Petroleras dejarían de producir 100.000 barriles día en el 2020

De seguir el precio por debajo de US$25 la unidad, el sector podría cerrar entre 25 y 30 campos y 390 pozos en el país.

Llanos Orientales

Llanos Orientales, Valle Medio del Magdalena y Putumayo, las zonas del país que se verían afectadas si se genera un decrecimiento en la operación.

Archivo

POR:
Alfonso López Suárez
abril 22 de 2020 - 10:00 p. m.
2020-04-22

Las empresas petroleras con operación en el territorio nacional están prácticamente en jaque. La producción de crudo a pérdida, con un precio del barril a la baja y enfrentando los altos niveles en los costos de operación, no les dejaría más camino que considerar el cierre de campos.

(Lea: Los efectos negativos del choque petrolero en la economía colombiana)

La situación es tan compleja que al día de hoy (al cumplirse un mes del aislamiento), y con una cotización del barril inferior a los US$25, las empresas dejarían de bombear cerca de 100.000 barriles/día.

(Lea: ¿Venezuela, al borde del ‘default’ por el desplome del petróleo?)

“Si se mantiene esta cotización por el resto del año y con el riesgo en el citado volumen de crudo que se dejaría de producir, sería el resultado del cierre de por lo menos entre 25 y 30 campos y 390 pozos en las zonas petroleras de los Llanos Orientales, Valle Medio del Magdalena y Putumayo”, señaló Francisco José Lloreda, presidente de la ACP.

(Lea: ¿Cómo es posible que el WTI cueste -US$37,63?)

El líder gremial resaltó que si estas reducciones se dan de manera gradual a lo largo del año, teniendo en cuenta los volúmenes reales del primer bimestre y el recorte que ya se reportó en marzo, la producción durante el 2020 bajaría a 815.000 barriles promedio día (bpd).

En el mismo sentido, un reciente estudio de Corficolombiana subraya que la producción petrolera del país empezará a verse afectada en los próximos meses, en la medida que algunos proyectos de producción dejan de ser rentables con precios inferiores a US$35 cada barril.

“Anticipamos una caída de al menos 9% en la producción de crudo del país, a niveles cercanos a los 800.000 bpd al finalizar 2020”, resalta el informe.

La investigación económica agrega que en 2019, el 30% de los barriles producidos por Ecopetrol provino de proyectos de recobro mejorado para aumentar las reservas bombeadas en campos maduros, pero con precios inferiores a US$30/ barril,. “Estos proyectos dejarán de ser rentables y tendrán que ser suspendidos”.

ALTOS COSTOS

Otro dolor de cabeza para las petroleras que se suma al decrecimiento de la producción son los costos de operación.

Para la ACP, el break-even para cubrirlos en el país se ubica entre US$40 y US$45 por barril, lo que indica que, por debajo de este rango, las compañías obtienen ingresos operacionales que apenas cubren sus obligaciones actuales en la fase de producción.

Registros del gremio indican que los costos de operación varían entre US$17 y US$33 por barril, e incluyen levantamiento (lifting), dilución y transporte de crudos livianos y pesados.

Al respecto, el estudio de Corficolombiana indica que “en Colombia, el 70% de la producción proviene de campos maduros, que están en operación bajo contratos de asociación con Ecopetrol (anteriores al año 2003), de los cuales una buena parte requiere inversiones altas para mitigar la declinación natural de su extracción (en promedio superior al 15% anual)”.

Además, los ingresos operacionales recibidos por cada barril de petróleo, después de aplicar los castigos por calidad que reciben los crudos colombianos, no logran cubrir los costos promedio para producir petróleo en el país.

Así, este descuento se ha incrementado como consecuencia de la sobre oferta de crudo en el mundo, pasando de un castigo de US$4/barril (2019) a US$9/barril (2020) para el crudo Vasconia, y de US$9 a US$13 para la referencia Castilla.

OTRAS VARIABLES

Pero el aspecto que termina por elevar los costos de operación es el transporte de crudo por oleoducto, que representa el 45% de la fórmula.

“Estas tarifas son demasiado altas frente al costo de producción, es por esto que son la principal preocupación de las empresas, pues son un costo no gestionable por ellas debido a que están reguladas por el Ministerio de Energía”, señaló el presidente de la ACP.

Para el sector petrolero del país es fundamental que este gasto sea revisado, no solo por el momento de crisis de precios y por la sostenibilidad de la industria a corto plazo, sino que la metodología actual debe reformularse de manera estructural hacia el futuro, ya que en su versión actual no tiene en cuenta la afectación de los remitentes por las variaciones de volumen y/o costos.

Finalmente, una de las variables que demuestra el mal momento por el que pasa el sector petrolero del país son las refinerías, segmento de la operación bajo la batuta de Ecopetrol que están trabajando por debajo de su capacidad.

“La de Barrancabermeja lo hace con la mitad de su tarea. En la actualidad está cargando entre 110.000 y 120.000 barriles/día, cuando su tope es de 220.000 barriles/día. La de Cartagena lo hace a 110.000 barriles/día, de un total de 150.000 barriles/día”, explicó un vocero de la petrolera.

Alfonso López Suárez

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido