Pensiones se verían afectadas por retiros de cotizantes inactivos 

Ministerio de Hacienda solicitó la posibilidad de que se archive el proyecto de ley que permite hacer retiros de los ahorros de la pensión.

Pensión

El ahorro es la clave para que cuando las personas se retiren de la vida laboral tengan una vejez tranquila.

iStock

POR:
Portafolio
septiembre 22 de 2020 - 03:44 p. m.
2020-09-22

Las mesadas pensionales de los afiliados a los fondos privados podrían verse reducidas entre 9,8 y 5,5 por ciento, según la edad de la persona, de aprobarse el proyecto de ley que abre la posibilidad para que millones de cotizantes inactivos puedan retirar hasta cuatro salarios mínimos del ahorro que tienen en dichas entidades.

(Lea: Traslado exprés en pensiones, cerca de aprobarse en Senado)

Por ello, y por considerar que esta iniciativa (proyecto de ley 320 de Cámara) viola varios mandatos constitucionales, entre estos el de destinar el ahorro pensional a fines distintos a los de la seguridad social, el Gobierno, a través del Ministerio de Hacienda, se abstuvo de emitir concepto favorable y solicitó la posibilidad de que se archive.

En carta enviada el 7 de septiembre al presidente de la Comisión Séptima Constitucional Permanente de esa corporación, Juan Diego Echavarría, el viceministro técnico de Hacienda, Juan Pablo Zárate, expuso los motivos por los cuales no acompaña al autor de esta iniciativa, Jaime Felipe Lozada.

(Lea: La rentabilidad del ahorro pensional volvió a ser positiva)

Esta busca que los afiliados inactivos sin ingresos de los fondos privados (AFP) retiren de sus cuentas de ahorro individual (CAI) hasta cuatro salarios mínimos mensuales, poco más de 3,5 millones de pesos, para enfrentar los efectos negativos derivados de la pandemia, dineros que deben ser restituidos los años siguientes a la fecha del desembolso con intereses.

(Lea: De los recursos de la crisis solo se ha asignado el 42,7%)

A junio, cerca de 9,2 millones de afiliados a las AFP estaban inactivos (54,7 por ciento de 16,7 millones), es decir, “no cotizaban para su pensión desde hace seis meses”, explica la Superintendencia Financiera.

El proyecto de ley, advierte Zárate en su misiva, “viola directamente lo establecido en el parágrafo 5 del artículo 48 de la Constitución Nacional, que expresamente indica que ‘no se podrán destinar ni utilizar los recursos de las instituciones de la Seguridad Social para fines diferentes a ella’, al proponer el retiro parcial de los aportes a pensión para aquellas personas que se encuentren afiliadas al Régimen de Ahorro Individual con solidaridad”.

Al referirse al eventual daño económico para los afiliados, el funcionario señaló que es significativo, en la medida que no solo se verá reducido el monto de su ahorro, sino también el de su mesada pensional.

EFECTO ECONÓMICO

Cálculos del Ministerio de Hacienda indican que por cada peso que retire hoy una persona de 25 años de su CAI, verá disminuida su pensión en 12,2 pesos, teniendo en cuenta que su capital ahorrado genere una rentabilidad real mínima de 4,04 por ciento (Resolución 3099 del 2015).

Pero si el rendimiento es del 5 por ciento real, la caída en el monto de la pensión subiría hasta 16,7 pesos por cada peso que retire en la actualidad.

Los más afectados con esta iniciativa serían los afiliados jóvenes de los fondos, según estimaciones de Hacienda.

Por ejemplo, si quien hace el retiro hoy es un cotizante de 35 años, el impacto sobre el monto ahorrado y su pensión por cada peso que saque equivaldría a 7,4 pesos. El efecto se reduce a solo 6,1 pesos en una persona de 45 años y de solo 1,6 pesos para alguien que tenga en este momento 55 años y acuda a esta opción si se convierte en ley de la República.

Y si bien el proyecto contempla que esos dineros que se retiren hoy habrá que devolverlos en los dos año posteriores a la fecha del desembolso, en Hacienda dicen que “cualquier préstamo que se efectúe con cargo a los recursos de la CAI, debe asegurar que durante el plazo se paguen los intereses que se reconocen sobre la cuenta”, pues, de lo contrario, se tendría un detrimento significativo en la tasa de reemplazo en el momento de la pensión.

Dados los efectos que este proyecto tendría sobre el ahorro pensional de millones de colombianos, el funcionario recordó que para afrontar las dificultades de esta coyuntura se cuenta con instrumentos como las cesantías.

Algo en lo que coincide Miguel Largacha, presidente de la AFP Porvenir, que en entrevista la semana anterior le dijo a EL TIEMPO que este es el primer recurso que se debe agotar, en la medida que las cesantías son el verdadero seguro de desempleo con el que cuentan millones de colombianos.

“Permitir que se retire el ahorro de las pensiones es dar pan hoy y hambre mañana”, dijo el directivo al recordar que iniciativas de esta naturaleza se aprobaron en Chile y Perú, con el efecto perverso de que mucha gente usó esos recursos para comprar televisores, electrodomésticos y productos que no eran de primera necesidad.

LA EXPERIENCIA EXTERNA

Santiago Montenegro, presidente de Asofondos, gremio que representa a los fondos privados, dice que se debe pensar en formas de ayudar a las personas distintas a la de “echar mano del ahorro para su pensión”. Dejar que utilicen esos recursos “es como decirles: ‘yo te quiero ayudar, pero con tu propio dinero’. Es como decirles: ‘vendamos tu vajilla, tu sofá y posiblemente, más adelante, tu casa o apartamento’, esa no es la forma”, insiste.

Sin embargo, los autores de la iniciativa argumentan que este es un mecanismo transitorio para ayudar a millones de colombianos afectados por la pandemia, muchos de los cuales se quedaron sin empleo y sin ingresos para su sustento diario o el de sus familias.

En Chile y Perú, los retiros parciales del ahorro pensional acumulado en los fondos ya son una realidad. El Congreso peruano expidió una ley que permite retirar a los aportantes de pensión hasta 25 por ciento de los ahorros o un máximo de 3.750 dólares para quienes cuentan con más recursos.

En Chile también se dio vía libre para que los afiliados retiren el 10 por ciento de los recursos de esos fondos, con la excusa de la pandemia, pero expertos que participaron en un reciente foro virtual en el que se presentó el libro 'Reversiones: mientras Europa avanza hacia la capitalización individual, en América Latina algunos proponen volver al reparto', publicado por la Federación Internacional de Administradoras de Fondos de Pensiones (Fiap), indicaron que en ese país ya se alista otro proyecto similar para permitir el retiro de un 10 por ciento adicional.

El temor de algunos analistas es que si la propuesta que está para el debate en el Congreso de la República se convierte en ley, los recursos de las pensiones terminen financiando el consumo no prioritario de millones de colombianos, como ha ocurrido en Chile y Perú con la aprobación de iniciativas similares, causando un enorme daño en el futuro, cuando las personas se jubilen.

Otros analistas también consideran que si se da luz verde al proyecto, el Gobierno tendría que salir a conseguir recursos en el mercado para proveerles una ayuda similar a quienes cotizan en Colpensiones y que estarían en situación de inactividad frente a sus aportes, con la dificultad de que allí no existen cuentas individuales, porque los aportes van a una sola cuenta común con la que se pagan las pensiones de los jubilados.

ABECÉ DEL RETIRO DEL AHORRO DE LAS PENSIONES

​Así serían las condiciones del retiro del ahorro que propone el proyecto 320 de la Cámara:

1. Afiliados no activos sin ingresos pueden retirar hasta cuatro salarios mínimos mensuales.

2. Los recursos deben devolverse dos años después de su desembolso indexados.

3. El pago se puede hacer por cuotas.

4. Los fondos deben asesorar a quienes les falten cinco años o menos para su pensión.

5. Los fondos tienen diez días para atender las solicitudes de retiros.

6. Quienes tengan ahorrado menos de cuatro salarios mínimos solo podrán retirar el 50 %.

CARLOS ARTURO GARCÍA
Economía y Negocios

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido