones, depende de las importaciones, con lo que la devaluación pierde su potencial efecto de competitividad en el portafolio exportador. La competitividad no es automática.

A esto debe agregarse que el portafolio de exportación carece de un notable valor agregado. De allí que este postulado de competitividad a partir de devaluación monetaria pueda ser aplicable a economías más desarrolladas y/o diversificadas, pero se enfrenta a notables limitaciones en el caso de una economía como la colombiana. De nuevo, lo que se impone es una política industrial de apoyo institucional, se requiere de una transformación de las exportaciones haciendo que las mismas tengan mayor valor agregado.

Giovanni E. Reyes, Ph.D. University of Pittsburgh/Harvard. Profesor Titular y Director de la Maestría en Dirección de la Universidad del Rosario.
Especial para Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido