PIB per cápita crecería 9,6% por nuevo cálculo censal

Analistas explican que gran parte de las cifras usadas para el Plan de Desarrollo serían modificadas, por ‘tener’ 4,5 millones de colombianos menos. 

Colombianos no están satisfechos con su profesión

Archivo Portafolio

POR:
Portafolio
noviembre 07 de 2018 - 09:25 p.m.
2018-11-07

El cálculo censal que mostró que en el país hay 45,5 y no 50 millones de habitantes tiene a más de un economista y funcionario echando números para ajustar buena parte de las cifras nacionales, las cuales se venían haciendo con las proyecciones erróneas.

Indicadores como PIB per cápita, tasa de pobreza, acceso a servicios públicos, déficit habitacional y tasa de homicidios son algunos de los que el Gobierno y los analistas tendrían que recalcular para encontrar la ‘verdadera’ Colombia en esta materia.

(Lea: ‘El desfase’ del censo llevaría a revisar las cifras nacionales). 

CALCULADORA

De hecho, según César Caballero, el descache real del censo será menor a los 4,5 millones de personas que dijo el Dane, pero, en cualquier caso, “las tasas de cobertura en alcantarillado, salud y muchos temas son mayores de las que se pensaban, pero otros menores, como el caso del giro de subsidios o transferencias de la Nación”.

Por su parte, Jorge Bustamante, exdirector del Dane, indicó que más allá del error frente a lo proyectado, este cambio de número modifica gran parte de los indicadores que maneja el Estado, y que también le entrega a organismos multilaterales como el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), entre otros.

Por ejemplo, el PIB per cápita aumentaría un poco más de 9%, ya que pasaría de cerca de $19,7 millones a $21,6 millones, por cuenta del menor número de personas que tendría el país.

“Según esto, habría un menor déficit de vivienda, menos cupos de educación superior, y se altera todo el sistema de transferencias, entre otros. Ahora, Planeación Nacional tendrá que recalcular buena parte de las bases del Plan de Desarrollo y corregir hacia atrás todas las proyecciones”, agregó Bustamante.

Estos datos, no obstante, son para Caballero anticipados, si se tiene en cuenta que, en su concepto, hubo una subestimación de la población y esta sería en realidad de 47 millones, cifra que está más cercana a la proyección del reloj del Dane.

MÁS AJUSTES 

Otro cambio importante que tendría el país sería el número de personas en condición de pobreza, que según un cálculo hecho por Enrique Gilles, doctor en Economía y Coordinador del Doctorado en Gestión de la Universidad EAN, daría que este número no fuera de 13,5 millones de personas, sino de 12,2 millones.

En el caso de la pobreza multidimensional, en la que están 8,9 millones de ciudadanos (con la base total de 50 millones), de esta habrían ‘salido’ casi un millón, solo con el bajonazo del dato de toda la población colombiana.

Según Gilles, “mientras que el PIB per cápita aumenta, ya que se trata del mismo ingreso ‘repartido’ entre menos personas, los restantes indicadores mostrarán una disminución, porque se baja la población total”.

En este sentido se encuentran, por mencionar algunos, los casos de déficit habitacional y tasa de homicidios. El primero tiene hoy una cifra de 5,5% (2,7 millones de unidades habitacionales) y este mismo dato –con 45,5 millones de colombianos– daría que en realidad hacen falta 2,5 millones, lo cual cambia todo el panorama de cuántas casas y apartamentos tendría que proyectar el Ministerio de Vivienda.

Caso similar sucede con la segunda cifra, si se tiene en cuenta que hoy en día la tasa de homicidios en el país es de 28 por cada 100.000 habitantes, según datos del Ministerio de Defensa, en tanto que con la nueva base de ciudadanos, esta se habría ‘reducido’ en el papel a 25 por cada 100.000.

EFECTO REAL DE LOS CAMBIOS DE POBLACIÓN 

De acuerdo con un asesor de Dane y experto en censos, “el Gobierno tendrá que hacer algunos ajustes en las cifras, pero lo importante es que una vez se hayan ajustado por expertos independientes los resultados censales, se implementen métodos flexibles de proyecciones, que permitan hacer ajustes a medida que se obtienen nuevos datos de los componentes demográficos. Es decir, algo como lo que usa la oficina de censos de los Estados Unidos”. En plata blanca, esto quiere decir, entre otras cosas, que habría que reestimar la población hacia atrás y hacia adelante, con base en los resultados censales de este año.

Siga bajando para encontrar más contenido