‘Pasajeros en América Latina cayeron en 170 millones’

Rafael Echevarne dijo que las terminales aéreas de la región perdieron US$1.200 millones entre enero y junio.

Rafael Echevarne, director del Consejo Internacional de Aeropuertos de A. Latina y Caribe.

Rafael Echevarne, director del Consejo Internacional de Aeropuertos de A. Latina y Caribe.

Archivo particular

POR:
Portafolio
agosto 05 de 2020 - 07:51 p.m.
2020-08-05

Al igual que ha sucedido con diferentes renglones del transporte que operan en América Latina, los aeropuertos de la región tampoco se han salvado de los impactos derivados de estrictas cuarentenas y del endurecimiento de las limitaciones para operar.

(Costos fijos agravan la crisis que atraviesa el sector aéreo nacional). 

Rafael Echevarne, director general del Consejo Internacional de Aeropuertos de América Latina y el Caribe, le contó a Portafolio que en el primer semestre en la región dejaron de moverse 170 millones de pasajeros y reveló que los niveles de tráfico en la región volverían a normalizarse hasta 2024.

La conectividad aérea de América Latina ha tenido afectaciones sin precedente en los últimos cinco meses. ¿Qué puede esperarse para la región?


Esta ha sido una crisis que nadie se la esperaba y es la más grande que ha afectado a la industria de la aviación desde sus inicios. Desde mediados de marzo comenzaron a cerrarse los mercados aéreos de Latinoamérica. Hasta entonces, enero y febrero habían sido de crecimiento en transporte aéreo (un 4%).

(¿Cuáles son las aerolíneas que dominan los cielos en América?). 


En el caso de Colombia, había aeropuertos regionales creciendo por encima de ese 4%. Pero a mediados de marzo todo esto cayó dramáticamente, de forma tal que el primer trimestre del año en la región llevó a perder 36 millones de pasajeros frente al mismo periodo de 2019. Y los aeropuertos dejaron de recibir US$700 millones, frente al año pasado.

Luego, en abril y mayo hubo una parálisis total en la región. Con excepción de tres países (México, Brasil y Chile), en el resto del continente la actividad está a cero, como en el caso de Colombia. Por ejemplo, en México hubo libertad total para volar. Pero en Brasil y Chile continuaron operaciones domésticas.

En julio, algunos países fueron reabriendo la actividad, pero aún así el tráfico tiene una caída de más del 80% frente al año pasado.

¿Cuánto tráfico aéreo se perdió durante el primer semestre del año?

Más o menos un 70% con respecto al año pasado. Esperamos que este año tendremos como mucho el 50% del tráfico de 2019. Todavía no está claro cuándo se van a abrir los mercados, es el caso de Colombia donde hay vuelos piloto.

Es incierto aún cómo va a terminar el año. Hay países donde los vuelos domésticos son más importantes y otros donde los internacionales, son prioritarios.

Por otra parte, los aeropuertos de la región dejaron de ingresar en el primer semestre más de US$1.200 millones. Además, en términos de tráfico, la caída ha sido de 170 millones de pasajeros en el mismo periodo.

Más allá de las negociaciones del sector aéreo con los gobiernos, ¿cómo recuperar la confianza de los usuarios en medio de esta coyuntura del virus?

Se ha estado trabajando en ello con los aeropuertos. Una de las primeras cosas fueron los protocolos sanitarios para asegurarnos que los aeropuertos y el transporte aéreo son confiables y, por otro lado, dar confianza a los pasajeros de que es seguro ir en avión.La propia industria desarrolló unos protocolos y luego, con la Organización de Aviación Civil Internacional (Oaci), la Iata y la OMS se desarrollaron unos protocolos. Ya se han implementado en la gran mayoría de aeropuertos de América Latina y consisten en limitar acceso a las terminales, uso obligatorio de mascarilla durante el viaje, distanciamiento físico, refuerzo de los protocolos de limpieza, entre otros.

Sin embargo, en el transporte aéreo es imposible mantener dos metros de distancia. Pero con el uso de mascarillas y con los filtros que existen en los aviones no hay riesgo de contagio. El transporte aéreo no es un vector de transmisión, queremos dar una imagen de confianza al pasajero con el refuerzo de protocolos.

En términos de trabajos, no es un secreto que los aeropuertos de la región han sido afectados. ¿Cómo piensan recuperar el empleo?

En los aeropuertos de Latinoamérica y el Caribe trabajan 430.000 personas, eso incluye personal del aeropuerto, de aerolíneas, de tiendas, de centros de distribución, etc. Hay millones de personas que dependen del transporte aéreo, pero volviendo a quienes están en las terminales debe decirse que muy pocas han cerrado, pues hay actividades como vuelos humanitarios y carga, lo cual obligaba a tener gente trabajando.

No ha habido una reducción de puestos de trabajo tan drástica en aeropuertos, pero sí es cierto que hay empleos afectados como las personas de tiendas, duty free, entre otros comercios.

Cada día que pasa sin reactivarse el transporte aéreo, van a aumentar los despidos. De hecho, ya los aeropuertos de la región empezaron a dar números rojos (en el segundo trimestre ya se vieron). Era muy raro los aeropuertos perdieran.

¿En qué momento el transporte aéreo regional volverá a niveles de 2019?

Estamos diciendo que no se van a retomar esos números hasta dentro de tres años. A duras penas, en 2024, se retomaría el nivel de tráfico de 2019. Pasará una década por lo menos para retomar la senda de crecimiento que traíamos antes.

Puede retomarse el transporte aéreo, pero no con la misma actividad. Sabemos que esto llevará a recortes de puestos de trabajo.

Por otra parte, el turismo doméstico no suplirá la caída del turismo internacional. A medida que se retrasa la reapertura, se profundizará la crisis.

Persiste la crisis de liquidez de las aerolíneas y muchos gobiernos han dicho no tener cómo ayudarlas...

Cuando se reactive el transporte aéreo las compañías aéreas no pondrán los mismos vuelos que antes. Algunas como Latam, Avianca, Aeroméxico, han presentado Capítulo 11 de protección.

Entonces, estas empresas tienen que llevar a cabo una reestructuración que pasa por reducir el número de aeronaves, de vuelos, entre otros. Por ello, muchos aeropuertos (que no son HUB regionales) verán difícil recuperar los vuelos que tenían antes.

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido