Ocde revisa a la baja PIB del país para 2020, pero mejora el de 2021

Economía bajaría 8,3% este año, peor que el 7,9% de junio. Consumo caerá -7,6 y el desempleo -16,1%.

Billetes

Carlos Ortega

POR:
Portafolio
diciembre 01 de 2020 - 10:00 p. m.
2020-12-01

La Ocde en junio planteó dos escenarios para la economía colombiana en 2020: un descenso de 6,1% en caso de un solo impacto del coronavirus, y de 7,9% si tiene lugar una segunda ola.

(Lea:Pandemia contagió a la deuda externa, que ya llega al 53,6 % del PIB)

No obstante, en las cifras que presentó ayer, aunque no se ha dado el rebrote en el país con la virulencia de otras partes del mundo, se muestra que la caída será de 8,3%, mayor que en el escenario más negativo de ese entonces.

(Lea: Expectativa por mejora en el PIB del tercer trimestre)

Al respecto, Jens Matthias Arnold, economista sénior para Colombia de la Ocde, asegura que “al principio de la pandemia había una tendencia de subestimar los efectos económicos, pues se tuvieron que imponer medidas más restrictivas y extendidas de lo que pensábamos. Hoy también sabemos más sobre el impacto inicial”.

Como indican las perspectivas que emitió ayer la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde), eso sí, Colombia tendría un avance ligeramente superior en 2021, de 3,5% frente al 2,8% inicial, al tiempo que en el 2022 el repunte sería de 3,7%. Esto, según Arnold, hará posible que “la economía nacional casi recupere su nivel de actividad pre-pandemia al final del año 2022”.

Pero esto no evita el hecho de que el impacto en el país, según la Ocde, ha sido severo. “Colombia ha sido golpeada fuertemente por la pandemia. La actividad sufrió una caída muy fuerte en el segundo trimestre, y la recuperación en el tercero fue muy parcial, con un nivel de producción que quedó más de 10% por debajo de finales de 2019. Pero la economía Colombiana se está mostrando resiliente”.

Y este impacto no solo se ve en el crecimiento económico, sino también en otros indicadores para el país. Según la Ocde, se espera que el desempleo termine 2020 con una tasa de 16,1%, la cual bajaría a 14,8% en el 2021 y a 13% en el 2020.

Un aspecto más preocupante que este es el hecho de que el desempleo estructural del país, pese a las mejoras que se están viendo ya en el mercado laboral, vaya a ir al alza. Este dato será de 9,6% en 2020, para crecer a 9,8% y 10,1% en los próximos dos, respectivamente.

El consumo privado de los hogares en el país se espera que caiga 7,6% en 2020, para repuntar 3,1% y 4% en los próximos dos ejercicios, lo que se establece como una de las causas principales de la lenta recuperación que tendrá el país.

Colombia seguirá teniendo un déficit fiscal importante, de 9% este año y de 7,7% el próximo, aunque mejoraría sustancialmente en el 2022, bajando a 2,2%.

Y el sector externo no ayudará y, de hecho, el panorama para el país no es positivo. La Ocde espera una caída de las exportaciones de 18,9% este año, mientras que el repunte sería de solo 0,1% en 2021 y 5,6% en 2022. Esto hará que el déficit comercial sea de 18,8% en 2020, y suba a 23% en los próximos dos años.

Al comparar con el resto de la región, Colombia caerá más que el promedio (8,1%), aunque crecerá más en 2021 y 2022 (3,2% y 3,1%). Argentina y México tendrán un descenso del PIB mayor, y Brasil y Chile estarán mejor.

LENTA RECUPERACIÓN

Al igual que ocurre en el resto del mundo, desde la Ocde para Colombia también se espera una recuperación lenta en la economía, la cual no estará exenta de riesgos a la baja.

De hecho, en el informe de perspectivas que presentó ayer la entidad, asume la posibilidad de que si se presenta un panorama más negativo, el avance de la región sea de solo 0,7%, y no el 3,2% previsto para 2021, y de 1,9% en el 2022.

“La recuperación lenta es algo que es común a casi todos los países. Hasta que no haya una vacuna o tratamiento para todos, la economía no puede volver a la normalidad. Hay sectores cuya actividad se quedará limitada por mucho tiempo, y el comercio internacional no ayudará tampoco. Ahora es aún más importante que las políticas brinden apoyo hasta que veamos una recuperación firme”, explica Jens Arnold.

Las recetas para el experto de la Ocde están claras: “el programa de inversiones públicas es una buena medida para dar impulso a la coyuntura, con beneficios a largo plazo”, pero la prioridad es otra que ya todos apuntan en Colombia. “Otro reto es el de implementar las medidas fiscales anunciadas, inclusive una reforma tributaria que aumente y mejore el recaudo, para que se pueda volver a cumplir la regla fiscal en 2022”.

En esta línea, durante la presentación del informe, la Ocde apuntó que Colombia debe modificar impuestos sobre la renta y a las empresas, tener mejores incentivos para crear empleos formales, ampliar los programas de protección social, lo cual además se podría hacer a un costo aceptable, eliminar barreras comerciales y llevar a cabo políticas para mejorar la competitividad del país.

En cuanto a los riesgos que podrían llevar el crecimiento de Colombia a la baja, se encuentran la posibilidad de rebrotes y a la necesidad de que haya que imponer nuevamente medidas restrictivas, lo que según la Ocde podría afectar la confianza y con eso el consumo y la inversión.

Asimismo, “una amenaza es que una distribución masiva de la vacuna pueda tardar más en Colombia que en países con sistemas de salud más avanzados”, indica Arnold, a lo que se suma la dependencia de las materias primas, lo que vuelve más vulnerable a la economía.

Cabe mencionar que en el mundo habrá potencias que tendrán un peor desempeño que el país, como es el caso de otros emergentes como Sudáfrica y la India, en Europa como Francia e Italia (-9,1%) o Reino Unido (-11,2%).

En el 2020, la economía de China crecerá 1,8%, mientras que Japón caerá 5,3%, Estados Unidos 3,7%, Corea del Sur 1,1%, México 9,2%, Brasil 6%, Argentina 12,9% y Chile 6%.

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido