Economía

Nuevos hábitos de consumo, otra huella de la pandemia

Según Kantar, estar en casa benefició la canasta de alimentos y la de aseo del hogar. El jabón de tocador tuvo un aumento sobresaliente.

Domicilios

Una mayor demanda por el canal de domicilios ha sido un hábito de compra que se profundizó durante la pandemia.

iStock

POR:
Portafolio
marzo 02 de 2021 - 09:00 p. m.
2021-03-02

En medio de cierres y restricciones que se han experimentado por la pandemia, las costumbres de los consumidores se han moldeado a las circunstancias.

(Por las restricciones, los hogares bajaron el ritmo del gasto en enero). 

Sin embargo, transcurrido un año, seguramente muchos de esos hábitos entrarán a ser parte de la nueva normalidad y es un reto de las marcas y los canales que se consoliden.

La mayor preparación de alimentos, el trabajo y el entretenimiento en casa, la intensificación de la limpieza del hogar, los domicilios, las compras virtuales, la vestimenta menos formal y la mayor conectividad son algunos de esos fenómenos que dejan huella en los hábitos de los colombianos.

(Pospandemia: no todo llegó para quedarse). 


Seguramente muchas de esas formas de vida se mantengan, dicen los expertos, aunque ya notan el retorno a actividades habituales previas a la pandemia como salir a tomar un café, ir de compras o al cine, las cuales intensificarán a medida que la vacunación disipe los temores de contagio.

El estudio Consumer Insights de la División de Consumo Masivo de Kantar, analizó lo que pasó en materia de consumo en los hogares el año pasado y da luces sobre lo que puede venir.

Juan Caro, director comercial de Kantar para consumo masivo, dice que “algunas tendencias se mantendrán mientras las personas permanezcan en sus hogares, como cocinar más y de forma práctica en la casa; consumir productos indulgentes, como snacks y chocolates de mesa; y mantener el hogar más limpio que nunca, donde categorías como toallas de cocina y servilletas se destacan”.

El estudio dice que “la canasta de consumo masivo cerró el año con un crecimiento de 5% en valor impulsada por viajes con carritos de compra cada vez más grandes y 2,5% de crecimiento en volumen, que compensan la reducción de veintidós visitas al año a los puntos de ventas”.

Para Kantar, el crecimiento parte del momento de abastecimiento y compras de pánico en marzo, manteniéndose en niveles altos de gasto. Sin embargo, esas compras de abastecimiento en desembolsos altos hechos en las grandes superficies difícilmente se puedan volver a repetir.

Se ha detectado que desde el anuncio de la llegada del virus hasta diciembre, el tiquete promedio de compra ha crecido frente al año anterior, y la frecuencia de compra se redujo. En el último mes del año, cuando las personas salieron más el tiquete de compra creció 21% y la frecuencia se redujo nueve veces frente a igual respecto al mismo período de 2019.

Por niveles socioeconómicos, los estratos altos lograron gastar más en promedio que el 2019 y “los medios y bajos se mantuvieron muy estables, lo que significa que no hubo el crecimiento generalizado de la canasta para todos, y la coyuntura económica, dado los menores ingresos de los hogares será la principal incertidumbre este año 2021”.

LOS MÁS COMPRADOS 

Estar en casa benefició la canasta de alimentos (9% crecimiento en volumen) y aseo hogar (7%). Elementos de cuidado para la salud y aseo personal se fortalecieron. El jabón de tocador aumentó en promedio 20% el volumen mensual por la campaña de lavado frecuente de manos, y la vitamina C representó mayor gasto como mecanismo de prevención frente al virus, con más del 176% en su segmento en 2020.

El 12% de las categorías revirtieron en 2020 su decrecimiento de 2019, por ejemplo: mayonesa, salsa de tomate, café instantáneo, jabón de tocador, lavaplatos, servilletas y suavizante de ropa.

EL AUGE DE COMPRAS VIRTUALES Y DOMICILIOS 

E-commerce y domicilios, crecieron 3 veces su tamaño versus el 2019. Pero, por otro lado, se nota una corrección a la baja cuando se levantan las restricciones.

Estos canales, señala Kantar, tienen un reto grande una vez se regrese a una normalidad en la movilidad de las personas, ya que al preguntar a los hogares si esperan mantener o cam- biar el nivel de compras online, el 45% manifiesta que lo mantendrá y otro 23% dejará de usar este canal. En la pandemia los canales más afectados en el 2020 fueron el tradicional y venta por catálogos. Los discounters, hiperbodegas y droguerías se destacaron por su mayor dínámica.

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido