Economía

Pago a proveedores: el país, entre los demorados

La cifra en Colombia, si bien sigue siendo muy alta, cayó respecto a los 101 de 2018.

Textil - Éxito

En 11 años, el país dobló el promedio de tiempo para realizar pagos, al pasar de 49 días en 2007 a 101 días en el 2018.

Foto: Pedro Vargas Núñez

POR:
Portafolio
octubre 01 de 2020 - 10:56 p. m.
2020-10-01

El pasado 23 de julio fue sancionada en Colombia la Ley de Plazos Justos, que obliga a las empresas, a partir del 2021, a pagarle a sus proveedores en un periodo inferior a los 60 días, y desde el 2022, por debajo de los 45.

(¿Cómo lo beneficiaría el proyecto de pago a 30 días a proveedores?). 

La razón es que por las demoras en los plazos, las micro, pequeñas y medianas empresas, presentaban dificultades de liquidez que repercutían en el funcionamiento de sus negocios.

Y es que en su estudio Financiamiento Pymes y Emprendedores 2020, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde) anotó que los tiempos de cancelación en Colombia eran muy superiores al de otros lugares del mundo.

En 11 años, el país dobló el promedio de tiempo para realizar pagos, al pasar de 49 días en 2007 a 101 días en el 2018. Según los cálculos de la Ocde, entre 2010 y el 2013 la tendencia decreció, pero desde el 2014 los registros empezaron a mostrar nuevamente un aumento.

(Proyecto de pago a plazos justos pasa a sanción presidencial). 

En Colombia, el portal económico Sectorial.co calculó, con información de la Superintendencia de Sociedades, que el promedio del año pasado fueron 96 días.

En ese sentido, es importante destacar que la nueva normativa busca generar alivio especialmente a las mipymes, que representan más del 60% del empleo en el país.

“Los orígenes de esta ley son de ejemplos que vienen dándose en otros países con como es el caso de Australia, Reino Unido, España y Chile”
, resaltó Alejandro Escobar, gerente estratégico de Sectorial.co.

Chile, el ejemplo más cercano, empezó a trabajar en el proyecto desde el año 2016, bajo el liderazgo de la Asech, (Asociación de Emprendedores Chilenos), dice Escobar. Y agrega que “la ley fue sancionada en enero del 2019. En este país los periodos de pago a proveedores deben ser inferiores a los 30 días”. Antes de esto, llegaban a 52.

La realidad es diferente en los países europeos, pues los cálculos de la Ocde dicen que para el año 2018 en Suecia, uno de los países con los números más altos se demoraban 14 días. Italia (12), Portugal (12) y Francia (11) también tienen cifras de dos dígitos, mientras que Dinamarca, con el mejor desempeño en este indicador, solo tarda 2.

POR SECTORES

Los sectores agroquímico (176), de hadware y software (173), transporte terrestre de carga (150), cosmético (144) y aceite y grasas (134), son algunos de los que más tardan en efectuar los pagos en el país. Mientras que el de café (28), combustible (42), automotriz (56), avícola (60) y de turismo (71) clasifican entre los más ágiles para las cancelaciones.

Del lado de los servicios, las compañías del sector creativo son algunas de las cuentan con estos inconvenientes. De hecho, en medio de esta coyuntura, la Unión Colombiana de Empresas Publicitarias (Ucep), comentó en conversaciones previas con Portafolio que los pagos a 180 días, usuales en el sector, han sido durante la pandemia una mayores dificultades para la liquidez.

El gerente estratégico de Sectorial comenta que es por esto que, en especial para las mipymes, ha sido necesario financiarse de diferentes fuentes más allá de los bancos tradicionales. “El venture capital en Colombia está creciendo 33%, mientras que las fintech de financiamiento tienen incrementos del orden 337%”.

“Las fintech somos un canal mucho más expedito y simple tanto para ofrecerles a aquellos que nunca tuvieron un crédito que lo puedan tener por primera vez, como para los que ya tenían pero con cupos limitados con la banca tradicional”, manifestó Esteban Velasco, CEO y cofundador de Sempli.co.

El líder de esta compañía dice, además, que los largos periodos para la cancelación de pagos a las micro, pequeñas y medianas empresas son una de las razones usuales al momento de solicitar financiamiento.

“Los ciclos cortos de capital de trabajo hacen que las compañías estresen sus flujos de caja porque deben pagar sus nóminas y compromisos mensuales, mientras sus clientes, porque ellos son proveedores de otras empresas, se pueden tomar unos días adicionales. Entonces esto es un factor que sin duda hace que las empresas acudan a mayor crédito”, añadió Velasco.

La ley de Plazos Justos, que funcionará a partir de 2021 en Colombia, establece, sin embargo, que entre grandes empresas se podrán acordar pedidos de pago diferentes.

“Una gran empresa, según la ley mipymes es la compañía que tiene un nivel de facturación superior a $76.900 millones en el sector del comercio; de más de $61.800 millones en manufactura y superior a $15.600 millones en el sector servicios”, concluyó Escobar.

María Camila Pérez Godoy
camgod@eltiempo.com

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido