Países revisan inclusión de energías renovables

En Alemania, España, México, Chile y Perú, las fuentes no convencionales no han dado los resultados esperados en la matriz de generación.

energías renovables

La oferta solo alcanzó para 38 Gw de energía que logró cubrir el 3,8% de la demanda.

123rf

POR:
Portafolio
octubre 01 de 2019 - 09:13 p.m.
2019-10-01

No todo ha sido color de rosa en los países que incluyeron las fuentes de energía renovable a la matriz de generación y, por el contrario, se convirtió en un camino lleno de espinas que ha terminado por afectar los contratos a largo plazo para la entrega de corriente al sistema.

Casos como los de Alemania y España en Europa, o México, Chile y Perú en Latinoamérica, son el mejor ejemplo de que a la hora de apelar a las fuentes eólica y solar, los primeros pasos deben marcar el derrotero para ampliar su participación a mediano y largo plazo.

(Energía limpia aportará al mundo 18% de la electricidad a fin de año).


Analistas del sector consultados por Portafolio, afirmaron que aunque no ha sido del todo fallido el intento por incluir las renovables en la matriz, porque la apuesta de estos países es grande por las energías limpias, prácticamente les ha tocado ‘desempolvar’ complejos de generación termoeléctricos e hidroeléctricos para garantizar la llamada energía en firme.

Uno de los expertos explicó que ese ha sido el caso de Alemania, país que desde hace una década adelanta la Energiewende (política de transición energética), pero que en los últimos meses le ha tocado traer al sistema sus plantas térmicas.

“La generación de energía de fuentes renovables depende las condiciones climáticas y la rotación de la tierra, por lo que el resultado ha sido una entrega irregular de corriente”, señaló una de las fuentes.

Un artículo sobre el citado tema (‘Un trabajo fallido en Alemania’) publicado en el semanario Der Spiegel, resalta que el año pasado el gobierno de la canciller Angela Merckel se vio obligado a reconocer que tenía que retrasar su eliminación del carbón y que no cumpliría con sus compromisos de reducción de gases de efecto invernadero para 2020. Y de paso, anunció planes para salir a buscar el mineral para sus plantas térmicas a los puertos de Rotterdam y Amberes.

Recalca la publicación, que la medida es transitoria, mientras se hacen los ajustes y se establece un mecanismo de almacenamiento para que las fuentes renovables puedan garantizar la energía en firme al sistema.

“La situación de Alemania fue similar a la de España, país que también anunció la reactivación de algunas plantas térmicas e hidroeléctricas”, señaló uno de los expertos.

Cabe recordar que al 2014 las naciones que hacen parte de la Unión Europea habían invertido poco más de 1 billón de euros en el montaje de proyectos de energía renovable con la misión de generar cerca de 216 gigavatios (Gw) para atender el 22% del total de la demanda en el viejo continente. Pero el balance en producción solo alcanzó para 38 Gw de energía en firme, que logró cubrir el 3,8% de la demanda.

“Es un gran paso llevar las renovables de energía a la matriz de generación, más cuando existe de por medio compromisos como los del COP 21, pero para hacerlo y que genere los resultados esperados, no solo se debe tener asegurada la entrega de energía en firme al sistema, es decir contemplar en el sistema las fuentes convencionales y no convencionales, sino además las líneas de transmisión montadas para llevarla a la red”, subrayó uno de los analistas consultados.

El experto trajo a colación el caso de Francia, país que abrió cerca del 10% de su matriz a la renovables, pero que precisamente en un programa de complementariedad, no solo mantuvo dentro del sistema interconectado las plantas térmicas a carbón y gas, sino además las centrales hidroeléctricas y los complejos nucleares.

Para el gobierno galo, según explicó el analista, la prioridad está en mantener en firme el suministro de energía a todo el territorio, situación que no se presenta con las fuentes renovables por su intermitencia para entregar la corriente necesaria al sistema interconectado.

Inglaterra es otro de los casos en el que la inclusión de las energías renovables al sistema se está dando con cautela.

PERÚ, CHILE Y MÉXICO

Los gobiernos de Chile, Perú y México adelantaron sendas subastas de energía para contratos de largo plazo, con el fin de llevar las energías renovables a la matriz de generación. Sin embargo, una vez realizados los procesos en cada uno de los respectivos países, en donde llamó la atención las tarifas competitivas que se ofrecieron en las subastas, la mayoría de iniciativas no lograron sortear la estructura financiera y menos su montaje. La razón: el no garantizar la energía en firme y las tarifas bajas llevaron a que los ganadores desistieran.

Siga bajando para encontrar más contenido