Plataformas, en la mira del Distrito para tributar y ser reguladas

Con ‘Plan Marshall’ y proyectos del Congreso aumenta la discusión. Sector da su posición.

Uber

De acuerdo con Fedesarrollo, las plataformas tienen una participación de entre el 0,2% y 0,3% del PIB. 

CEET 

POR:
Portafolio
agosto 13 de 2020 - 10:40 p.m.
2020-08-13

En días pasados la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, radicó en el Concejo de la ciudad un proyecto denominado ‘Plan Marshall’ que con un paquete de incentivos, así como con un cupo de endeudamiento, busca reactivar la economía de la capital.

(Lea: La posición de los comerciantes frente al ‘Plan Marshall’ de Bogotá)

En un aparte de la propuesta también se planteó que las plataformas digitales incrementen en 13,8% el tributo que realizan a través del impuesto ICA, tras ser consideradas como una de las actividades menos impactadas durante la emergencia. Al respecto, los representantes del sector reaccionaron.

(Lea: Congelar el predial y otros incentivos del ‘Plan Marshall’ de Bogotá)

“Debe tenerse en cuenta que el comercio electrónico es una industria que es transversal a distintos sectores. Tal y como lo estipula la ONU no existe una clasificación industrial específica, sino que le corresponde la de actividad industrial subyacente. Gravar a una tasa diferencial estas actividades desplazará los costos tributarios a las empresas de ventas en línea, independientemente del sector”, afirmó María Fernanda Quiñónez, presidenta de la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico (CCCE).

Por su parte David Luna, presidente de Alianza In -el gremio que reúne a las plataformas digitales del país-, calificó como “valioso e importante” el ambicioso plan de reactivación económica que busca generar oportunidades para los más afectados por la pandemia.

Sin embargo, advirtió que “proponer un aumento en las tarifas al comercio electrónico puede ser contraproducente para los más afectados, por ejemplo restaurantes y tiendas de barrio. Ellos han visto en los canales digitales un salvavidas para mover sus productos y para disminuir los contagios”.

Es importante resaltar que, de acuerdo con un reciente informe de Fedesarrollo referente a esta actividad, las plataformas tienen una participación de entre el 0,2% y 0,3% del PIB.

PLATAFORMAS DE TRANSPORTE

A propósito de esta nueva discusión, vale la pena resaltar que son cerca de 10 proyectos de ley radicados en el Congreso que buscan reabrir el debate en torno a plataformas como Uber, Didi y Beat.

En este sentido, dos de ellos van encaminados tanto a la regulación -incluso bajo la supervisión del Ministerio de Transporte-, así como al establecimiento del pago obligatorio de la seguridad social para quienes trabajan en esa actividad.

“Es muy importante que se empiece a dar una discusión sobre la protección social de los nuevos modelos de negocio. No obstante, hay que entender que son modelos que plantean una disrupción y unas nuevas discusiones sobre cómo debería darse esa seguridad social para hacer viable el modelo de negocio y para hacer efectiva la protección de las personas que utilizan las plataformas para generar ingresos”, aseguró la presidenta de la Cámara de Comercio Electrónico.

De acuerdo con el estudio de Fedesarollo, el número de colaboradores en plataformas de transporte y domicilios es cercano a los 200.000, un 0,9% de la población ocupada.

“Colombia está ante la oportunidad de tener una reglamentación moderna, que permita transformar al país hacia una sociedad más incluyente, más segura y con ciudades más inteligentes, gracias a los avances que ofrece la innovación y la tecnología. El bienestar de las personas y las nuevas formas de generar ganancias son premisas fundamentales en la construcción de estas propuestas”, anota Uber.

Por su parte, Didi asegura que “a la hora de establecer cómo operarán estos esquemas de protección, será fundamental tener presente que la actividad de las plataformas es de intermediación. En el caso nuestro, alrededor del 90% de los ingresos generados en las solicitudes son directamente para el socio, no la plataforma”.

Finalmente, frente a la regulación, Beat resalta que hay que buscar un marco regulatorio en el que las aplicaciones de movilidad y los demás actores del sector puedan coexistir bajo unas normas claras. La compañía añade que “es fundamental reiterar que quien nos regule debería tener en cuenta que la tecnología es el soporte principal”.

Según el estudio hecho por Fedesarrollo, el 30% de las firmas aliadas aseguran que las plataformas han incentivado el pago de impuestos.

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido