Nueva escala abre posibilidad a tareas mineras en páramos

El índice cartográfico 1:25.000 daría más precisión a estas zonas proteger los ecosistemas y para el desarrollo extractivo de una manera sostenible.

En el páramo Santurbán nacen arroyos y quebradas.

El IAVH ha realizado un estudio a escala 1:25.000 en uno los 21 páramos del país. 

Archivo portafolio.co

POR:
Portafolio
marzo 10 de 2019 - 07:55 p.m.
2019-03-10

La escala 1:25.000 no soló sería la clave para despejar el dilema sobre las actividades económicas en las zonas de páramos, además trazaría la hoja de ruta para el desarrollo de las operaciones mineras en estos lugares.

El índice cartográfico, que no es nuevo porque fue materia de estudio por parte del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible (MADS) ofrecería el detalle para trazar la línea entre las áreas que deben estar protegidas por sus ecosistemas, y en las que se pueden adelantar actividades económicas, como la ganadería, agricultura y minería.

En el país, el único páramo que en la actualidad está delimitado en la citada escala es el de Santurbán, localizado entre los departamentos de Santander y Norte de Santander.

(Lea: Gobierno delimita cuatro páramos para asegurar su conservación

Un estudio de la Corporación Autónoma Regional de Boyacá (Corpoboyacá) y al cual tuvo acceso Portafolio, resalta las divisiones que se deben realizar desde los cultural, económico y ambiental en estos ecosistemas.

“En el entorno local de los complejos de páramos de acuerdo a los términos de referencia para la elaboración de estudios técnicos, económicos, sociales y ambientales para la identificación a escala 1:25.000 elaborados por el MADS en el año 2012, involucra el espacio geográfico donde está presente el ecosistema (por uso, tradición, valoración cultural, etc.) y aquellas áreas claves para la conservación y mantenimiento de los procesos ecológicos que sustentan su diversidad biológica.

(Lea: Ley de Páramos saca del negocio a más de 25.000 mineros legales

En otro de los apartes, el documento de Corpoboyacá hace referencia a la modificación del Código de Minas a través de la ley 1382 de 2010 para establecer de manera explícita la prohibición de la actividad minera de las zonas de páramos y se establece como referente mínimo la delimitación realizada en el Atlas de Páramos a escala 1:250.000, adoptada por medio de la resolución 937 de 2011 del MADS.

Para voceros de la Federación Nacional de Productores de Carbón (Fenalcarbón) la actual delimitación del complejo de páramos a una escala muy general establece una protección estricta en zonas altamente transformadas y productivas, como la minera.
La fuente consultada reiteró que esta fue una de las problemáticas manifestadas por la comunidad minera, como la ubicada en el páramo de Pisba.

“La solución que propone el gremio es garantizar que las autoridades competentes revisen la delimitación actual y realicen una nueva con los criterios técnicos exigidos y a una escala más detallada (1:25.000 llegando a escala 1.10.000) con el objetivo de evitar errores en la toma de decisiones.

Por su parte, la Ley 1753 de 2015, en el artículo 173, establece que el MADS, hará la delimitación de las áreas de páramos al interior del área de referencia definida en la cartografía generada por el Instituto Alexander Van Humboldt (IAVH) a escala 1:100.000 o 1:25.000, cuando esta última esté disponible.

“En esta área la autoridad ambiental regional deberá elaborar los estudios técnicos que permitan caracterizar el contexto ambiental, social y económico, de conformidad con los términos de referencia expedidos por el MADS. Al interior de dicha área, deberá delimitar el área de páramo, con base en criterios técnicos, ambientales, sociales y económicos”, reza la norma.

El IAVH en los últimos años ha realizado estudios de cada uno de los 21 páramos, incluso uno bajo escala 1:25.000, en el que no solo establece el perfil cultural, sino también el económico y el social. Y en detalle describe el comportamiento del clima y caracteriza el ecosistema.

“La minería legal se hace muy bien. Obviamente que tiene problemas como cualquier proyecto productivo y creo que se han tomado los correctivos en los momentos que se ha requerido. Ha habido muchos aprendizajes y la extracción formal en Colombia es una minería muy responsable”, señaló en una reciente entrevista a Portafolio, Brigitte Baptiste, directora general del IAVH.

Siga bajando para encontrar más contenido