Oro y cobre, cartas que se juega el país en el sector minero

Proyectos extractivos como Buriticá de Zijin Continental Gold  buscan aportar su grano de arena al crecimiento económico.

Minería

El país le apuesta a cinco proyectos a gran escala e industrial para reactivar economía luego de la covid-19.

EFE.

POR:
Portafolio
septiembre 24 de 2020 - 10:05 p. m.
2020-09-24

El sector minero en Colombia no ha sido ajeno a las consecuencias generadas por la covid-19, en principio debido a la reducción de la demanda internacional de materia prima que afecta directamente los precios de los commodities que tradicionalmente exporta el país, principalmente el carbón.

(Lea: Minería y petróleo duplicarán regalías)

De la misma manera en lo nacional también ha habido una reducción de la demanda de minerales para la generación de energía, y materiales para la construcción, todo ello sumado a los impedimentos propios de la pandemia que han generado una disminución parcial en la producción de las mineras.

(Lea: El marco fiscal minero y petrolero de Colombia son ‘regresivos’: BID)

Sin embargo, y pese a las afectaciones, proyecciones de la Asociación Colombiana de Minería (ACM) muestran que el sector puede ser protagonista en la reactivación económica del país con la entrada de nuevos complejos extractivos industriales y a gran escala en minerales claves como el oro y el cobre.

(Lea: Colombia tendrá asesoría de EE. UU. para tareas mineras)

Proyectos como el de Buriticá, que se encuentra terminando su fase de construcción, Gramalote, Minesa, Quebradona y Marmato.

“En nuestros cálculos estimamos que con la activación de estas cinco iniciativas se podrían generar US$5 billones en cuatro años, 28.000 empleos y ampliar la participación en el PIB en casi un punto porcentual. Estos complejos mineros se están desarrollando, o se desarrollarán en Santander y Antioquia que podrían ser polos de desarrollo postcovid”, aseguró Juan Camilo Nariño, presidente de la ACM.

Por su parte Diego Mesa, ministro de Minas y Energía (MME), recalcó que “hay que asegurar la entrada en operación del complejo aurífero de Buriticá, en el que se producirán cerca de ocho millones de toneladas de oro, que es un incremento entre el 20% y el 22% con respecto a la extracción actual.

También se buscará que el próximo año se inicie el montaje de otro proyecto aurífero a gran escala que es Gramalote. Y siguen dos iniciativas pendientes por sus trámites ambientales que son la de oro en Soto Norte y Quebradona.

Y es que estos proyectos no solo serán importantes para las finanzas nacionales y regionales, sino que representarán un beneficio sustancial para la superación de la pobreza en los municipios con tradición minera.

Así lo demuestran las cifras del Dane, en donde los municipios mineros muestran una mejora en los indicadores de Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI), pasando de 61% en 1993 a 33% en 2018. Evidencia de ello es que más colombianos, en especial los más jóvenes del país, consideran a la industria minera como una actividad positiva para Colombia.

La ACM prevé que al cierre del año el PIB minero tendría una reducción cercana al 6%, en lo que parece un escenario favorable teniendo en cuenta que los pronósticos de Fedesarrollo para el 2020, los cuales dan cuenta de una caída en 8 de los 11 sectores económicos más importantes para la economía Colombiana.

Entre tanto las empresas del sector y pese a las condiciones continúan aportando a los territorios mineros, a la fecha se han hecho donaciones por más de $28.000 millones, destinados primordialmente a equipamiento e insumos para entidades de salud regionales y suministro de agua y alimentos para las familias más necesitadas.

La industria minera colombiana representa el 2% del PIB nacional, aporta más de 350.000 empleos directos. Solo en el 2019 la minería aportó más de $2,5 billones.

SUBE LA PRODUCCIÓN DE ORO

Las buenas noticias en el sector corrieron por cuenta del oro, cuya producción en el segundo trimestre del presente año aumentó más del 14% frente al mismo periodo de 2019, pasando de 8,7 a 10 toneladas según la Agencia Nacional de Minería (ANM).

Pese a la emergencia sanitaria por la covid-19, la producción legal de este mineral sigue en crecimiento, incluso frente al primer trimestre de este año aumentó en un 5%.

“El crecimiento de la producción de oro con todas las de la ley, en medio de esta coyuntura en la que los precios han aumentado casi el 30%, confirma la oportunidad dorada que nos ofrece este mineral para la reactivación sostenible de Colombia”, señaló el ministro Mesa.

El jefe de la cartera minero energética agregó que “es así como con la entrada de nuevos proyectos estratégicos y con el aumento de la legalidad, este sector económico del país traerá mayores ingresos por el pago de impuestos y regalías que se reflejarán en el cierre de brechas sociales y el aumento de la equidad, las cuales se verán en obras y programas”.

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido